Home»La Columna»TORRE FUERTE: LOS ARREBATOS Y LA IRA DE LA SENADORA…

TORRE FUERTE: LOS ARREBATOS Y LA IRA DE LA SENADORA…

0
Compartido
Pinterest Google+

Notaría, a cambio de…/

La ejecución de la ‘justicia palaciega’ sobre la humanidad del Notario Público y presidente estatal del PRI, Guillermo Dowell Delgado, el último de los ‘mohicanos’ del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez fue negociada.

Existe cuando menos una línea de sospecha fundada que apunta hacia esa conjetura.

Ya se sabía que el Notario Público, al igual que muchos otros priístas como el excandidato a gobernador de Chihuahua, Enrique Serrano Escobar y otros más que decidieron ampararse, también apareció en la lista de los tricolores, cuyos nombres solicitaron la intervención de la justicia federal en procesos de amparo. Y eso sucedió, a finales del mes de mayo.

Y allí estaba inscrito el nombre del Notario Público, Memo Dowell que pidió la acción de la justicia y del Juez en el Cuarto Juzgado de Distrito para dar respuesta al expediente y a las imputaciones formuladas por la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua.

Por eso ahora se entiende –y es más que obvio ese encuentro negociador-, de la comida y encuentro que sostuvieron el secretario general de Gobierno, Cesar Jáuregui Robles, quien ya traía en el bolsillo la encomienda de ‘ajusticiar’ a modo, al priista a quien le pidieron la Notaría Pública, a cambio del escándalo público y las imputaciones que el gobierno había preparado para buscar llevarlo a prisión.

Hasta ahora se desconocen los pormenores y los detalles de la ofensiva legal del gobierno de Javier Corral en contra del exrepresentante del gobernador y exdirigente estatal del PRI, que se convirtió en uno de los pocos priistas que hasta hace unos cuantos días, había permanecido de pie y dando la batalla.

Pero se sabe, que al igual que a otros priistas que ya están en prisión, a Memo Dowell buscaban humillarlo al punto extremo, de quien literalmente, es lapidado a pedradas y crucificado como ejemplo de la justicia del nuevo amanecer en contra de todos aquellos que estén en contra del gobierno de Chihuahua.

Y Dowell fue ese último mohicano, que de manera solitaria, casi suicida, se batió en las trincheras políticas para defender lo indefendible y para prevalecer en una guerra que los priistas perdieron aquella jornada de domingo de 5 de junio de 2016.

El nombre de Guillermo Dowell, era en política, como muchos de esos nombres que en el argot del narcotráfico, suelen estar en esas ‘secretas listas’ de los jefes de las organizaciones criminales, que están marcados y señalados para ser ejecutados.

El caso de Memo Dowell fue una evidente vendetta política pero con la suerte de que el exdirigente del PRI, tuvo la gracia de que se le concediera la negociación de entregar la Notaría Pública a cambio de permanecer en los entuertos de la grilla, y con muchas posibilidades de ser candidato natural a diputado por la vía plurinominal en el Congreso del Estado de Chihuahua.

Y dicen que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral asintió esa negociación y decidió otorgarle a Memo Dowell, ‘justicia y gracia’, con la consabida acción del gobierno para retirarle la Notaría Pública Número 12 de Ciudad Juárez, a cambio de dejarlo ‘vivo’ en los entuertos de la grilla.

Quién sabe hasta donde los alcances de la negociación y de ese encuentro entre Jáuregui y Dowell, cuando muchos sin ser duchos en la materia, saben que el gobierno no tiene elementos de peso para suspenderle la Notaría Pública al político chihuahuense.

Lo único que tiene claro el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, es que Guillermo Dowell fue alfil y uno de los últimos guerreros leales del exgobernador de Chihuahua, César Duarte y su ejecución sumaria, como en esas historias, del narco, merecían otro tipo de ‘muerte’.

 

Empresa china podría impugnar Alumbrado. /

Ahora que el presidente municipal, Armando Cabada anunció con ‘bombo y platillo’ la licitación pública nacional para la concesión por 15 años del alumbrado público en la ciudad, lanzada el pasado fin de semana, bastará que el grupo corporativo CHMX, de capital chino, impugne el proceso de licitación, al que no tuvo entrada, por nuevas anomalías y presuntas irregularidades.

En la convocatoria que se dio a conocer, aparecen, según la información vertida por el Oficial Mayor, Víctor Manuel Ortega Aguilar,  enlistadas las empresas como NL Technologies, Philips, Construlita Iluminación, Citelum, IUSA y Sola Basic como las empresas que mostraron interés en el proyecto “Juárez Iluminado”, pero no se dio entrada al grupo de China, que curiosamente fue el primero en señalar las anomalías e irregularidades de la actuación del presidente independiente, quien incluso antes de llegar al gobierno, había conseguido lámparas para llevarlas a una de las colonias más retiradas de Juárez.

En su momento, el representante de la empresa CHMX, José Luis Morales fue quien abrió fuego en el convite del asunto relacionado con el alumbrado y con el proceso de licitación. Lo hizo desde los primeros días del mes de enero, y aportó todos los detalles y la oferta que hizo la empresa de China para poder participar en la licitación, a la que, por razones que solo conoce el alcalde Armando Cabada, no fue ‘invitado’ a la fiesta de la licitación pública nacional que fue lanzada.

Hoy Morales y CHMX exigen la transparencia del proceso y podría recurrir al amparo, al quedar fuera de la licitación.

Y desde aquellos días, previos a la toma de protesta, el alcalde no ha aclarado la instalación y el ‘voluntarioso’ apoyo de una de las empresas que le entregó 300 lámparas para la colonia Villa Esperanza. El ‘secreto’ se lo llevó consigo el exadministrador de la ciudad, Francisco Duarte, que fue ‘renunciado’ por el presidente municipal, para colocar en ese puesto a su amigo y financiero de la campaña política, Rodolfo Martínez Ortega, quien a final de cuentas, se ha encargado de presionar y hacer el trabajo sucio del gobierno independiente de Juárez.

Por lo pronto, se ha convertido en un secreto a voces, que el gobierno de la ciudad entregará la licitación y contrato a NL Technologies de Monterrey, señalada por los regidores de oposición como la “favorita”, por haber entregado de ‘anticipo’ y de manera ‘gratuita’, las luminarias que el gobierno instaló en los kilómetros 27 y 30.

Y esa es la favorita del Municipio para entregarle la concesión de 15 años del servicio alumbrado público, dijo el regidor del PAN, Hiram Apolo Contreras.

“No sé yo quién vaya a ganar la licitación, ni voy a decidir yo quién gane la licitación”, dijo en su descargo el alcalde Armando Cabada.

Bastará pues que el grupo empresarial CHMX se decida a impugnar y recurrir al amparo, para echar abajo el multicitado proyecto de alumbrado para la ciudad. Y e ello depende, que la concesión sea entregada y comprometidos los recursos del gobierno de la ciudad por hasta 15 años.

 

Arrebatos de la senadora. /

La senadora Lilia Guadalupe Merodio abrió fuego en contra del priismo nacional y en contra del amigo del presidente Enrique Peña Nieto, Enrique Ochoa Reza, que conduce los destinos del PRI en todo el país.

Los nuevos arrebatos de la legisladora llegan en la coyuntura de la designación de la presidencia estatal del PRI, donde han sido los mismos priistas quienes ya le dieron la espalda a la senadora en su proyecto por buscar el llamado piso parejo, para contender en la lucha por la presidencia estatal del PRI.

Y vaya que la senadora no se midió. Pidió la renuncia del líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, de quien dijo, en la interpretación de sus palabras, es un ‘idiota’, que no conoce nada sobre la vida interna del PRI, ni de la militancia.

Dice la senadora que los “dados” ya vienen cargados a favor del presidente de la Fundación Luis Donaldo Colosio, Omar Bazán, que mañana tendrá una mega reunión con la militancia política, irónicamente, en el mismo lugar (Las Anitas), propiedad de Lázaro Flores, el lugar favorito de los eventos y festejos de la senadora de la República.

Sabrá Dios que esté pasando por la cabeza de la legisladora, que ya se peleó con medio mundo, desde Emilio Gamboa, Manlio Fabio Beltrones y Fernando Moreno Peña –a quien llamó “gangster”, y  quienes saben, mejor que nadie, las maneras y las formas cómo la senadora a logrado trepar al poder político en México, y no han sido necesariamente las más pulcras en el sistema ortodoxo del partidazo.

Lilia Merodio anda en la fiesta y ahora tiene que aguantarse los pisotones.

Ya nada más nos falta con que uno de estos días, la senadora diga que se va del PRI porque le abren las puertas en Morena, el partido de moda que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

ANALISTAS PREVéN INFLACIóN DE HASTA 6.02% EN 2017

Nota siguiente

INVESTIGAN A POLICíAS POR ROBO A BAR