Home»Politikkón»UN PROBLEMA QUE NOS ATAÑE.

UN PROBLEMA QUE NOS ATAÑE.

0
Compartido
Pinterest Google+

Droga(Articulo de OPINION).

Por Ciro.

Los  miles de muertos que han regado con su sangre las calles de esta frontera están dejando una profunda huella en la sociedad juarense originando  que vivamos una época de dolor, rabia y de una tristeza infinita aunada a la incertidumbre, ya que parece que nadie puede frenar la ola de violencia que el narcotráfico genera.

Tal parece que los carteles de la droga que se disputan el territorio en  Ciudad Juárez, desde hace mas de dos años, debe ser entendida por las autoridades y sociedad como una organización globalizada, con negocios e inversiones no solo en la región, sino en el país y el extranjero, gracias a la complicidad a todos los niveles.

Es necesario iniciar por combatir la cultura del narcotráfico que es el aspecto más difícil  y donde  la sociedad responsable debe estimular a los alumnos de los diferentes niveles escolares construyendo proyectos que sean avalados por la gente de bien, acciones que representan la contribución y el trabajo de nuestra propia coherencia ya que solo  así se puede lograr una propuesta cultural, educativa, política y social diversa.

La cuestión de la incautación de los bienes a los traficantes es el golpe más  fuerte que se le puede dar a una fuerza criminal pero en México nos cuestionamos que se hace con ellos. Los largos juicios en ocasiones evitan  que estos puedan ser destinados a auténticas actividades sociales.
Colusión política, económica, convivencia social, complicidad de los encargados de combatir el hampa solo  esta causando  la desesperanza de muchos que piensas que las cosas no van a cambiar nunca, aunque también hay los resignados y los indiferentes.

Es necesario una  acción permanente de promoción  de la justicia y la legalidad en cada uno de los aspectos de la vida, sus labores y las luchas sociales  ya que el secreto del cambio esta en ser protagonista de los hechos con proyectos y objetivos claros. Basta de política sucia, corrupción y palabrería.

No podremos hablar nunca de victoria en contra del narcotráfico si no hay una reconstrucción total de la  ética pública que realmente castigue las relaciones con los carteles  y su economía.

En los tribunales hay condenas a traficantes pero este no es el triunfo que la sociedad de bien pretende ya que si  no cambiamos en la juventud la fascinación y el carácter emulativo  de la fácil riqueza, todo lo que hagamos en el combate no vamos a vencer.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

BAJO RESERVA, Lunes 21 de Diciembre.

Nota siguiente

PRIMER EMBARQUE A JAPON.