Home»Politikkón»TORRE FUERTE: CARLOS PONCE TORRES, EL SUCESOR.

TORRE FUERTE: CARLOS PONCE TORRES, EL SUCESOR.

0
Compartido
Pinterest Google+

Carlos Ponce Torres, el sucesor. /

Este miércoles quedó disipada toda duda en torno al nombramiento del sucesor del alcalde del gobierno independiente, Armando Cabada Alvídrez, que decidió buscar la reelección en el Ayuntamiento de Juárez.

Y la sorpresa para el presidente suplente, Alejandro Loaeza Canizales, y más para el ‘Güerito’ Rodolfo Martínez Ortega -de quien Teto Murguía se ríe a carcajada abierta, cuando recuerda aquella vieja columna de Miguel Salgado Peter, que lo bautizó con el sobrenombre del ‘marrano de oro’-, en los tiempos en que Martínez fue el Oficial Mayor, se llama ni más ni menos que, Carlos Ponce Torres.

El doctor Ponce Torres, coordinador de los regidores independientes y expresidente municipal suplente en la administración del exfallido candidato priista a la gubernatura en 1992, Jesús Macías Delgado, será quien repita otra vez en la conclusión de otro mandato, pero esta vez del lado del proyecto de los independientes. Oficialmente, y para el manejo ante los medios, la decisión no está tomada aún.

Y no es que el galeno sea el mejor hombre de Armando Cabada. No necesariamente. Pero sí cumple a cabalidad con los factores de obediencia, institucionalidad y de lealtad que se demandan en la política, y esos escasos valores, dicen, los tiene el doctor Carlos Ponce Torres, y muy por encima de los dos hombres que se disputan desde hace rato las filias del alcalde independiente.

Y es que en el imaginario colectivo indiscutiblemente que pesa la sombra de ‘corrupción’, producto de los negocios y compromisos que tiene el administrador de la ciudad, pero por igual, se pone en tela de duda la lealtad y amistad de Alejandro Loaeza Canizales, cuyo grupo al interior de la administración han sido tan poco discretos, que se supo que de llegar Loaeza y de perder Armando Cabada en la elección constitucional, este no tendría posibilidad de regreso para gobernar la ciudad

Nombrar a Rodolfo Martínez como presidente municipal interino seria como entregar la Iglesia en manos de Lutero. Y entre otros motivos, el grupo cercano al presidente municipal ha dado el visto bueno para que sea el regidor Carlos Ponce Torres.

Por cierto, que un conocido comunicador y periodista, recordó como hace algunos años, la víspera del relevo en la subprocuraduría de Justicia del Estado en la zona norte, cuando entonces el representante del gobernador era Víctor Valencia de los Santos, el gobierno estatal decidió nombrar al exconductor de noticias de Televisa, Alejandro Pariente, como una figura social más que política, que permitió entonces garantizar el status quo y el manejo cómodo de la subprocuraduría de justicia.

Es decir, que, entre otro de los precandidatos que buscaban esa posición, identificados con la corrupción y la figura del también joven abogado, Alejandro Pariente, que garantizaba una transición cómoda y manejable para el grupo en el poder, la entonces Procuradora General de Justicia, Patricia González Rodríguez decidió que Pariente quedara al frente.

Algo muy similar se cocina en el gobierno independiente. Carlos Ponce Torres garantiza el manejo y el control del Ayuntamiento al presidente municipal, Armando Cabada, que indiscutiblemente seguirá mandando fuera de Palacio Municipal.

Es obvio que vendrán los estertores y las bromas jocosas en torno a que el exalcalde suplente y hoy regidor, Carlos Ponce Torres, no controla ni siquiera a los regidores que conforman el bloque de los independientes.

Armando Cabada solicitará formalmente licencia antes del 15 de diciembre y la casa la deja asegurada al doctor Ponce Torres, en quien ha decidido poner toda su confianza, no así en los amigos y financieros de su campaña, de quien teme, se cobren a lo chino, lo invertido en la campaña política de 2016.

En política, no necesariamente el presidente municipal suplente se queda a cargo de la ‘nave’ como versa el Código Municipal y lo que mandata la ley.

Eso ha sucedido en algunos gobiernos. Aquí pesa más, la lealtad y los compromisos de quien garantice la estabilidad y el manejo del Ayuntamiento desde el exterior. Especialmente, quien garantice, entregar de nueva cuenta la alcaldía, a quien ha decidido lanzarse a la aventura política de 2018.

Es posible, muy posible que cuando menos Alejandro Loaeza ya lo sepa desde hace un par de días. Y a Rodolfo Martínez, deben enterarlo hoy.

Ya el Cabildo hace la tarea para que el ‘ungido’ que saldrá de entre los integrantes del Ayuntamiento, asuma como presidente municipal del gobierno independiente.

También habrá relevo en las regidurías y en algunas otras áreas del Ayuntamiento, toda vez que buscarán las diputaciones, Alfredo Seáñez, Margarita Peña, Laura Nayeli Rodríguez Mireles y algunos otros que han sido conminados a dar ese paso como es el caso del presidente suplente, Alejandro Loaeza y el titular de SUMA, Víctor Mario Valencia Carrasco, el ‘cachorro’ de Vicval.

 

Armando pierde en la Barra. /

Por cierto, que ayer el presidente independiente Armando Cabada sufrió fuerte descalabro en las elecciones de la Barra y Colegio de Abogados.

La regidora Laura Nayeli Rodríguez, más independiente que ‘Verde’, no pudo ni supo defender la causa y bandera de los independientes en la intentona de reelección de su padre, el abogado Jaime Rodríguez, que fue vapuleado por los abogados que decidieron nombrar como su presidente al abogado Javier Peña.

Era un caso sin defensa. Jaime Rodríguez tenía en completo abandono el trabajo en la Barra y Colegio de Abogados de Ciudad Juarez, desde que decidió pasar a la nómina del gobierno independiente con una chamba de asesor en la Secretaria de Seguridad Pública, en la llamada comisión de Honor y Justicia.

Rodríguez No tuvo ni pudor ni empacho, a pesar de que sabía que enfrentaba un conflicto de interés, no sólo por lo que representaba la chamba y el trabajo de su hija (Laura Nayeli)  en el Ayuntamiento, sino por el conflicto que le generaba un impedimento como presidente de la Barra y Colegio de abogados.

Y como sucede cuando la pasión y la derrota cimbran a los hombres, la regidora Laura Nayeli hizo un penoso y vergonzoso berrinche en las elecciones frente a sus compañeros abogados.

Y ni siquiera tuvo el apoyo de la también abogada y regidora en el gobierno independiente de Juárez, Irma Medrano, la hija del extinto abogado Alberto Medrano Villarreal, que nos cuenta, se fue a la ‘cargada’ cuando vio que ninguno otro que no fuera Javier Peña, tenía las posibilidades de presidir la barra.

 

Toño García y Mario Tarango. / 

Dos viejos ‘lobos’ de la política en Chihuahua, uno identificado con el exgobernador Patricio Martínez García, y el otro con Fernando y Reyes Baeza, fueron reactivados recientemente para participar en las actividades del Comité Directivo Estatal del partidazo.

Antonio García Hernández fue nombrado presidente de la Comisión Estatal de Postulación de Candidaturas y la Comisión Temporal para la elaboración de eventuales convenios de coalición y/o candidaturas comunes, quedo a cargo del profesor Mario Tarango Ramírez.

Hasta donde se sabe, y seguramente con propósitos muy precisos en el contro del PRI estatal, la Comisión Política Permanente autorizó al Presidente del Partido, Omar Bazán Flores, para iniciar el análisis de eventuales coaliciones y/o candidaturas comunes con otras fuerzas políticas y en su caso, someterlo a consideración del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

El dirigente estatal del PRI como el delegado del CEN Fernando Moreno Peña, presumen que, en el arranque del proceso electoral a nadie en ese partido, se le va a cerrar la puerta, pero no pasaron muchos días, para que el mensaje inscrito en el segundo párrafo de un reciente comunicado de prensa se dejara en claro que:

“Asimismo el que todos los aspirantes a puestos de elección popular deberán acreditar no estar sujetos a cualquier tipo de indagatoria judicial y gozar de intachable conducta”.

Eso es lo que dice y esa sentencia en el comunicado ya mantiene inquietos a varios políticos de Chihuahua que vieron detrás de ese comunicado formal del CDE del PRI, el avieso propósito del plan de la dirigencia estatal.

Coincidentemente o no, por esos días la diputada priista Isela Torres Hernández apoyó en el Congreso del Estado el Plan de Movilidad Urbana (PMU), donde se ‘crucifica’ por la vía legal a los exalcaldes Héctor Murguía, Enrique Serrano y a Javier González Mocken. Demasiadas coincidencias, dicen algunos tricolores.

El asunto ya está en la ciudad de México en el Comité Ejecutivo Nacional, pero mientras tanto para expiar sus culpas, la diputada Isela Torres se justifica, se tira al piso y niega como Pedro a Jesús, su presunta participación en un plan que pretende dejar fuera de contienda y participación a quienes se señala como presuntos implicados del PMU.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

 

 

 

 

 

 

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

CANDIDATO DEL FRENTE HASTA ENERO

Nota siguiente

TRAS LA NEVADA, SE GOTEA EL COSTOSO EDIFICIO DEL PUEBLITO MEXICANO