Home»Politikkón»TORRE FUERTE: EL ‘OTRO FRENTE’ EN EL PRI…

TORRE FUERTE: EL ‘OTRO FRENTE’ EN EL PRI…

0
Compartido
Pinterest Google+

El otro frente en el PRI. /

En tanto que nadie sabe si la diputada local del PRI, Adriana Fuentes Téllez, -por mutuo propio-, el líder estatal de ese partido, Omar Bazán, el exgobernador de Chihuahua, Reyes Baeza o incluso el delegado del Comité Ejecutivo Nacional, Fernando Moreno Peña, son los responsables de mantener ‘arriba’ y desde hace rato, la precandidatura de la primera, al proyecto de la Presidencia Municipal de Juárez en 2018, todo apunta a una nueva fractura política del priísmo en el próximo año.

El otro frente político de Chihuahua está encabezado por el excandidato a gobernador de Chihuahua, Enrique Serrano Escobar, la diputada federal, Adriana Terrazas Porras, y se llevan en automático y entre las espuelas, al expresidente municipal, Javier González Mocken y al síndico municipal, Aarón Yañez.

Uno de ellos, sin ambages, consideró que tienen la mayoría de la militancia política, con la que no cuentan por ahora, ni el exgobernador Reyes Baeza como tampoco la senadora Graciela Ortíz González, de quienes dijo, se “placean”, pero “no los quieren en Ciudad Juárez”.

De ese tamaño está la bronca al interior del PRI en el estado de Chihuahua, con todo y candidato presidencial, José Antonio Meade. Seguramente que ello obligará a un cambio de delegado del Comité Ejecutivo Nacional de ese partido para buscar la verdadera unidad, y no de dientes para afuera, entre los priistas.

Todo hace suponer, por lo que se vio hace unos días en el informe de la senadora Lilia Merodio, que el presidente del PRI, Omar Bazán sigue solamente las instrucciones del líder nacional, Enrique Ochoa Reza, que mantiene el ‘veto’ de la dirigencia en contra de las actividades y el trabajo de la legisladora por el estado de Chihuahua.

La ausencia de Omar Bazán y de algunos de sus representantes en el informe fue una inequívoca señal de que las cosas andan mal en el PRI estatal.

En medio de esa sórdida disputa por las candidaturas al Senado de la República y a las presidencias municipales, especialmente de Juárez y de Chihuahua, se han mantenido al margen, el senador Patricio Martínez García, el exdiputado Alejandro Domínguez y el coordinador de los diputados federales por Chihuahua en San Lázaro, Fernando Uriarte Zazueta. Y no son la madre Teresa de Calcuta de la política, para nada!.

La guerra entre los grupos que encabezan, el actual director general del ISSSTE, José Reyes Baeza, los exalcaldes Héctor ‘Teto’ Murguía’ y Enrique Serrano, las senadoras, Graciela Ortiz González y Lilia Merodio, además de la presencia en la capital, del líder de la CTM de Chihuahua, Jorge Doroteo Zapata, no augura los mejores pronósticos para las elecciones de 2018.

Los priístas de Chihuahua tendrán que ponerse de acuerdo para repartirse candidaturas y territorios, porque en una de esas, como solía suceder con mayor frecuencia en el partidazo, a lo mejor en las listas, ni están todos los que son, ni son todos los que están.

Existen muchos casos de hombres y políticos que se elegían desde el centro del país por la relación que éstos guardaban, en lo público o en lo privado, con el ungido presidencial.

Por cierto, que hablando de ‘suspirantes’, la posada organizada por la diputada local, Adriana Fuentes Téllez, estuvo muy deslucida.

Le hizo el favor y los honores, el presidente del comité municipal del PRI, Oscar Nieto Burciaga quien sí estuvo presente, y le cobró, quizás sin la efectividad de otras ocasiones, el profesor, César Tapia. Los malosos que no faltan en la política, acusaron al ‘profe’ de no hacer la chamba requerida para que luciera la posada de doña Adriana.

El tufo de Laurita. /

La división entre los priistas precede a una ‘excedida’ noche de copas de la exdiputada, Laura Domínguez Esquivel, que hace ya varias semanas, durante una reunión que sostuvieron los priistas en un privado del hotel propiedad del empresario Rogelio González, hizo el vergonzoso ‘papelón’ de su vida.

Llegó tarde a la reunión convocada por el presidente estatal, Omar Bazán Flores, y justo en el momento en que hablaba el delegado del CEN del PRI para Chihuahua, Fernando Moreno Peña, por el que no tuvo el mínimo respeto, y en estado inconveniente, chuleó en voz alta, a su compañera y también exdiputada y de la sexagésima cuarta legislatura, Mayra Chávez Jiménez.

Pero cuando habló el sobrino del expresidente municipal, Enrique Serrano, no dudó en alzar aún más su voz -lo suficiente para que la escucharan todos-, y llamar a ese grupo político identificado con el serranismo, como “priistas de trienio”.

Todos se quedaron calladitos porque sabían que la exdiputada Domínguez andaba excedida de alcohol. Quien le contó esa historia a este periodista ocupaba una silla en la quinta línea, y hasta allá llegaba el tufo de la borrachera que se cargaba la legisladora consentida en el sexenio del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

Gustavo Madero será Senador. /

El jefe del Gabinete del gobierno de Javier Corral, el empresario y expresidente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz debe darse por servido.

Tiene en la ‘bolsa’, bien negociada por supuesto, la candidatura a senador por el Frente Ciudadano en el que van el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Todo, después de que ya prácticamente nada pudo hacer por sacar adelante la candidatura de su jefe en Chihuahua a la presidencia de la República, que algunos veían como alternativa viable y de emergencia para liderear los esfuerzos y la lucha política de ese grupo en el 2018.

Madero estuvo en México, se reunió con Ricardo Anaya y negoció para él, y para otra panista, la exdiputada federal, Roció Reza, también integrante del gabinete, las candidaturas al Senado.

Todavía se dio tiempecito para atender reuniones y entrevistas con periodistas capitalinos, y hasta se atrevió a decir a El Financiero, horas antes del destape y lanzamiento de Ricardo Anaya, que, en enero de 2018, se definiría al candidato a la Presidencia por el Frente, pero todo hace suponer que ya estaba hablado. Al menos en México sí, en Chihuahua debió saberlo por igual el gobernador Javier Corral.

Y sino hay un cambio o movimiento súbito, todo apunta a que al gobernador Javier Corral le sucederá casi lo mismo que a Miguel Ángel Mancera, que trabajo por la construcción del Frente con los partidos de izquierda.

El gobernador de Chihuahua hizo lo mismo con el PAN y a favor del Frente Amplio, acudió en más de una ocasión con los ‘Galileos’ y otras gentes de izquierda, convocó a los partidos políticos en Chihuahua, pero se quedó también al final sin la ‘torta’ que se llevó Ricardo Anaya.

Nadie explica los motivos, ni el por qué, de la tardanza de los ‘oficios’ de Gustavo Madero. Su carta, en la que exaltaba todas las virtudes y el “perfil idóneo” de Javier Corral estuvo tan retrasada, que no pudo contener el lanzamiento de Ricardo Anaya, a escasas horas de la ‘renuncia’ del también aspirante a la candidatura del Frente, Miguel Ángel Mancera.

Leticia Corral, factor en Juárez. /     

Los panistas de Ciudad Juárez y de puntos circunvecinos que aspiran a puestos de elección popular, entre diputaciones locales y federales, andan en la búsqueda de la hermana del gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

Ya todos saben aquí que el representante del gobernador de Chihuahua, Ramón Galindo Noriega es como un ‘cero a la izquierda’. No ayuda, pero tampoco estorba.

Lety Corral, quien se mantiene en el trabajo político y en cuidarle las espaldas a su hermano, tendrá mano en las decisiones de quienes busquen y quieran ser candidatos a puestos de representación popular.

La también llamada ‘vicegobernadora’, será fuera de la estructura partidista (PAN), un importante filtro para las decisiones y la lista de los nombres que llegarán a manos del gobernador de Chihuahua.

Quieren ser diputados. /

Un grupo de funcionarios de gobierno e integrantes de organizaciones de la sociedad civil ‘alineados’ con el proyecto del gobierno independiente de Armando Cabada Alvídrez, anunciaron su intención de participar como candidatos independientes para una diputación local en los próximos comicios electorales.

Levantaron la mano el regidor independiente, Pablo Arana; Abraham Monárrez, integrante de Mesa de Seguridad y presidente Red Transparencia Ciudad Juárez; Cecilia Espinoza, defensora de derechos humanos; Marisela Vega Guerrero, directora del DIF municipal; Víctor Valencia Carrasco, director de SUMA; Griselda Kuri Sánchez,  publicista e integrante de una organización de la sociedad civil y  Javier Jurado Rodríguez, agricultor de la zona de Nuevo Casas Grandes.

Se espera que en las siguientes horas se defina el presidente municipal suplente, Alejandro Loaeza Canizales, quien también se sumaría a buscar una diputación. ¡Perra suerte la suya!, dirían algunos, que saben y están enterados de las escasas posibilidades que tiene para convertirse en el sucesor de Cabada, quien ya anunció que sí va por la reelección a la alcaldía de Juárez.

Cada uno de ellos deberá de presentar sus intenciones ante las autoridades estatales en el plazo marcado del 5 al 30 de diciembre.

En el caso de en el caso de los funcionarios públicos, tendrán que presentar su carta intención y su renuncia al cargo antes del 14 de enero próximo para comenzar con la recolección de firmas a partir del 15 de enero y hasta el 3 de marzo.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

SE DEFINE EL TABLERO POLíTICO PARA 2018

Nota siguiente

NOMBRA PT A SUS REPRESENTANTES DISTRITALES ANTE INE