Home»La Columna»TORRE FUERTE: LA VERGÜENZA Y EL MIEDO DE LILIA MERODIO

TORRE FUERTE: LA VERGÜENZA Y EL MIEDO DE LILIA MERODIO

1
Compartido
Pinterest Google+

¿Actos anticipados de campaña?. /

Ya se supo. El verdadero propósito de la recolección de miles de firmas ciudadanas el pasado fin de semana, a favor del presunto proyecto de ‘Juárez Iluminado’, tiene solo un fin para el presidente municipal Armando Cabada Alvídrez: el plan político de 2018.

Utilizará el padrón de las firmas colectadas para su relanzamiento como candidato en las elecciones a la alcaldía en 2018, pero lo hace utilizando recursos materiales y humanos del gobierno ‘independiente’, por lo que seguramente será sujeto a una denuncia electoral ante los tribunales.

Desde ayer existen decenas de quejas por parte de los empleados municipales que fueron obligados a salir sábado y domingo para participar en la ‘campaña política’ bajo el argumento de recolectar las firmas ciudadanas en favor del controvertido proyecto de Juárez Iluminado.

Hay amenazas de que algunos empleados que se opusieron y que no se presentaron a los puntos de reunión serán cesados.

Incluso nos dicen que el tamaño del apuro y preocupación del alcalde fue tal, que en uno de los eventos que debió acompañar al embajador de China, lo dejo por unos momentos, para supervisar uno de los centros comunitarios, donde empezarían con las firmas.

Hay un descontento generalizado por las mentiras y el uso y “abuso de poder” del alcalde Cabada, por lo que algunos ciudadanos ya están organizándose para marchar y protestar en contra del presidente ‘independiente’ de Juárez.

Las afirmaciones sobre las firmas obtenidas, de 50 mil y más, y otras que en memes de las redes sociales hablaban hasta de un millón, son parte de la sarta de mentiras que se han propalado y que tienen por ahora bien atorado al jefe de la comuna.

Imagínese, que hablan de que el millonario proyecto de alumbrado que quiere el presidente municipal, tiene un costo político y financiero, que supera en millones de pesos, dos veces el Plan de Movilidad Urbana (PMU), cinco veces el ‘Camino Real’ y 61 veces la ‘X’ de la Plaza de la Mexicanidad.

De ese tamaño son los despropósitos de una millonaria campaña que tiene como verdadero fondo el plan de alumbrado público y el proyecto de la reelección política. Ambas cosas se hacen con dinero, con mucho dinero y el objetivo es la reelección de 2018.

 

La vergüenza y el miedo de Lilia Merodio. /

En un auditorio que no estuvo a reventar en la colonia Dale, como era lo esperado, nos quedamos con las ganas de ver a la senadora priísta,  La afrodita de la política, Lilia Guadalupe Merodio Reza, al lado del líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza y del senador y líder de la CNOP a nivel nacional, Arturo Zamora.

No ocurrió así, porque aunque usted no lo crea, Lilia Merodio por primera vez tuvo vergüenza de aparecer en la fiesta priísta de Omar Bazán, y estar al lado de Enrique Ochoa y Reyes Baeza, y frente a la silla que ocupó su padrino y hacedor, Héctor ‘Teto’ Murguía, que le hubiera provocado seguramente un infarto.

En el fondo, además de la vergüenza, que hubiera consumido a la princesa huarache-como alguna vez la bautizó el periodista Jorge Luis Aguirre-, tuvo miedo a la confrontación de todos los priistas que ayer levantaron, literalmente en hombros, al expresidente de la Fundación Luis Donaldo Colosio, que entre baecistas, serranistas, duartistas, chelistas y algunos artemistas, fue ungido como el nuevo Rey del priismo de Chihuahua.

Estuvieron los senadores Patricio Martínez García, que tuvo que retirarse minutos antes del inicio formal de la Asamblea, por motivos de salud y la senadora y recién nombrada delegada especial del CEN del PRI en Guanajuato, Graciela Ortiz González. Y Allí estuvo también en primera fila el coordinador de los diputados federales, Fernando Uriarte Zazueta y los colaboradores chihuahuenses en las carteras del PRI nacional, la diputada Adriana Fuentes Téllez y Christopher James Barousse.

También estuvo el exgobernador de Chihuahua, Fernando Baeza Meléndez.

No estuvo presente el excandidato a gobernador, Enrique Serrano Esobar que por la tarde se dio el lujo de subir en el face una fotografía de sus actividades culinarias en su vivienda, pero estuvieron la diputada federal, Adriana Terrazas, el Síndico Aarón Yañez y otras gentes de su equipo que ya hicieron migas y alianzas con el nuevo líder estatal del priismo en el proyecto de reconstrucción del PRI estatal.

Fue un buen evento político en lo general, donde los organizadores fueron cuidadosos y ajenos a todo lo relacionado con el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, pero la pasión política estuvo ausente entre los priistas, y apenas si fue ‘salvado’ por la enjundia del nuevo líder estatal Omar Bazán y el discurso del presidente, Enrique Ochoa que se encargó de ‘aderezar’ el platillo de la reunión y de convocar a los priistas a mantenerse firmes y a levantarse tras la derrota político-electoral de ese partido.

Por cierto que el primer acto oficial del líder del PRI en el estado de Chihuahua, Omar Bazán Flores, el de la entrega de la presea “Saúl González Herrera”, en reconocimiento al dos veces presidente del partidazo en Ciudad Juárez, Guillermo Quijas Cruz, fue desdeñado por los mismos priistas de Ciudad Juárez.

Con algunas y contadas excepciones como la del hombre leyenda del PRI, Santiago Nieto; el profesor César Tapia; la exdiputada y aún dirigente del PRI municipal Mayra Chávez; la diputada Isela Torres; el líder de la CNOP en Juárez, Lorenzo Muñoz y el exalcalde Teto Murguía, centenares de priistas juarenses que debieron viajar a la capital, en solidaridad y apoyo a Don Memo Quijas, los priistas le hicieron un feo vacío.

Ni siquiera estuvo presente en ese reconocimiento al “ícono” del priismo en el estado de Chihuahua, el exdiputado local, Luis Fernando Rodríguez, líder de Juarenses A.C. quien hasta el pasado sábado algunos priistas intentaban apuntalarlo como un activo para participar por la presidencia del comité municipal, que ayer, y dicen que gracias a Lilia Merodio, se le cayó su precandidatura.

Si estuvieron, sin embargo, el enviado y estructurador de la campaña de Bazán, Wilfrido Campbell; el exdiputado federal y amigo de hace muchos años de Omar, Oscar Nieto Burciaga; el exdiputado Enrique Licón; el síndico municipal Aarón Yañez; la regidora Laura Tapia y la diputada local, Rocío Sáenz, de entre quienes saldrá el nuevo líder del priismo en Ciudad Juárez.

Ayer quedaron automáticamente fuera como posibles precandidatos, Luis Fernando Rodríguez, y el ex síndico, Fernando Martínez. Tampoco vimos a la exdiputada Laura Domínguez Esquivel.

El reto de Omar Bazán será darle la vuelta a los falsos liderazgos y a un partido que sigue atado por las prácticas de la simulación política. Y eso ayer lo vimos.

El reto para los priistas, y lo dijo Enrique Ochoa, será recuperar la “confianza mayoritaria” de la ciudadanía.

 

Dowell en las boletas de 2018/ 

El primer priista de Chihuahua que amarró ayer mismo una candidatura a una diputación y con suerte hasta una senaduría por circunscripción, con el reconocimiento público que le hizo el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, fue el Notario Público, Guillermo Dowell Delgado.

Posiblemente un garbanzo de a libra  entre los más de 700 cargos de elección popular que estarán en juego en las elecciones constitucionales de 2018 en el estado de Chihuahua.

Es sólo un rumor, pero tiene mucha jiribilla. Algunos dicen que, paradójicamente, la nueva ‘ventura’ de Dowell en la transición de poderes en el PRI, que lo coloca de facto como seguro candidato a algún puesto de elección popular por la vía plurinominal, dejo fuera al excandidato a gobernador del estado de Chihuahua, Enrique Serrano Escobar, que decidió quedarse en casita y publicitarlo en las redes sociales.

Su cocina, el sazón y los platillos, y no la política, fue su prioridad la jornada de ayer durante la visita del líder nacional del PRI, Enrique Ochoa que arribó al partidazo de la Dale, en medio de Omar Bazán y Georgina Zapata.

Los dirigentes nacional y estatal fueron generosos con Memo Dowell que no pudo ocultar su alegría.  De hecho el hasta ayer por la mañana presidente del priismo estuvo en medio de Ochoa y del senador y líder cenopista, Arturo Zamora.

A Dowell le reconocieron su trabajo y talento, y la entrega del PRI estatal en “unidad” a pesar de los berrinches de la senadora Merodio.

Enrique Ochoa Reza dijo que Guillermo Dowell estará siempre apoyado y acompañado por el PRI nacional.

 

Independientes con Gustavo Jiménez Pons./

Los independientes de Chihuahua, incluido el alcalde parrelense, Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya, que pagó el evento del Congreso Estatal de Independientes celebrado hace unos días en la llamada ‘capital del mundo’, ya apuntalaron la campaña a la Presidencia de la República, de Gustavo Jiménez Pons, perteneciente a la familia de productores de la telenovelas de Televisa, que pisará y fuerte, tierras fronterizas a finales del mes de agosto.

Jimenez Pons fue designado previamente por el Congreso Nacional de Independientes ‘Unidos por México’ como aspirante presidencial al 2018, y tiene en Irma González y Argelia Montes, a sus coordinadoras de la precampaña política.

Nos comentan que la reunión convocada en Parral, fue puesta en charola de plata por Felipe Acosta, el chihuahuita que dicen, “traicionó” el verdadero propósito de promover a Gustavo Jiménez Pons, y terminó facilitando una rueda de prensa, pero a favor del independiente alcalde de Parral, Alfredo Lozoya.

Algunos de los enterados dicen que el ‘Caballo’ Lozoya maiceó a Felipe y a algunos de los acompañantes y se hizo cargo de la anfitrionía, pero para promover su imagen.

Incluso, tampoco asistió, de entre los autenticos candidatos independientes, el abogado Sergio ‘El Independiente’  Rivera, que aseguran, se enteró de los movimientos y de las pretensiones personales de algunos de los asistentes que se mueven, no a favor de Gustavo Jimenez, sino de Alfredo Lozoya que quiere reelegirse en la alcaldía de Parral, Chihuahua.

El ‘independiente’ de Juárez, Armando Cabada Alvídrez, ni siquiera fue tomado en cuenta.

Esta misma mañana se supo que Argelia Montes de la capital del estado, será la encarga de coordinar la campaña del empresario defeño y candidato presidencial, Gustavo Jiménez Pons. Y en Ciudad Juárez, todo hace suponer que será Sergio ‘El Independiente’ Rivera quien reaparecerá en el estrado de la política.

 

Fidel vs la mafia del poder,/

El líder de Anapromex Fidel Villanueva viene con todo a Chihuahua, y en 15 días abrirá oficinas en Las Torres y asumirá la defensa de los automóviles ‘chuecos’.

Ya pidió el apoyo de la senadora priista Lilia Guadalupe Merodio y de los diputados federales, Roberto Cañedo de Morena por Baja California y de Adriana Terrazas Porras del PRI por Ciudad Juárez, para empezar asambleas y manifestaciones en las dos entidades fronterizas.

El líder de Anapromex quiere que los senadores y diputados se comprometan con la defensa y la gestión a favor de miles de propietarios de automóviles irregulares que circulan en territorio nacional, por lo que ya anunció que hará ruido en Tecate, Mexicali, Ensenada y Tijuana en Baja California, y en Chihuahua, en Ciudad Juárez y en la capital.

Por cierto que llamó la atención el aplauso a favor del alcalde de Juárez, Armando Cabada, que dijo, ha “comprendido la gestión” y la lucha por la legalidad de los vehículos a favor de la gente que tiene necesidades de transporte en automóvil propio.

“Es fácil hablar de vehículos ilegales, todos opinan y todos plantean soluciones, pero nadie hace nada”, dijo Fidel.

Comentó que los “decretos en corto” favorecen a muchos particulares en el país. Es una mafia, y entre ellos existen muchos políticos de la talla del exgobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones y muchos otros que tienen nombres y apellidos.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

OPINIóN: COMO ME LA TOQUEN BAILO

Nota siguiente

INTIMIDACIóN Y ACOSO: EXCANDIDATA DEL PAN DENUNCIA A CABADA