Home»Politikkón»TORRE FUERTE: EL PRI, SIN MARGEN DE ERROR…

TORRE FUERTE: EL PRI, SIN MARGEN DE ERROR…

0
Compartido
Pinterest Google+

El PRI, sin margen de error. /

No hay margen de error para el Partido Revolucionario Institucional. El PRI debe ir por un perfil de candidato que logre la empatía y que esté asociado a los intereses de los ciudadanos.

Una errónea decisión en la elección de su proyecto político a la alcaldía de Juárez en 2018, otra vez ligada y encaminada a los intereses empresariales de la frontera, que ha hecho cada vez más ricos y poderosas a las pudientes familias Fuentes, Zaragoza, Fernández y Murguía en la frontera, sacudirá a las bases del priísmo, e incluso a connotados militantes del partidazo. Y si eso ocurre en el PRI, se llevarán muy posiblemente la gran sorpresa del año.

Eso dicen los bien enterados de los entuertos al interior de los grupos que no comulgan con la candidatura de Adriana Fuentes, porque aseguran que ya tiene “dueño” y porque no garantiza, ni convence tampoco, a otros empresarios de la frontera.

La disputa política es entre los grupos del poder político y económico de Ciudad Juárez, que ya se frotan las manos, a unos cuantos días de que se conozca, el nombre del ungido del PRI a la Presidencia de la República, que, a la vieja usanza de la tradicional praxis política, es el ‘dedo’ elector de los candidatos a gobernador, a senadores, a diputados federales y a presidentes municipales en los cargos de elección popular. Es quien pone y es también quien quita a los candidatos.

El caso de Ciudad Juárez no está exento, ni tampoco fuera de foco del interés del centro del país.

El PRI de Chihuahua ha alentado y ha dejado correr desde hace meses, como haciéndose de la vista gorda, el despliegue de la campaña política de la diputada local, Adriana Fuentes Téllez, que trae el equipo político prestado del dos veces exalcalde de Juárez, Héctor ‘Teto’ Murguía, considerado el grupo más disciplinado políticamente, pero también el más ambicioso y más repugnado de los últimos años en la frontera.

La presumible candidatura de Adriana Fuentes, observada y monitoreada a distancia por grupos sociales y económicos de Ciudad Juárez, ven con preocupación, no la llegada de la hija del empresario Valentín Fuentes, sino el resurgimiento del grupo político de Héctor Murguía, que sigue apostándole a la candidatura al gobierno de Chihuahua en 2021.

Es decir, que el expresidente municipal es visto como un contrapeso natural innecesario para la legisladora que aspira a convertirse en la candidata del partidazo a la alcaldía, con posibilidades muy remotas de quitarse el ‘fierro’ y la dependencia del expresidente municipal.

No hay buenos augurios pues para las aspiraciones del proyecto a la alcaldía para la diputada local, Adriana Fuentes, a quienes otros la ven con mayor oportunidad de representar los intereses -no de los ciudadanos-, sino de su propia familia desde un escaño en el senado de la República.

Sucede lo mismo con la presunta candidatura y aspiración al Senado del exgobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, quien coincidentemente, ha hecho alianza con el expresidente municipal, Teto Murguía.

Y en el PRI hay quienes incluso, ya definieron su participación política en el equipo del expresidente, considerando y dando por bueno, que la candidatura de Adriana Fuentes Téllez está en la bolsa del empresario de las pinturas.

Otros grupos políticos, como el del también expresidente municipal, Enrique Serrano, y el de las senadoras, Graciela Ortiz González y Lilia Guadalupe Merodio, juegan también a entrar en la disputa por el proyecto de la alcaldía de Juárez.

Hay quienes incluso creen que los dos exalcaldes (Murguía y Serrano) estarían dispuestos, otra vez, a enlistarse para participar como candidatos a la presidencia municipal, y no es un asunto de broma. La información es considerada y manejada al interior de los equipos políticos.

Contreras haya ‘Justicia y Gracia’. /

Jorge Contreras Fornelli, el expresidente de la mesa de seguridad y ‘aplaudidor’ de las políticas de seguridad pública del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jaquez, logró evitar que la ‘justicia’ cayera sobre la humanidad de su hijo, José Andrés Contreras Hayes, presuntamente implicado en el escándalo de la madriza de los juniors en perjuicio de otro de ellos: Sebastián Díaz Ponce.

En Ciudad Juárez y gracias a sus oficios de ‘nalga pronta’ con los políticos y hombres del poder, y a su relación con la empresaria Alejandra de la Vega Arizpe, logró que el Ministerio Público fincara cargos en contra de los otros cuatro juniors y “amigos” de su hijo:

Diego Cantú Peraldi, hijo del empresario y propietario de Sounds, Gabriel Cantú; René Pinoncelly; Sebastián Zapata Poso, hijo del dueño del restaurante Bar Rocco y Oscar Valencia Aguayo, que deberán pagar una cuantiosa suma de dinero en pesos mexicanos, independientemente a otra demanda de medio millón de dólares que formuló la familia de Sebastián Díaz Ponce en un tribunal de El Paso, Texas.

Los presuntos responsables, de cuya lista desapareció por obra y gracia, el nombre de José Andrés Contreras Hayes, recibieron los cargos por participar en la golpiza de una noche de mayo, primero en el SkyFox, un sitio VIP y posteriormente en el exterior del negocio Silver Fox, donde festejaban un ‘After Party’ de Arantxa Fuentes, hija de Valentín Fuentes Téllez.

Allí los juniors de las adineradas familias juarenses, de familias de ‘bien’, alentados por el consumo de alcohol y hasta de drogas, según también se dijo en su momento, dieron rienda suelta a todas sus fuerzas para dejar casi moribundo al joven Sebastián.

Los acusados deberán pagar por la golpiza a su amigo Sebastián y el empresario Jorge Contreras Fornelli, seguramente no tendrá donde meter su cabeza, por la llamada ‘traición’ y ‘mala jugada’ que ha puesto a las familias de los conocidos y prestigiados hombres en jaque.

Los cuatro hombres jóvenes e hijos de ‘papi’ fueron acusados formalmente de haber cometido lesiones calificadas en perjuicio de Sebastián Díaz Ponce. Sin duda que la noche del Silver Fox, no fue una noche común. Ni para los jóvenes, ni para sus padres.

Embajador en Foxconn. /

Se paseó por tierras fronterizas el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez Fernández, quien hace algunos años fuera el responsable de la administración del Banco de Desarrollo para América del Norte (NADBANK, por sus siglas en ingles) que fondea recursos para obras de infraestructura en la frontera de Estados Unidos y México.

La gira sin embargo no se focalizó en los intereses de quienes menos tienen, ni en proyecto de apoyo a los desposeídos. Nada de eso, Don Gerónimo atendió una gira para percatarse de que los proyectos de miles de millones de dólares, que ligan a México y a los Estados Unidos llevan una buena marcha.

El señor embajador estuvo en la empresa Foxconn -que es ícono de la gran manufactura y de los grandes proyectos globales-, donde acompañado de los Cónsules de los Estados Unidos en Ciudad Juárez y de México, en El Paso, respectivamente, Daria L. Darnell y Marcos Bucio, realizaron un recorrido por las instalaciones para conocer los procesos de producción, acompañados del representante de la compañía, Francisco Uranga Thomas, aquel que fuera secretario de de Desarrollo Industrial en el sexenio del exgobernador de Chihuahua, Patricio Martínez García.

El visitante y la amplia comitiva diplomática participó posteriormente en una conferencia ante líderes empresariales de la región, la cual tuvo lugar en el Banco de la Reserva Federal de Dallas, en El Paso, Texas.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

Commentarios

comentarios

Nota anterior

2018: EL FACTOR VIDEGARAY

Nota siguiente

QUIEBRA SUMA: LO ATRIBUYEN A LA MALA ADMINISTRACIóN