Home»La Columna»TORRE FUERTE: LA SOLEDAD DE LILIA GUADALUPE…

TORRE FUERTE: LA SOLEDAD DE LILIA GUADALUPE…

0
Compartido
Pinterest Google+

La soledad de Lilia Guadalupe. /

La senadora priísta por Chihuahua, Lilia Guadalupe Merodio sigue montada en su nube. Ya nadie sabe si va o viene, o si hace campaña política en el estado, o de plano, mantiene sus rabietas a todo lo que da, entre legisladores de la capital y la gente allegada al coordinador de la bancada en el Senado, Emilio Gamboa Patrón y entre la raza del líder nacional del PRI, Enrique Ochoa.

La soledad es, como la derrota en los avatares de las batallas políticas, cabrona. Y Lilia Guadalupe se siente derrotada.

Amiga y protegida del dos veces exalcalde de Juárez, Héctor Murguía Lardizábal-, que le dio de comer con manteca- y del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, a quien se le reveló en el último tramo de su sexenio, porque así convenía entonces a sus intereses mediáticos y políticos, ha perdido el piso.

La visita de Omar Bazán a Ciudad Juárez, el precandidato a la dirigencia estatal del PRI -para muchos el virtual candidato y futuro líder del partidazo para las elecciones de agosto, y sucesor de Memo Dowell-, confirmó que el exdirigente de la CNOP y dos veces diputado federal trae todas las ‘canicas’ en la bolsa. Y él lo sabe.

Aquí se reunió con ‘Teto’ Murguía -el otrora protector y hacedor de la ‘Beba’ Merodio, con Santiago Nieto Sandoval, Leonel de la Rosa, Nacho Duarte y con la gente de Enrique Serrano, lo que presagia que la decisión política, al margen de la ortodoxia política priísta, de formas y tiempos, ha sido tomada y favorece a quien trabaja la tierra, el grito de guerra de los campesinos.

Hoy Bazán confirmó que tiene el apoyo de la mayoría de los sectores en Chihuahua y el apoyo de 130 de los 160 consejeros políticos de Ciudad Juárez, que esta mañana le reiteraron el apoyo a la candidatura a la presidencia estatal del tricolor.

A Omar no le quita el sueño, ni la algarabía, ni tampoco los pataleos de la senadora Lilia Merodio que, desde hace rato para efectos de la elección de ese partido en Chihuahua, pidió piso parejo, pero que se resiste también a dejar sus posibilidades para volver a ser otra vez, parte del Congreso y con algo de suerte, la candidata a la alcaldía de Juárez en 2018. Nada.

Evidentemente, a la senadora Lilia Merodio la han dejado sola. Y todos los grupos políticos se han replegado a las decisiones y a la ‘institucionalidad’ de un partido que quiere regresar a la contienda política de 2018 y a recuperar los espacios perdidos.

“En México no está el consejo político. Yo encantado de que se registre (la senadora)” … expresó el presidente de la Fundación Luis Donaldo Colosio, en relación con los aspavientos que hace la legisladora allá en el De Efe.

Tampoco lo inquietan los señalamientos vertidos en su contra, por parte del colega Pablo Espinoza, de haber “secuestrado” la convocatoria.

Otros precandidatos como el diputado federal Alejandro Domínguez y el exalcalde de la capital, Marco Adán Quezada, que iban con Heliodoro Araiza, se han replegado.

El mismo Araiza anuncio públicamente hace unos días su apoyo a Bazán, y esa acción, desinfló a otros animosos priistas que han tenido que atrincherarse en las redes para iniciar con una campaña de rechazo a la candidatura de Omar Bazán.

En Ciudad Juárez las condiciones son diametralmente distintas. Hay muchos priistas resentidos con el PRI y con el Duartismo de Chihuahua, pero la mayoría ha decidido reagruparse para participar en la elección del presidente del Comité Directivo Estatal del PRI.

Por eso la reunión convocada por Omar Bazán fue exitosa. Allí estaban todos los actores políticos de los últimos años. Desde Teto Murguía, sus hermanos Luis y Daniel Murguía, la gente de la diputada Adriana Fuentes, los Nieto (‘Chago’ y Oscar), hasta Wilfrido Campbell, Enrique Licón y otros que quieren figurar en el baile de 2018.

Y en la nueva oleada política, ya empezaron a levantar la mano algunos de los protagonistas.

Se afirma que quieren el Comité Municipal del PRI, Wilfrido Guillermo Otto Gog Campbell Saavedra; Alfredo Curiel; Oscar Nieto; Enrique Licón y hasta Aarón Yáñez, que tendría que ‘sacrificar la vaquita’ en la sindicatura, y de mujeres apunte usted a Lilia Merodio que va a todas, y de ser necesario, según el plan de vuelo, hasta la diputada local Adriana Fuentes.

Surgirán otros nombres como el de los exdiputados Antonio Andreu Rodríguez y Fernando Rodríguez Giner, y muchos más como el de la gordita exdiputada y protegida del César-Gobernador, Laura Domínguez Esquivel, que se sienten con derecho y que solo esperan que se resuelvan los entuertos de la elección del líder estatal del PRI para lanzarse con todo y participar.

Como en el credo de los creyentes y religiosos, muchos serán los llamados, pero pocos los elegidos.

Lo cierto es que cada día que pasa, la pisada del aspirante a la dirigencia estatal del PRI se siente más.

Omar Bazán hace política con los consejeros en Chihuahua, y su principal opositora en el proyecto a la dirigencia estatal, la senadora Lilia Guadalupe Merodio, hace rabietas y corajes entre los Dino’s del PRI y la gente que tiene relación y conexión con Los Pinos.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

ADMINISTRADORA ACUSADA DE CORRUPCIóN, SALE DE LA ADUANA; LLEGA JOSÉ FRANCISCO RANGEL MORA

Nota siguiente

ABUCHEOS AL TRICOLOR, NO PUEDEN CON JAMAICA