Home»Politikkón»TORRE FUERTE: RAMÓN GALINDO ES, RIVAL ‘A MODO’…

TORRE FUERTE: RAMÓN GALINDO ES, RIVAL ‘A MODO’…

0
Compartido
Pinterest Google+

Ramؚón Galindo, rival ‘a modo’…/

El recién destapado precandidato del PAN al gobierno de Ciudad Juárez, el exsenador y actual representante del mandatario estatal en la ciudad, Ramón Galindo Noriega, no es la opción viable de triunfo para el partido político del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

El también exalcalde de Juárez, que desea emular al priísta y dos veces presidente municipal, Héctor ‘Teto’ Murguía, estará en un serio predicamento cuando esta misma semana salgan a la luz pública una serie de irregularidades al interior de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), donde mantiene atrincherado a su equipo político, que, literalmente ha copiado, el modus operandi del Partido Revolucionario Institucional para los tiempos de campañas políticas.

Desde el inicio de la actual administración estatal, el propio Galindo se cercioró de hacer a un lado a quienes consideraba como ‘enemigos’ en su proyecto político de 2018, y metió a Jorge Domínguez, que no logró siquiera limpiar la descentralizada del gobierno, aún llena de camuflajeados priístas y de grupitos que, al menos burocráticamente, siguen ostentando el poder al interior de la JMAS. Siguen siendo factor de peso y de decisión.

El grupo de Manuel Herrera, que ha hecho valer fuerza y condición para sostener la pirámide de la ingeniería en la Junta, es otra de las hebras ‘sensibles’.

Son el área jurídica y normativa, junto con el área técnica, el bastión de poder más sensible de la descentralizada, sujeta a las presiones y a las “tentaciones” de las Plantas Tratadoras de Aguas y de otros proyectos de la JMAS.

Pero ése, es apenas el comienzo del dolor de cabeza del ahora aspirante y precandidato a la alcaldía por parte del PAN.

A raíz del más reciente escándalo, pero de una vieja disputa por el poder en educación en contra del secretario Pablo Cuarón y de su gente en la subsecretaría en esta frontera, hay quienes se cuestionan qué y cómo le hará el representante del gobernador Ramón Galindo para sacar de la encrucijada y las imputaciones que se le hacen, a la hermana del mandatario estatal, Leticia Corral, quien es a todas luces, una víctima del refuego político al interior del gobierno.

Intentaron ‘amarrarle’ las manos.

Alguien con sobrada capacidad, filtró los detalles y el modus operandi de la operación que tuvo como final, el ‘sorpresivo’ tráfico de influencias y de corrupción, en el que se involucra a Eduardo García Ortega, por quien nadie allí mismo en Educación, metería las manos al fuego, además de otros funcionarios menores del área de comunicación.

El escándalo que pone hoy de cabeza a Galindo y a la hermana del gobernador, no fue, sino una mera jugada de ajedrez, mediante el cual, dicen los enterados, los perjudicados, intentaron abortar la sanción del Estado en su contra, aun cuando la decisión y la orden vino directamente de la Secretaría de Educación.

En ese perverso juego, los afectados decidieron ‘quemar’ a Leticia Corral, para evitar ser sancionados y corridos de la subsecretaría de Educación.

Se iniciará una investigación de responsabilidad administrativa, y seguramente que el resultado pondrá a cada quien en su lugar. Especialmente pagarán la factura los osados funcionarios que involucraron a Leticia en el escabroso asunto de los ‘enjuagues’ y de los pagos.

Y lo peor es, que, hasta la sobrina del gobernador, e hija de Leticia, la metieron a la lumbre, señalando que Nya Guzmán tiene una regiduría amarrada para julio de 2018.

De acuerdo a la información y a la versión de los presuntos audios, Eduardo García Ortega, segundo de abordo de Judith Soto, pretendió planear el manejo de facturas de pago para lograr recursos provenientes del área de educación:

“Vamos metiendo facturas, te las respaldo yo y las respaldas tú, las respalda Judith y le notificamos al secretario para que esté transparente, ¿entiendes?”, dice presuntamente García Ortega al inicio de la grabación difundida en YouTube.

De allí se desprende todo el chisme, y se teje la cruel historia de que la hermana del gobernador, Javier Corral, es la culpable y la ‘mano que mece la cuna’.

¿Cómo le hará Ramón Galindo para resolver el problema?

 

Barruntos de Rebelión. /

Hay inconformidad soterrada al interior del panismo, porque hay quienes ven en Ramón Galindo al ‘Delfín’ del gobernador de Chihuahua, lo que ha generado malestar por la falta del llamado “piso parejo” que desde hace semanas exige el otro de los aspirantes a la candidatura, el abogado, Carlos Angulo Parra, a quien muchos militantes azules ven como el auténtico contrapeso al mismo gobierno que encabeza Javier Corral.

Kilo por kilo, dicen que Carlos Angulo es mejor fajador, y que es más auténtico y más natural en sus propuestas y proyectos de gobierno.

Desde hace algunos días, algunos amigos y allegados a Angulo lo están presionando para que exija que el representante del gobernador en la frontera pida licencia, y ofrezca muestras de equidad y voluntad de competir en igualdad de condiciones con sus rivales al interior del panismo en Ciudad Juárez.

Las encuestas del Comité Directivo Estatal del PAN están a la baja. No convencen a la militancia albiazul, y hasta creen que Ramón Galindo Noriega es en verdad un rival ‘a modo’ para los contendientes de otros partidos en el proyecto político de 2018. “Un cartucho quemado”, empieza a circular en las redes.

Por lo anterior ya corren en las redes sociales versiones de que el precandidato Galindo es la imagen misma de la derrota, luego de los intentos fallidos del gobernador de imponer a personajes de la talla de la millonaria empresaria Alejandra de la Vega Arizpe y hasta de César Ochoa, que, en su momento, también fue ridiculizado en las redes sociales como supuesto suspirantes a la candidatura al gobierno de Ciudad Juárez.

Por lo pronto al interior del propio PAN ya hay gente decidida a cuidarle las manos a la dirigencia del comité municipal en Juárez, donde manda Sergio Madero, para evitar los ‘turbios’ manejos que intenten o puedan inclinar la balanza a favor de Ramón Galindo Noriega.

 

“Revolución de conciencias”. /

Para muchos universitarios, ciudadanos y simples y mortales políticos paso casi desapercibido. No fue así.

El desplegado, un llamado robaplana en el periódico El Diario, fechado el pasado viernes 2 de febrero en la página 5-A es testigo del nuevo rostro de la comunidad universitaria a partir del mes de agosto en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

El listado lo encabeza el investigador social, el doctor César Fuentes Flores, ex presidente del Colegio de la Frontera (COLEF), y gente de la talla y la capacidad del también doctor e investigador Francisco Javier Llera Pacheco, que indiscutiblemente, de llegar a la Rectoría el doctor Ernesto Morán, tendrán mano en las decisiones del nuevo grupo en el poder de la máxima Casa de Estudios.

Y es que nada es gratuito en la vida. Ellos lo saben.

La publicación, de las pocas, por no decir contadas, que aparecieron un día después del informe del primer informe del gobernador de Chihuahua en la capital, enlista en tres columnas a cerca de 230 profesionistas, entre médicos, investigadores sociales, médicos zootecnistas, administradores, ingenieros y licenciados, que aplauden y reconocen públicamente el trabajo del gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral Jurado.

“¡Apoyamos la revolución de conciencias que desde Chihuahua hacen la transformación del país!”, rezaba el desplegado, donde el agrupamiento de profesionistas, con el mismísimo doctor Eduardo Morán, hacen del conocimiento al mandatario de que son los miembros de la Academia, y de Profesionistas de Ciudad Juárez, los que en “solidaridad y apoyo, reconocemos la iniciativa y el esfuerzo que usted ha encabezado para combatir la impunidad y la corrupción que ha trastocado la vida digna  de la ciudadanía en nuestra nación y en nuestro estado”.

Y ya entrados y emboletados, los académicos y universitarios, también hacen referencia a su solidaridad para “dignificar el trato” que en los últimos meses se ha dado a Chihuahua en materia hacendaria.

Está muy claro el propósito político de algunos de ellos, y cuyo desplegado firman, entre otros, además de César Fuentes, Eduardo Morán y Paco Llera Pacheco, la investigadora Julia Monárrez Fragoso; Luis Payán Alvarado; Francisco Ochoa Rodríguez; el director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UACH, Abraham Paniagua Vázquez, Nicolás Jurado Arredondo y Francisco Granados Olivas, entre muchos, muchos otros profesionistas y académicos que rubrican el desplegado y la felicitación al gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

 

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

DIFUNDEN AUDIO EN EL QUE DIPUTADA DESPOTRICA CONTRA EL PAN

Nota siguiente

EL ESCANDINAVO OCHOA