Home»Opinión»PUROS GANADORES: SARMIENTO

PUROS GANADORES: SARMIENTO

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Sergio SARMIENTO./5 de Junio./

Lorenzo Córdova, el presidente del INE, pidió a candidatos y dirigentes que fueran responsables y que no se adelantaran a los resultados, que no se declararan ganadores sin tener los elementos necesarios para sustentar sus afirmaciones, porque esto enrarece el ambiente electoral. Pero dejaríamos de ser mexicanos. Poco después de las seis de la tarde, eso fue exactamente lo que hicieron tanto los candidatos como dirigentes de partido. Todos se declararon ganadores.

Ricardo Anaya dio el primer madruguete y unos minutos después de las seis de la tarde dio una conferencia de prensa para anunciar que el PAN había ganado tres de los cuatro estados en contienda. Poco después el candidato del PRI Miguel Riquelme y el del PAN-PRD Guillermo Anaya se declararon ganadores en Coahuila. Más tarde Alfredo del Mazo, candidato del PRI, dio una conferencia de prensa en la que se declaró triunfador en el estado de México, pero minutos después Horacio Duarte, presidente de Morena en la entidad, flanqueado por Yeidckol Polevnsky y Miguel Barbosa, dijo que la ganadora era Delfina Gómez. Alejandra Barrales, del PRD, no se quedó atrás y también declaró que su partido estaba adelante en Veracruz y en Nayarit, a pesar de que las casillas en este último estado apenas se acababan de cerrar.

Juan Zepeda, candidato del PRD en el estado de México, pidió a Del Mazo y a Delfina Gómez que dejaran de declararse ganadores. “Un demócrata debe ser responsable”, dijo, y afirmó que Del Mazo y Delfina no se han dado cuenta de que “la campaña ya terminó. lo que hicieron fue un acto de campaña”. Pero Zepeda también añadió: “Arrasé en la zona oriente del estado. El PRD es el gran ganador de esta elección.” Al final el mensaje de Zepeda: los demás están siendo irresponsables y mienten, pero yo gané.

En México, en efecto, nunca nadie pierde una elección. Aquí tenemos solo ganadores. Los perdedores en los resultados finales son siempre objeto de una elección de estado o víctimas de fraude. No sorprende que haya tanta desconfianza ante los procesos electorales en México. Tenemos una democracia sin demócratas.

Qué diferencia enorme vemos en países con cultura democrática. En Francia Emmanuel Macron se declaró ganador temprano, pero con todas las encuestas de salida mostrando que él era el ganador. En Canadá lo mismo ocurrió con la elección de Justin Trudeau. En Estados Unidos el anuncio del resultado fue más tardado, en buena medida por la complejidad del sistema electoral en que los resultados se van dando estado por estado y no por un conteo nacional. Pero al final la candidata perdedora Hillary Clinton también reconoció su derrota.

En México todos nuestros políticos son como Donald Trump, quien antes de las elecciones del pasado mes de noviembre en la Unión Americana declaró que sí reconocería el resultado de la elección, siempre y cuando le resultara favorable. Parecería que Trump tomo sus clases de educación política en México.

Las encuestas de salida, al contrario de lo que dicen candidatos y partidos, nos ofrecen un panorama distinto. Tanto en el Estado de México como en Coahuila estos ejercicios ofrecían ayer, a las ocho de la noche, un virtual empate. Más tarde las tendencias se aclararían con los conteos rápidos y los PREPs.

Así dejo las cosas esta noche. En información confiable, nada para nadie. En declaraciones, puros ganadores. Así es la política mexicana. Aquí nadie pierde una elección. Dejaría de ser México.

Levantan la ley seca

En Veracruz las autoridades electorales anunciaron que habría ley seca por las elecciones de este 4 de junio, pero el gobernador Miguel Ángel Yunes decidió levantar esta prohibición. “No hubo ningún incidente”, me dijo ayer por la mañana el gobernador. “Los veracruzanos son ciudadanos responsables”.

@SergioSarmiento

Commentarios

comentarios

Nota anterior

ASí NO ALCANZA PARA GOBERNAR

Nota siguiente

MáS DE 2 MIL DEPORTISTAS EN LA CARRERA PEDESTRE QUE FUE ORGANIZADA POR EL INSTITUTO DEL DEPORTE