Home»La Columna»TORRE FUERTE: ¿QUIéN PROTEGE A LA MAESTRA?

TORRE FUERTE: ¿QUIéN PROTEGE A LA MAESTRA?

2
Compartido
Pinterest Google+

¿Quién protege a la maestra? /

El caso de la poderosa y misteriosa maestra, Rosario Portillo Ramírez, acusada por presuntos actos de corrupción, cuyas carpetas permanecen en el limbo jurídico de los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH) no ha impedido que la profesora y excoordinadora de educación de los maestros federalizados, siga cobrando un sueldazo de 46 mil pesos mensuales, según los registros de la pagaduría.

El caso de la depuesta maestra, que fue destituida a finales del mes de febrero, empero, no ha sido motivo para que alguien brinde oficialmente una explicación en torno a Rosario Portillo Ramírez, a quienes los maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), sin restarle las particularidades que se viven en los Colegios de Bachilleres y en la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ), ilustran como el más claro ejemplo de la corrupción de educación en el gobierno de Javier Corral Jurado.

El pasado 8 de mayo, los maestros mostraron algunas pruebas de las denuncias en relación a los manejos de la influyente profesora aliada del Partido Acción Nacional, a quien la acusan con documentos, es decir, le acreditan, irregularidades en asuntos de “interinato”, “permisos prejubilatorios”, “permisos particulares” y el presunto “desvío de claves” y de “recursos”, que son suficientes para que el caso sea turnado a otra instancia superior para investigar y aclarar la supersobrevivencia de la maestra, que aseguran es protegida por una autoridad superior, incluso arriba del profesor Manuel Arias, coordinador de educación a nivel estatal.

De ese tamaño es el caso de la intocable maestra, en un asunto que evade, porque dice que no es su responsabilidad, la profesora Judith Soto, que hace un par de días, simplemente derivó el seguimiento del caso particular de Rosario Portillo a la maestra Emma Lozano, que a su vez, si apenas pudo señalar que ese caso sigue ahí, como hace algunos meses, en el jurídico de la SEECH. Es decir, en un punto de congelación y sin aparente acceso para nadie.

En su descargo y al margen de los resultados de la investigación, extraoficialmente y por pura corazonada, se sabe que la profesora tiene señalados a un grupito de maestros que desde tiempo atrás la han confrontado políticamente y en intramuros en el magisterio. Y de allí, ni la respiración de la profesora.

Pero el soterrado caso, muy similar por cierto, en eso de los afectos y la protección de los superiores, a la situación que vive la directora de los Colegios de Bachilleres, Teresa Ortuño Gurza, ha convertido a Rosario Portillo Ramírez, en el nuevo signo de la impunidad.

Ni siquiera el representante del gobernador de Chihuahua en Ciudad Juárez, el exalcalde Ramón Galindo dijo conocer del caso. O a lo mejor, pecó de mentirosillo.

Lo que saben los detractores de la maestra, es que por ahora Rosario sin cargo alguno, y ni siquiera el gis en el pizarrón, o función parecida, sigue cobrando mes con mes 46 mil pesos, y así lleva más de cinco meses desde que fue separada de la coordinación de educación por presuntos actos de corrupción. Otro aspecto, que tampoco ha sido, ni confirmado, como tampoco negado por las autoridades de educación en Chihuahua.

Los reportes han sido llevados hasta la oficina del profesor Manuel Arias y ante la Subsecretaria de Educación, pero nadie da respuesta al espeluznante caso de presunta corrupción que ha enfrentado en una larga batalla a los maestros de la sección 8, que exigen la consignación de la profesora.

En la guerra de resistencia, los maestros no han bajado la bandera y piden que el Secretario de educación en el estado de Chihuahua, Pablo Cuarón Galindo se ponga las pilas.

El asunto acusa la sospecha de complicidad al interior de las distintas oficinas de la SEECH en el estado de Chihuahua. Es un asunto de corrupción que se ha ventilado, y del que nadie explica el por qué, aun cuando la maestra dejo el cargo y responsabilidad en la coordinación, sigue cobrando.

Hay encono de los profesores de la sección 8, que han pedido mil y una explicaciones a los jefes de la SEECH, que a contracorriente, siguen ordenando que se siga pagando a la maestra porque comulga y es partidaria del ‘Nuevo Amanecer’.

No hay lógica, ni explicación. El affaire de la maestra Rosario Portillo con los maestros de la sección 8, sea vuelto un caso que ya raya en el cinismo de la corrupción.

 

¿Quién era el ‘Gato’ Weckmann?. /

Después de que Jesús Lujan Weckmann, fue asesinado el pasado lunes por la mañana en un parque de Guadalajara, donde el hombre hacía sus ejercicios, se han desatado muchas conjeturas en torno al verdadero personaje, del que se dice, era no sólo el capo di tutti capi de la organización criminal más importante del estado de Chihuahua, sino el único hombre con poder financiero, ese que ofrece el narcotráfico, que se hablaba de tú con el exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jaquez.

En ese nivel, habría recibido no solamente la protección del exgobernador de Chihuahua, sino del Jefe de la Policía Estatal Única, Pablo Ernesto Rocha, designado el 11 de abril de 2014, cuya fecha marca el fortalecimiento de la estructura del narcotráfico en los 67 municipios de Chihuahua, pero particularmente 15 municipios –algunos de ellos hoy bajo fuego-, localizados en la zona serrana.

La información fue presentada en su momento, con santo y seña: nombres, estrategia y coordinación, responsables y otros pormenores, a quien desde entonces vio en la corrupción y el narcotráfico, el filón de oro, que lo convertiría en el candidato y posteriormente, gobernador del estado de Chihuahua: Javier Corral Jurado.

Asómbrese, pero Jesús Lujan Weckmann, a quien apodaban en ‘El Gato’ era pariente del obispo de la Iglesia Católica, Constancio Miranda Weckmann, y si del caso muy poco se ha dicho, y a lo mejor ni investigación a fondo se da, es por la parentela y la influencia del poderoso hombre del clero.

En Chihuahua, ya es un secreto a voces, que El Gato Weckmann era no solamente el jefe de jefes de Arturo Quintana, El ‘80’ en la zona serrana, sino el verdadero enclave con Pablo Ernesto Rocha y, muy posiblemente con el exfiscal general del Estado,Jorge González Nicolás, a quien era obvio, que desplazaban en las decisiones de mando y estrategia en la protección;

Pablo Ernesto era el polizonte malo, Jorge Enrique González era el bueno. Es más, hasta pecaba de ingenuidad.

Ambos, amigos del actual alcalde independiente de Juárez, Armando Cabada Alvídrez, quien también, de acuerdo a fuentes fidedignas, había recibido instrucciones superiores ligadas a Jesús Weckmann para acomodar a sus alfiles al frente de la Seguridad Pública en Ciudad Juárez, tal y como ocurrió, y haciendo a un lado al gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Se sospecha que esa, y ninguna otra, fue la verdadera razón de peso, por la que Armando Cabada decidió, sin consultar, ni a los juarenses, ni al gobernador de Chihuahua, meter como jefes policiacos a los personajes de marras.

Hoy, aún, quedan vestigios en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, donde la operación, estrategias y mando, además del control de la información al interior de la corporación, siguen en manos de inamovibles funcionarios allegados a Pablo Ernesto Rocha. Los nombres ya son muy conocidos.

Hoy a escasos días de la ejecución de El Gato Weckmann, curiosamente sin resistencia alguna y sin protección de sus pistoleros, se cierna la amenaza de un reacomodo de grupos con la consiguiente cuota de sangre.

Hay una alerta discreta en la capital, pero tan discreta, que parece no incomodar a los chicos malos del crimen organizado.

La influencia de Weckmann en los azarosos asuntos del narcotráfico y en la operación de lavado de dinero en los negocios, estaba no sólo sobre Cuauhtémoc, Las Chepas, la región general del Noroeste, sino que trocaba en las dos principales ciudades del estado: la frontera de Juárez y Chihuahua, la capital del estado.

Oficialmente la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, a través de su aparato de inteligencia ha ubicado a Jesús Lujan Weckmann, ‘El 80’ y como superior del narcotraficante Arturo Quintana, de Roberto González Montes ‘El 32’. Y a manera de broma y de chunga, vaya usted a saber, se dice que el independiente de Juárez, Armando Cabada Alvídrez es El ‘44’.

Weckmann, el primo de Don Constancio Miranda Weckmann era la cabeza, según fuentes policiales, de la ‘Línea’ y del Nuevo Cartel de Juárez.

Que nadie se asuste pues de lo que dijo ayer Gerardo Aranda, expresidente de Coparmex nacional en tierras de la capital del estado, que el crimen organizado “gobierna” diversas regiones del país, y ahí está incluido Chihuahua.

 

Lilia Guadalupe dejará el Senado. /

La senadora Lilia Guadalupe Merodio Reza pedirá licencia al Senado de la República, y buscará contender y hacerle frente al reto lanzado ayer por Omar Bazán en Ciudad Juárez.

Lilia deja otra vez el escaño por segunda ocasión, luego de que, literalmente se lanzó al vacío, al hacerlo en 2016, para contender por la candidatura al gobierno de Chihuahua.

En aquella ocasión Lilia Guadalupe Merodio prendió dos velas. Hizo pacto y le juró lealtad en público al entonces candidato a gobernador, Enrique Serrano Escobar, y le operó también, y eso lo saben los empresarios y cuates de Miguel Zaragoza Ito, al independiente Armando Cabada.

Los empresarios amigos de Miguel, Lilia, Armando y de Arturo Muñoz del Grupo Smart, que se reunieron en más de una ocasión para apoyar con dinero y estrategias al proyecto del Independiente, y de eso pueden dar fe, Polo Canizales, Federico Solano y otros que fueron testigos de esos encuentros.

Con todo ese historial de alta traición, Lilia Guadalupe se aventará al ruedo y ya se sabe que la senadora, reaparecerá en horas por estas tierras fronterizas.

La ‘protegida’ de César Duarte pues, quiere dar la batalla y le ha tomado el reto a Omar Bazán, a menos de que se trate solo de otra estrategia de negociación para poder legitimar la democracia al interior del PRI.

Y allí todo es posible, y caben todas las conjeturas.

El próximo martes tomará el escaño la diputada federal, Adriana Terrazas Porras, que es la suplente de Lilia Merodio en el Senado.

De Lilia Merodio también se habla de que su caso, de acreditarle traición al partido, podría ser turnado a la Comisión de Honor y Justicia del partidazo.

Y esas son las últimas noticias surgidas del altiplano y de las palpitaciones de la senadora, que nunca ha dejado su protagonismo.

 

Se fue el ingeniero Humberto Morales/

Ayer por la noche se nos reportó el fallecimiento del eterno exdirector del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez y años después, Rector de la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez: Carlos Humberto Morales Moreno.

Trabajo en el último tramo de su vida pública en el gobierno del dos veces exalcalde de Juárez, Teto Murguía en el área de educación y cultura, en la administración municipal 2010-2013.

El hombre padecía de una enfermedad terminal, y ayer dejo de existir.

En Facebook surgieron diversos comentarios y condolencias, en torno a una persona con “gran trayectoria profesional”. Descanse en paz el ingeniero Humberto Morales.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

Commentarios

comentarios

Nota anterior

BANXICO PONE NUEVA MONEDA DE 20 PESOS EN CIRCULACIÓN.

Nota siguiente

MADERA: RECLAMAN A GOBERNADOR, Y LE PIDEN FIN A LA INSEGURIDAD