Home»Politikkón»TORRE FUERTE: PERIODISTAS, ‘CANDIDATEABLES’ EN 2018…

TORRE FUERTE: PERIODISTAS, ‘CANDIDATEABLES’ EN 2018…

1
Compartido
Pinterest Google+

Periodistas, candidateables en 2018. /

Ante el descrédito y la impopularidad que mantuvo al PRI de Chihuahua fuera del ‘foco’ de los electores en la jornada electoral de 2016, los priístas están generando diversos planes en torno, no sólo a cómo rescatar la credibilidad del partido y acercarlo a la sociedad, sino a quien elegir como candidatos para la elección constitucional de 2018, que, por primera vez, empatará las elecciones federales y locales.

La cantidad de priistas que busca sacrificarse para las siguientes elecciones, supera las expectativas que algunos de los dirigentes y líderes de ese partido se habían creado, partiendo de la tradicional ortodoxia política, que generaba esa corriente de verticalidad de “candidatos” surgidos tradicionalmente bajo el esquema de los compromisos, el compadrazgo o la amistad y lealtad a toda prueba. Y eso parece que va en vías, no de extinción, pero sí de reducir sus cotos de poder, entre los líderes y mandos de la operación política y corre por igual, entre los jefes de los tradicionales sectores del partidazo.

Por ahora, ha surgido y se promueve entre los subterfugios de esas líneas de influencia y operación política del PRI, los nombres de algunos comunicadores que se mencionan, en las listas de los posibles candidateables bajo una especie de plan ‘B’.

Ya se mencionan, para no decir que aparecieron en alguna lista de los influyentes políticos, los nombres de los periodistas, Héctor González de Televisa, y Eleazar Lara Gavaldón de la empresa Televisión de la Frontera (Canal 5), que están siendo mezclados con los nombres de los empresarios y políticos que por igual tienen aspiraciones y suspiran por llegar -como quien prepara un cóctel-, en la configuración de un nuevo rostro en el PRI, que sigue arrastrando las viejas y tradicionales estructuras de los sectores, de los comités y colonias, donde el voto valdrá más que el oro en las elecciones de 2018. Será la misma elección para elegir presidente de la República.

Y quien en ese contexto de participación política ya destapó sus aspiraciones fue otro periodista: Pedro Torres Estrada, diputado por Morena en el congreso local, quien ya dijo que sí va en la boleta de 2018 por el partido de Andrés Manuel López Obrador.

No se restan los méritos de nadie en política. Pero es muy posible que, por la inercia de los movimientos sociales y los cambios que quiere la sociedad, los nombres de los suspirantes priistas, la diputada local, Adriana Fuentes Téllez, la diputada federal, Adriana Terrazas Porras y la senadora Lilia Merodio Reza, solo para mencionar a algunos, cada cual, con sus filias, dineros y proyectos políticos, no les alcance para convencer a los desilusionados electores y a la clase pensante de Ciudad Juárez.

Algunos de esos bellos rostros ni siquiera hacen ‘click’ con la gente de las colonias y ni qué decirles de algunos berrinches que hacen algunas de esas mujeres en algunos restaurantes, que no miden las consecuencias de sus actos antes los comensales.

Una de ellas, hoy “representante popular”, no más faltó que agarrara a golpes a uno de los chefs de un restaurante especial de mariscos de las avenidas Américas y 16 de septiembre, cuando la envalentonada política, le reclamó y de fea manera, el que la cocina de ese restaurante no tuviera el postre de su ‘exquisito’ y predilecto gusto.

Algunos de la conocida mujer sufrieron en carne propia la vergüenza de la frivolidad de una mujer que aspira a convertirse en la candidata a presidente municipal por el PRI.

Por casos como el ejemplo anterior, la gente de abajo y la de arriba, está harta de empresarios y políticos que se mantienen divorciados de las buenas causas, de la nobleza y la sencillez que exige la política en estos momentos de transición.

Por lo pronto si el río suena, es porque agua lleva. Y en el PRI están conscientes de que necesitan romper los viejos esquemas y que requieren de candidatos con liderazgo y que sea bien vistos antes la sociedad.

El PRI de Omar Bazán trae varios planes para la reconstrucción del partido, y uno de ellos -según ha trascendido-, es contar con rostros nuevos y con candidatos externos, pero con trayectoria y liderazgo entre la gente, que le puedan aportarle y no restarle al partido en la contienda del próximo año.

 

Omar Bazán en México. /

Por lo pronto quien se mantiene haciendo la talacha para su partido y para los alcaldes que son de extracción tricolor en Chihuahua, es la dirigencia estatal.

Omar Bazán pastoreó a una treintena de alcaldes priistas de Chihuahua que estuvieron en México haciendo presencia y ejerciendo presión para que, en 2018, año electoral, sean tomados en cuenta dentro de los programas, no solo de su partido, sino en los programas de gobierno, aunque el estado de Chihuahua esté pintado de azul.

Ya se puso de ‘modo’ el exadministrador de la Aduana Fronteriza de Ciudad Juárez y actual titular de SAGARPA, Pepe Calzada Rovirosa, que anunció que habrá programas especiales para todas las regiones del estado de Chihuahua, y todo ello, que creen, a petición del director general del ISSSTE, José Reyes Baeza, que será candidato a senador de la República.

Varios asuntos tratados por los alcaldes de los municipios de Chihuahua, tienen como conexión política la dupla de los ‘Pepes’.

Se informó que, además, la Secretaría de Gobernación incluirá a los municipios en las estrategias “de impacto”.

La bancada de legisladores priistas por Chihuahua que dirige Fernando Uriarte Zazueta en la cámara de diputados, está metiéndole candela para impulsar116 proyectos que serán directamente presupuestados y algunos de los cuales favorecerán a comunidades turísticas del estado de Chihuahua.

 

Termina el suplicio de Javier Garfio. /

Terminó el suplicio del exalcalde priista de Chihuahua, Javier Garfio Pacheco. Y le salió ‘barato’.

El también llamado ‘socio’ del exgobernador César Duarte Jáquez, es el primer Duartista sentenciado y condenado por el delito de peculado agravado.

Garfio que abandonó la cárcel ayer por la tarde en la ciudad de Chihuahua, se declaró culpable y un juez lo sentenció a 3 años de cárcel, de un hecho inédito en la historia de Chihuahua, y del que indiscutiblemente, y no se puede regatear nada.

Con la devolución de una cantidad de 328 millones de pesos, tal y como lo afirma y da por hecho el gobierno y el sistema de justicia de Chihuahua, por parte del ex munícipe, da inicio la recuperación del patrimonio que se robó a los chihuahuenses y que se atribuye al grupo político del exmandatario estatal.

El caso de la sentencia y libertad bajo fianza otorgada a Javier Garfio, lo cacaraquean en el gobierno, como un triunfo y un “logro histórico” del proceso de “Operación Justicia para Chihuahua”.

El objetivo no ha cambiado. El gobierno de Javier Corral busca llevar a los corruptos a la cárcel y resarcir el daño. Y sigue en la mira del gobernador, el exmandatario prófugo de Chihuahua, César Duarte. De eso no hay dudas.

Garfio salió libre del Cereso Aquiles Serdán alrededor de las 17:30 horas del domingo, luego de que el juez de Control, Alejandro Legarda Carreón, decidio que se cumpliera la condena en libertad, a cambio de las garantías exigidas por la ley.

El resolutor dispensó ayer la lectura de la sentencia que emitió en la causa penal 727/2017 contra el expresidente municipal, la cual se llevaría a cabo en las instalaciones del Centro de Justicia.

Por su responsabilidad en el delito de peculado, Garfio Pacheco deberá pagar la reparación del daño por 328 millones 689 mil 665 pesos, una multa de 435 mil 515 pesos y será sujeto a la inhabilitación durante tres años para obtener y ocupar cargos, comisiones o empleos de carácter público.
Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

PEMEX RENOVARá SUS FRANQUICIAS PARA QUE NO LE 'COMAN' EL NEGOCIO

Nota siguiente

EN ELECCIóN DE 2018, EL INE DARá 'MANOTAZO' SI ES NECESARIO: LORENZO CóRDOVA