Home»La Columna»TORRE FUERTE: AGREDEN AL HIJO DE LA ‘PRIMERA DAMA’

TORRE FUERTE: AGREDEN AL HIJO DE LA ‘PRIMERA DAMA’

2
Compartido
Pinterest Google+

Agreden al hijo de la primera dama./

La adrenalina de los políticos –siempre presente en la fugaz vida de los mortales-, y regularmente, en los momentos más álgidos de la cosa pública, entre la pasión que desata la ambición por el poder, estuvo a tope la jornada de ayer en la Presidencia Municipal, y no fue para menos.

El hijo de Alejandra Carrillo, la esposa del presidente Armando Cabada Alvídrez, ingresó hace un par de días al University Medical Center de El Paso, tras ventilarse una disputa callejera entre universitarios y un dealer, que estuvo a punto de costarle la vida al joven de 18 años de edad. Fue apuñalado.

Tómelo con la reserva del caso y con la delicadeza que deben manejarse estos asuntos, siempre incómodos para los involucrados y sus familias, pero se trata del caso de Omar Apodaca, hijastro del alcalde independiente, un joven de 18 años, que junto con otro hombre identificado, de acuerdo con el boletín de información del Condado de El Paso y de la policía, Coddy Bennet, fueron agredidos en una presunta operación de compra-venta de droga, lo que en Juárez se conoce narcomenudeo.

Oficialmente la policía de El Paso manejo el caso como un asunto de asalto agravado (Aggravated Assault)

El caso quizás hubiera pasado desapercibido de entre decenas y centenares de historias comunes que maneja El Paso Police Department, a no ser porque, uno de los dos hombres agredidos, era ni más ni menos que hijo de la esposa de quien gobierna los destinos de esta ciudad fronteriza.

Alejandra Carrillo, es la misma mujer, que saltó a la fama -no por tratarse de ser la compañera, esposa y mujer del entonces sorprendente candidato independiente al gobierno municipal de Juárez-, sino por el escándalo político que surgió a raíz de la información que la ligaba a su anterior matrimonio con Joel Farfán Carreño, un presunto criminal ligado al Cártel de Juárez, de un hecho mediático que entonces -allá por marzo de 2016-, buscaba ‘apagar’ la vigorosa campaña y el ímpetu del surgido candidato independiente de Juárez;

Ya famoso por ser hombre de la pantalla en el Canal de las Noticias, la empresa familiar constituida por el esfuerzo de su padre, Don Arnoldo Cabada de la O, un periodista de cepa, luchador y de la vieja guardia, y de todos sus hermanos.

Obvio que el caso de la agresión al hijastro y a otro de los involucrados en el Westside de la vecina ciudad, llevó a la detención de Jordan Matthew, de 20 años, el presunto responsable de la agresión en un hecho, que de acuerdo a testigos y compañeros de Apodaca y Bennet, fue un desacuerdo con el vendedor en la compra-venta de droga. El presunto dealer fue a parar a la cárcel.

Indiscutiblemente no han sido las mejores horas para el señor Presidente Municipal, que ha tenido que multiplicarse y navegar a contracorriente con los asuntos públicos de la ciudad, y especialmente con la presión que mantiene para poder llevar a buen puerto el proyecto de ‘Juárez Iluminado’.

El caso del hijo de su esposa Alejandra Carrillo, víctima de agresión, es un asunto penoso, pero que obliga por tratarse de la familia, a la solidaridad del alcalde de Juárez.

 

El Congreso del Estado, responsable. /

Si la ley se cumple al pie de la letra y los gobernantes, tanto en Chihuahua como en Ciudad Juárez se someten al espíritu del sentido común, la reciente propuesta aprobada por el Cabildo para darle vida al proyecto de Juárez Iluminado, tendrá que ser sancionado por los señores diputados del Congreso del Estado.

El proyecto del presidente municipal, Armando Cabada no tiene margen de maniobra.

De acuerdo al artículo 137 de la Constitución Política del Estado de Chihuahua, cualquier inversión de largo plazo que afecta los ingresos municipales y que trasciende a otros gobiernos, como en el caso de la propuesta votada por los independientes, es de interés y tiene que ser votada por el Congreso de Chihuahua.

Pero además, hay otros ordenamientos como la nueva Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios, aprobada y votada por los diputados federales en abril de 2016 que establece los criterios generales de responsabilidad hacendaria y financiera que regirán a las Entidades Federativas y los Municipios, así como a sus respectivos Entes Públicos, para un manejo sostenible de sus finanzas públicas.

“Las Entidades Federativas, los Municipios y sus Entes Públicos se sujetarán a las disposiciones establecidas en la presente Ley y administrarán sus recursos con base en los principios de legalidad, honestidad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control y rendición de cuentas”.

En el supuesto de deuda pública, como se cree aplica a la propuesta del proyecto de alumbrado, la Ley de Disciplina Fiscal señala que, de acuerdo al artículo 23, “La Legislatura local, por el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes, autorizará los montos máximos para la contratación de Financiamientos y Obligaciones”.

“Para el otorgamiento de dicha autorización, la Legislatura local deberá realizar previamente, un análisis de la capacidad de pago del Ente Público a cuyo cargo estaría la Deuda Pública u Obligaciones correspondientes, del destino del Financiamiento u Obligación y, en su caso, del otorgamiento de recursos como Fuente o Garantía de pago”…

Y por donde se le busque, todo apunta a que otra vez, el proyecto de alumbrado será objetado y ‘bateado’, ya sea por el Congreso del Estado o por algunos de los participantes en la licitación, que con mucha facilidad podrán ampararse y echar abajo la pretensión del gobierno de hacer factible la contratación de la empresa para iluminar la ciudad.

 

La visión del exalcalde de Cuauhtémoc. /

Ahora que el exalcalde de Cuauhtémoc, Heliodoro Juárez, ha sido muy requerido por los medios, para hablar sobre su experiencia en el caso de alumbrado en aquél municipio, durante su gestión como alcalde de aquella urbe, ayer dijo que sería muy sencillo para el presidente municipal Armando Cabada no meterse en ‘camisa de once varas’.

Tan simple que renunciar a su proyecto de iluminación solicitando un millonario crédito, a cambio de sumar los esfuerzos tripartitas de los tres órdenes de gobierno, para que cada uno, se moche con 100 millones de pesos, que harían una suma de 300 millones, que son suficientes para comprar 60 mil lámparas.

Y sumadas esas 60 mil lámparas a las 30 mil que tienen garantía, entonces se cumpliría el objetivo.

Suficiente sería, dijo el exalcalde, en que el presidente aportará 100 millones de pesos de las finanzas públicas municipales, pidiera al gobernador Javier Corral, que es de Juárez, le metiera otros 100 millones y que el famoso Fideicomiso de Ingresos de los Puentes Internacionales aportara otros cien millones para resolver de fondo el problema de iluminación.

Pero lo que no dijo, y seguramente sabe el abogado Heliodoro Juárez, es que la propuesta del multicitado proyecto tiene ‘cola’ y un negocio de muchos millones en juego para los involucrados.

 

César Duarte, como los gatos de siete vidas. /

La agencia Reforma informó ayer que el juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal de Chihuahua, Eduardo Javier Sáenz Torres, negó la orden de aprehensión contra el exgobernador de Chihuahua, César Duarte.

Argumentó que uno de los principales testigos de cargo declaró sin abogado, y por lo tanto negó el mandato de captura por el presunto desvío de 15 millones de pesos al PRI en la campaña de 2015.
La acusación está contenida en la causa penal 457/2017 abierta por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ante la presunción de peculado electoral.

Según informes judiciales, el argumento del juez fue que Jaime Herrera Corral, exsecretario de Hacienda de Chihuahua, acusó a Duarte por esos desvíos sin que estuviera presente su abogado.

Según el reporte del periódico de los Junco, el juez no entró a valorar el contenido de la imputación, sino que señaló una aparente deficiencia en el procedimiento que puede ser subsanada.

Y por lo anterior, la Fepade va pa’tras y volverá a pedir la aprehensión del exmandatario, adelantaron fuentes gubernamentales.

Según la investigación, la Secretaría de Hacienda de Chihuahua descontaba al mes entre 5 y 10 por ciento del salario a sus empleados y generaba un cheque de 1.2 a 1.7 millones de pesos. Y ese dinero se depositaba a una cuenta del Servicio Panamericano, que regresaba el dinero en efectivo para entregarse a Pedro Mauli Romero, extesorero estatal del PRI.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

Commentarios

comentarios

Nota anterior

EL PESO CON APRECIACIóN HISTóRICA EN EL PRIMER SEMESTRE

Nota siguiente

APARECE MUERTO EMPRESARIO DE CHIHUAHUA.