Home»La Noticia»RIESGOS DE DERECHOHUMANISTAS.

RIESGOS DE DERECHOHUMANISTAS.

0
Compartido
Pinterest Google+

BrunoriDe la Redaccion.

El representante del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México, Alberto Brunori, ponderó la dificultad que enfrentan hoy -particularmente en Chihuahua-, los defensores de los derechos humanos, pero puso en tela de duda, las versiones y pruebas que han ofrecido los derechohumanistas en los casos de la activista del homicidio de Josefina Reyes, asesinada el pasado 3 de enero, y en la desaparición forzosa de los hermanos Alvarado.

“La oficina no investiga, ni juzga, y solo pide que se esclarezcan los hechos”, dijo Brunori.

Agrego que la Oficina condena el asesinato de la señora Reyes y hace un llamado a las autoridades a que esclarecer los hechos de manera rápida y eficaz, contemplando como una de las líneas de investigación la “actividad que como defensora de los derechos humanos realizaba la señora Reyes, asi como otras versiones que ahora he tenido la oportunidad de escuchar”.

“Chihuahua enfrenta grandes desafíos en materia de seguridad”, y hemos recomendado al gobierno redoblar los esfuerzos para garantizar la seguridad y la vida de sus habitantes. –La inseguridad y violencia en el país, intensifican la vulnerabilidad y riesgo de los derechos humanos-, expresó.

Al ser cuestionado sobre las quejas de abusos y violaciones de los derechos humanos de personal militar en contra de los ciudadanos, en el marco de las actividades del Operativo Conjunto Chihuahua, el representante de la Oficina del Alto Comisionado, dijo que “las violaciones a los derechos humanos –si las hay-, tienen que ser investigadas”.

Preciso que en el caso de Josefina (Reyes) y de la familia Alvarado, pudo encontrar la existencia de versiones encontradas.

Durante su gira de dos días por la entidad, Brunori se reunió con el visitador especial de la CEDH, Gustavo de la Rosa Hickerson y la directora del Centro de Investigación y Solidaridad Obrera (CISO), Cipriana Jurado, además del general Felipe de Jesús Espitia –responsable del OCCH y con familiares de Reyes y Alvarado, antes de rendir su informe, primero a las autoridades, a la Comisión Estatal de los Derechos (CEDH) y posteriormente a las organizaciones civiles que participan y promueven la defensa de los derechos humanos.

Dijo que en Chihuahua no existe un estado de excepción, pero sí existe, un clima de “alta preocupación” que dificulta el trabajo de los derechos humanos, pues existe una percepción de miedo, “de miedo generalizado”, dijo durante una conferencia de prensa.

Aquí se necesita una política de seguridad pública respetuosa de los estándares de derechos humanos, añadió.

Expreso que en los últimos cuatro años, -de enero de 2006 a la fecha-, en 16 entidades federativas del país, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha documentado 128 quejas de los defensores de derechos humanos en contra de abusos por parte de las autoridades.

Indico empero que México, tiene uno de los mecanismos más desarrollados en el sistema de Derechos Humanos, que garantizan seguridad e independencia en la atención de las quejas que se presentan.

“La visita de la Oficina se da en un contexto de inseguridad y violencia que ha deteriorado las condiciones para que las y los defensores de los derechos humanos realicen su actividad, tal y como lo precisa una de las conclusiones; “inseguridad y violencia intensifican la situación de vulnerabilidad del y las defensoras”.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

BAJO RESERVA, Viernes 15 de Enero.

Nota siguiente

SIGUE RACHA DE MUERTE.