subscribirse: Textos | Comentarios

Politikkon

0 comentarios

Beatriz ParedesA más tardar a mediados del próximo 15 de noviembre en la ciudad de Chihuahua se llevará a cabo la reunión del recién instalado Consejo Estatal Electoral que definirá los procedimientos del proceso para elegir al candidato del PRI a la gubernatura, y que pretende confeccionar el traje a la medida del ungido en el proceso de sucesión 2010.
Reaparecerá nuevamente en los escenarios públicos, el ex presidente de la Cámara de Diputados, Cesar Duarte Jáquez, debido a que el resto de los actores, todos son actuales representantes populares y servidores públicos: los diputados federales, Héctor Murguía Lardizábal; Alejandro Cano Ricaud; el diputado local, Fernando Rodríguez Moreno; el alcalde de Juárez, José Reyes Ferriz y el secretario de Fomento Social, Oscar Villalobos Chávez.
Por cierto que el gobernador  de Chihuahua, José Reyes Baeza y la cúpula nacional del tricolor, integrada por la líder nacional del PRI, Beatriz Paredes; el senador, Manlio Fabio Beltrones, el diputado líder y emisario del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, además del gobernador del estado de México, Fernando Peña Nieto, tendrán que ponerse de acuerdo en el proceso de sucesión, debido a que contrariamente al procedimiento que le ha garantizado al PRI nacional ganar y recuperar durante los últimos años varias gubernaturas, en Chihuahua, el proceso de selección ha sido diferente.
Esto es, que  en Chihuahua la lógica apunta a un proceso de selección interna. De ese procedimiento salieron electos, no con pocas raspaduras, aunque insuficientes que le evitaran perder el control de la entidad, el ex gobernador de Chihuahua, Patricio Martínez García y el actual jefe del Ejecutivo, José Reyes Baeza;  Más atrás, esta registrado en los anales de la historia el proceso de elección del fallido y ex tinto candidato a la gubernatura, Jesús Macias Delgado, que en aquel entonces había vencido en el gimnasio Manuel Bernardo Aguirre al Filosofo de Rubio, Artemio Iglesias Miramontes.
Sin embargo, dicen los que saben que el gobernador de Chihuahua ha sido reconvenido en torno a la elección para que esta vez, el proceso sea de unidad, debido a que esa formula le ha dejado al PRI excelentes dividendos. La gran electora será pues, Beatriz Paredes Rangel y se encargará de operar las negociaciones a fin de que todos que desde hace mucho tiempo se destaparon, se disciplinen y se acojan a los procedimientos de elección del tricolor. 
Y como todo sacrificio tiene un pago, en los mentideros políticos se da como un hecho que José Reyes Baeza Terrazas será próximo candidato a senador y en esa madeja de intereses –anótelo-, se manejan también los nombres de Héctor Murguía y  de Cesar Duarte Jáquez.
Por cierto que en los próximos días, el parralense será invitado a pastorear el rebaño de los cenecistas a nivel nacional, y Emilio Gamboa Patrón se hará cargo de la Conferencia Nacional de Organizaciones Populares (CNOP). Del peso de las negociaciones y de los intereses, dependerá si Duarte llega a la candidatura al gobierno de Chihuahua, o se queda para armar la estructura de los campesinos a nivel nacional y luego invitado a alguna secretaria en el próximo sexenio.
Por otra parte en Chihuahua capital, los ricos del pueblo, tienen definido a su candidato y por supuesto, que la decisión de los dueños de los dineros también tendrá un peso especifico en todo este galimatías del proceso de sucesión política 2010.  Insisten –según cuentan- en apoyar a Alejandro Cano Ricaud.  En tanto que el gobernador tiene a su favorito,  a su amigo y coterráneo, el deliciense Oscar Villalobos Chávez. 
Carlos Borruel, solito por el PAN.
En el Partido Acción Nacional quien parece tener los cielos despejados es Carlos Borruel. Camina solito, y parece haber reunido los apoyos necesarios y suficientes de la gente de la capital. 
Se les mueve el corazoncito al ex alcalde Ramón Galindo y a Javier Corral, actuales legisladores, que estarían deseosos de regresar por la revancha tras ser derrotados en las elecciones de 1998 y 2004, pero parece ser que las condiciones han cambiado radicalmente y que los capitales, tras el fracaso de Juan Blanco, ven con buenos ojos al joven alcalde capitalino.
Por supuesto que tanto en el PRI como en el PAN existen dos mujeres, que lo darían todo, por aparecer en los escenarios, ellas son la diputada federal, Graciela Ortiz González, responsable de Acción Electoral en el CEN de su partido y por el otro lado, la senadora Coahuilense, Teresa Ortuño Gurza.  Ambas, por ahora están fuera de toda posibilidad política y seguramente pasara todavía algún tiempo mas para que el genero femenino –sin mosiginia-, pueda representar realmente una fuerza de poder político en la entidad.
Señales encontradas.
Después de que el regidor priista, Leopoldo Canizales Sáenz emuló prácticamente a su homologo, pero coordinador de la fracción edilicia del PAN, Gustavo Muñoz Hepo con la critica en contra del gobierno de José Reyes Ferriz, el edil lavó sus culpas ante el Grupo de Unidad y Participación Ciudadana, que al menos de palabra –quien sabe si de corazón-, le otorgó su respaldo.
El encargado de responder el segundo informe del alcalde, José Reyes Ferriz, encontró cobijo en el Presidente de Unidad y Participación, Jaime Cano.  En una declaración política, bastante política,  Cano señaló que “los miembros del Grupo apoyan decididamente la labor de los regidores emanados del Partido Revolucionario Institucional, quienes han realizado una excelente labor al frente de la actual administración municipal”.
Señaló que la intervención de Leopoldo Canizales, dando respuesta al informe del Alcalde Reyes Ferriz, “es parecida a la de un amigo que le dice al otro que tiene la cara sucia, le hace ver sus errores y lo ayuda a rectificar.”  -No me ayudes compadre-, le de haber dicho al termino de la sesión Polo a Cano.
Y luego en  otra frase emitida, otro errorcillo, los priistas de Unidad y Participación, como no queriendo, le zumban al presidente, diciendo que: “se reconoce que esta no ha sido una administración fácil por los problemas que se han presentado, pero que afortunadamente falta un año para que finalice”.
En su tacita confesión frente al grupo político, de donde podría surgir en los próximos días uno de los candidatos a dirigir el PRI,  el invitado a la reunión de los miércoles, dijo que tal vez para algunas personas su contestación al informe de un alcalde de su mismo partido origino polémica porque no se estila que sea de esa manera, sin embargo, argumentó que antes de decirlo en público,  se lo dijo al Presidente Municipal. Y como éste no le dijo que no, ni puso alguna objeción.  El ingenuo del regidor allí va, y ¡Zas!!.
Saldos: Pese a que algunos consideran que el PRI vivirá un retroceso en el proceso de elección, al que apuestan Teto y Villalobos, el candidato del PRI será de Unidad y los trabajos preparatorios empezaran en breve, ya han empezado algunos encuentros entre los actores y el objetivo es buscar que nadie salga lastimado en el proceso de elección interna…El gobernador José Reyes Beaza lo dijo en la reunión del Consejo Político del pasado 26 de septiembre: “Todos unidos deberán apoyar al candidato que el PRI decida, y evitar hacer pactos de sangre en vez de lealtades”….En el PRI de Chihuahua, el dirigente estatal, Marco Adán Quezada sigue dándole bastante jugada al líder municipal, Fernando Mendoza, y todo apunta también al proceso de renovación que tendrá que darse en algunos cuadros de la dirigencia…Poca y escasa la participación de los neopetistas en la marcha de apoyo al ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador…Los ex perredistas siguen sin hallarle, al menos en Juárez, la cuadratura al circulo, pese al esfuerzo y a la chamba que pretenden algunos de los cuadros visibles que tiene el peje en la frontera…En la izquierda de plano las cosas siguen sin funcionar.
Comentarios: politikon@gmail.com

Comparte!

    Deje un comentario

    Escuchanos

    Publicidad