Home»Politikkón»TORRE FUERTE: EN TIERRA DE CIEGOS…

TORRE FUERTE: EN TIERRA DE CIEGOS…

4
Compartido
Pinterest Google+

En tierra de ciegos… /

El presidente del primer gobierno independiente de Juárez, Armando Cabada Alvídrez, solicita hoy licencia formalmente al Cabildo para meterse de lleno a la recolección de las firmas que lo pondrán de nueva cuenta en las boletas de la elección a presidente municipal, con la salvedad de que ahora sí los juarenses -al margen de su ‘popularidad’ y los resultados del marketing político, que son meros instrumentos de medición en la percepción ciudadana-, lo conocen y emitirán su voto en las elecciones de este año.

Sin embargo, el intento de la reelección como alcalde, también hay que decirlo, arrastra una estela de percepción sobre corrupción de un gobierno, que no logró llenar las expectativas que se había generado entre muchos ciudadanos.

La sombra de corrupción en policía y tránsito, el talón de Aquiles de todos los gobiernos: PRI, PAN, PRD, etc., y en áreas como la Oficialía Mayor, comercio y Obras Públicas, amén de la inseguridad pública que ha teñido de nueva cuenta de sangre las calles de la ciudad, será el contrapeso que enfrentará el comunicador de la televisión que, en 2016, con el apoyo del exgobernador de Chihuahua, César Duarte y de las estructuras formales del PRI, llegó a ganar la presidencia municipal.

Además de los negocios de la Feria Juárez y de los negocios de Don Boletón.

Justo ayer, llegó a las manos de este periodista, otra más de las burlas y atracos de su gobierno, durante la última sesión del día 14 de diciembre de 2017, donde la Oficialía Mayor a cargo de Víctor Manuel Ortega, legitimó un proceso de licitación -uno de tantos-, en la proveeduría de los servicios de grúa, cuyo caso había ganado -y así se lo hicieron saber Servicios de Logística San Marcos-, para luego darle en los siguientes días la noticia de que el Ayuntamiento había tomado la decisión de entregarle la concesión como proveedor para el arrastre de los vehículos a la empresa Grúas Servicios del Norte.

Pero no es el único caso asociado a los escándalos y a los negocios de corrupción que en tierra de ‘ciegos’ nadie quiere ver, y mucho menos señalar.

Hay otro caso, y está relacionado también con la entrega de un contrato para el mantenimiento de vehículos que fue entregado a un pariente y familiar del presidente municipal, Armando Cabada, a quien tan sólo en el año que está por concluir le entregaron 12 millones de pesos; 10 durante el primer semestre y dos restantes en la última parte de 2017.

Los datos fueron comprobados en la página de transparencia, y para el colmo, créalo usted o no, nos informan que la sociedad anónima del negocio proveedor asociado a Cabada, ni siquiera está registrada ante la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Fue entregado el contrato de la licitación violentando la ley, tratándose de familiares directos al presidente. Las observaciones fueron hechas desde afuera, pero al interior del gobierno, nadie dijo absolutamente nada.

Hoy, ese negocio que también forma parte y propiedad de la familia Cabada -el taller a donde van a parar los automóviles descompuestos-, está atiborrado de unidades oficiales del Ayuntamiento.

Otro es el relacionado con el negocio de los polímeros para el tapado de baches en obras públicas que realizó un hombre identificado como Fernando del Río, avecinado en la ciudad de Chihuahua y emparentado también con el señor presidente municipal del gobierno independiente.

Existen irregularidades en los montos de facturas en la relacionadas a la compra de cemento y laminas desde la llegada de Armando al gobierno de la ciudad.

Uno más. Se trata de un asunto todavía en proceso de investigación. Una presunta venta de 80 hectáreas allá por el área de Zaragoza a una empresa de Monterrey, Nuevo León. Existen señalamientos de anomalías e irregularidades de ese predio que vendió y autorizó el presidente municipal, de terrenos que alguna vez pertenecieron a los Estados Unidos y que colindan en la línea limítrofe con el vecino país.

Y estos son sólo algunos de los múltiples casos que tienen como raíz una serie de operaciones irregulares desde la Oficialía Mayor del Ayuntamiento, de negocios que fueron operados por el City Manager y financiero de la campaña de Armando Cabada, el ex Oficial Mayor en el gobierno de Teto Murguía, Rodolfo ‘El güero’ Martínez Ortega, a quien también ya conocen en el mundillo de la política como la “marrana de oro”.

Hoy ambos, muy quitados de la pena y de su escandaloso paso por el gobierno, piden licencia para hacerle frente al proyecto de reelección en 2018.

Armando Cabada busca de nuevo la candidatura a la presidencia municipal por la vía independiente, y Rodolfo Martínez, va como aspirante a la presidencia municipal suplente. En verdad, ¡Dios guarde la hora! y proteja a los juarenses de esta parvada de delincuentes de ‘cuello blanco’ en el gobierno.

En tierra de ciegos, ¡el tuerto es Rey!…

 

El San Judas de los políticos. /

Pero la corrupción y el desaseo también ha trastocado desde hace buen tiempo la salud de la Iglesia, sin que nadie diga, absolutamente nada.

La impunidad eclesial cobija hoy a varios párrocos de conocidos templos de la ciudad, donde se reciben aportaciones y ‘limosnas’ en cantidades muy generosas e inconmensurables. “Se generan muchos ingresos, usted no tiene idea de lo que allí se recibe”, confesó una de las fuentes.

A la redacción de este periodista han llegado denuncias -de cuyos nombres, por su seguridad, nos reservaremos los nombres-, sobre los privilegios que sigue gozando la clase política en los principales templos, que se han convertido en verdaderos santuarios para priistas, panistas y hasta para el alcalde independiente. Todos, seguramente pecadores ‘estándar’, diría Cabada.

A los jodidos y a los de abajo, se les da servicios de ‘segunda’ y en otras áreas, pero no en la Iglesia. Es un espacio reservado para los “amigos”.

Señalan al padre Salvador ‘Chava’ Magallanes, el párroco de los grillos de San Judas Tadeo, como el prohombre de la clase ‘celestial’ y uno de los padres más empoderados, al que acusan de ‘exprimir’ a la clase política, y de hacer a un lado a los feligreses y creyentes de su templo.

Allí han aparecido públicamente y a través de las redes sociales, políticos de la talla del excandidato a gobernador y expresidente municipal, el priista, Enrique Serrano Escobar, los Duartistas encabezados por el exdiputado federal, Nacho Duarte -primo del prófugo exgobernador de Chihuahua- y los independientes Armando Cabada y Jaqueline Armendáriz, además de panistas como el jefe de Transporte Público, Víctor Estala Banda y el exdiputado local Rogelio Loya. Todos ellos se dan golpes de pecho y cuando ya están cargados, buscan las indulgencias del ‘Súper’ Curita de San Judas.

San Judas Tadeo es la Iglesia que la clase política, literalmente, le ha arrebatado a los pobres y a los terrenales, con el gusto por los billetes del padre ‘Chava’ y la anuencia y la vista gorda de la Diócesis de Ciudad Juárez, que ha solapado la corrupción.

Imagínense ustedes, estimados lectores, que hasta una alberca y un desarrollo comunitario para los privilegiados quiere tener el padre Magallanes. Pero no lo pagará la Diócesis, sino la clase política y hasta algunos hombres de dudosa reputación que aportan sus generosas ofrendas.

Algunos de estos asuntos ya han sido ventilados directamente al Obispo José Guadalupe Torres Campos, que apenas si procede con alguna amonestación. Nada que incomode a los padres de las iglesias, que han convertido los templos en verdaderas parcelas y los asuntos de la fe de la comunidad, en negocio redondo.

Excesos, abusos, frivolidad y egocentrismo de los hombres de la iglesia en unas cuantas manos. Hablar de la Iglesia de San Lorenzo, donde el poder y la autoridad del padre Salvador Magallanes ha llegado, es parte de otros espacios y otros apuntes en Torre Fuerte.

 

“Ordenes de presentación”. /

La crisis política al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y la asociación al exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, que tuvo su punto álgido en 2016 con la derrota en las elecciones de ese año, aún no ha tocado fondo, tal y como lo han profesado algunos recientemente en la ciudad y entre los priistas.

La Contraloría del Congreso del Estado de Chihuahua, espera únicamente luz verde y la llegada del nuevo Auditor del Poder Legislativo, para que se dé vista a la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) en las órdenes de aprehensión que se tienen preparadas en contra de varios políticos que pecaron en el millonario proyecto del Plan de Movilidad Urbana (PMU).

En la lista que se nos ha fiado, aparecen, entre otros, los exdiputados Enrique Licón, coordinador político de la precampaña, sea a la presidencia o al senado, de la empresaria y diputada local, Adriana Fuentes Téllez.

También incluya al exdiputeto y ahora Notario Público Número 1, Héctor Arcelus Pérez, al exsecretario del Ayuntamiento, Jorge Mario Quintana, y al exdirector de Obras Públicas, Arcadio Serrano.

El efecto colateral amenaza también con colapsar los proyectos políticos de algunos de los allegados a esos personajes y de cimbrar una vez más al partidazo.

El escándalo y el morbo político es tal, que algunos de sus detractores, fuera y dentro del mismo PRI, no dejan de frotarse las manos, en espera de que la justicia caiga sobre esos hombres que se aprovecharon del poder público.

Los días están contados. Habrá que ver como viene el coletazo.

A quien en las esferas del poder público no le ven posibilidades de mantenerse en libertad es al exdirector de SUMA, Luis Enrique Cuevas, ahijado político de Nacho, y a quien hacen en la cárcel por las denuncias sobre presunto desvío de recursos en la descentralizada del gobierno municipal.

Existe una denuncia penal y el señor Cuevas ha dejado varios cabos sueltos en el proceso de la indagatoria, que ha dado pie a otros irregularidades y maniobras comprobables, en las que se involucra también a “gente importante”.

Imagínese que una de ellas, por presunta defraudación y malos manejos financieros, nos han informado, vincula incluso al actual Rector de la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ), Guillermo Álvarez, hijo de Willy Álvarez, exfuncionario panista que hace ya varios ayeres estuvo al frente de la oficina de gobernación estatal en los tiempos de Pancho Barrio, y a quien el junior, es decir su hijo, convertido ahora en Rector, le debe favor e influencia de que lo hayan puesto al frente de la Tecnológica.

Que nadie se asombre. Guillermo Álvarez hijo, llegó precedido de una muy mala fama cuando estuvo en un puesto de la PGR en la capital del país. Los enterados dicen que desde entonces traía cola…

 

Senado. /

Na!. No lo crea del todo. No todos los que están en la lista de los aspirantes al senado que circula en las redes sociales llegarán al ansiado escaño en 2018.

Desde la cúpula que concentra a los más chipocludos e influyentes políticos en el centro del país, la ciudad de México, nos confirman otra vez, que no llega el director general del ISSSTE y exgobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas.

El chihuahuense y considerado todavía por algunos, líder del priismo en la entidad, aparece casi al final de una amplia lista que encabeza, el fallido precandidato presidencial, Miguel Ángel Osorio Chong; Luis Miranda; Idelfonso Guajardo; José Calzada Rovirosa; Gerardo Ruiz Esparza; José Narro; Enrique de la Madrid; José Reyes Baeza; Augusto Gómez Villanueva; Pablo Ramírez Puga; Miguel Alonso Reyes; Héctor Gutiérrez de la Garza y Claudia Ruiz Massieu;

La lista la continua Eruviel Ávila; Rubén Moreira; Sylvana Beltrones; Yulma Rocha; Rubén Escajeda; Lorena Martínez; Estela Ponce; Marco Antonio García Ayala; Carlos Iriarte; Georgina Zapata; Juan Antonio Ixtrahuac; Jorge Esteban Chidiac; Raymundo King; José Luis Toledo; Beatriz Pages; José Carlos Lozano Rivera Ríos; Beatriz Paredes; Manuel Andrade; Manuel Añorve; Manuel Andrade y Esteban Villegas.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

Commentarios

comentarios

Nota anterior

EL TLC ESTá FIRME; MéXICO NO PAGARá EL MURO...

Nota siguiente

PROYECTOS SOCIALES Y DE OBRA, PRIORIDAD EN EL GOBIERNO: ALEJANDRO LOAEZA