subscribirse: Textos | Comentarios

POLITIKKON, MARTES 1 DE MAYO.

1 comentario

Por Mario Héctor Silva./

‘TRINCOLAS’ FERNANDEZ./

Si se hubiera tratado de cualquier hijo de vecina, el caso de Nicolás Fernández, hubiera pasado completamente desapercibido y solo engrosado la lista de los transgresores anónimos de la ley, en medio de una urbe atribulada por muchos otros problemas sociales, especialmente aquellos relacionados con la seguridad pública.

Pero el propietario de dos lujosas viviendas del Campestre, que fue sorprendido robándose el agua conectado a un hidrante, resultó ser ni más ni menos que uno de los hombres que desde 2004 –al igual que el narcotraficante y ex jefe de policía municipal, Saulo Reyes Gamboa- formó parte del grupo de financieros que patrocinaron la campaña del entonces candidato a la Presidencia Municipal de Juárez, Héctor ‘Teto’ Murguía.

Fernández, es el mismo personaje que hace unos años,  también detenido por la policía de El Paso, apareció en televisión y en medios impresos con ese vistoso uniforme color naranja, que distingue a los delincuentes que son llevados a la Corte. Y en ese entonces, Nicolás Fernández fue inmiscuido en un caso de fraude en la construccion de viviendas que se documentó y se hizo público en la región fronteriza.

En ese paraíso de silentes complicidades, Nicolás Fernández, un ‘exitoso’ empresario, propietario hace unos años de una empresa blockera, también es el personaje que hizo alianzas con Fernando ‘El Cary’ Romero, ex director del Cereso en los tiempos más turbulentos del penal, y a quien recien se le entregó la concesión de agua y de distribucion de seis mil alimentos en el centro carcelario.

Dicen que fue gracias a su solida relacion con gente de gobierno como logro obtener la proveeduria de agua embotellada para el penal.  El vital liquido se embotellaba en una vivienda que pertenecio al ex alcalde Rene Mascareñas.

El colmo del vival ‘empresario”, fue que en su defensa, intento embarrar a funcionarios del gabinete estatal.

Una concesión que suele interpretarse como pago de campaña política, que le permitió a él, en especifico, como a otros muchos empresarios en lo general que participan con patrocinios en la política, poder recuperar sus ‘generosas’, pero comprometedoras aportaciones.

De esa clase de suertes, Fernández, fue –literalmente pillado-, sustrayendo penosamente agua de un hidrante que estaba conectado a la red general, en un hecho que también presume posibles complicidades.

La suerte de Nicolás –a quien en el ‘mundillo’ de la grilla y del empresariado-, también se le conoce como ‘trincolas’, mote ganado a causa –dicen-, de las muchas transas que ha hecho a la sombra de la permisividad y del poder político, quedo al descubierto, cuando el pasado fin de semana, se opuso al cambio de un portón de acceso en el fraccionamiento, el cual requería ser removido para la ejecución de obras que se realizaban en el campestre.

El escándalo socio-político fue tal que se requirió de la presencia de la titular de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Nora Elena Yu, que simplemente tomo nota de una de las muchas tomas clandestinas de hombres de negocios y acaudalados empresarios que durante muchos años han robado a los juarenses.

Nicolás Fernández, quien por cuestiones de conveniencia política y económica personal, ha participado también en reuniones y concejos ciudadanos en contra de la violencia, pinta a la perfección los muchos personajes ‘doble cara’ que tiene Ciudad Juárez.

Como colofón, el empresario y amigo de muchos políticos, que lo han tolerado, intento evadir a la prensa, e incluso dijo que él, era solamente el apoderado de las propiedades, pero sus argumentos cayeron en tierra, cuando fueron los propios vecinos de la exclusiva zona residencial, los que lo pusieron en la cruz y aseguraron que Fernández era el propietario de las viviendas.

NEGOCIOS REDONDOS./

Una tarjeta informativa fechada el 9 de abril de 2012, que le fue girada a la titular del organismo descentralizado, dio cuenta de muchos otros vivales que fueron sorprendidos infraganti con tomas clandestinas e irregulares, pagando apenas mínimos, producto de la corrupción.

Entre otros, aparecieron en la lista ‘negra’, empresarios como Manuel Portugal y los propietarios de negocios generosos como el Motel Lebaron; Mariscos Caguamanta; la Poliplaza Medica –a quien generosamente le han concesionado la prestación de los servicios médicos municipales de los empleados del gobierno-, y hasta empresas lavasolas, entra muchas otras, todas conectadas ilegalmente a la red general de servicios de agua potable en la ciudad.

El colmo de los colmos fue el descubrimiento de Plaza Diamante, que dada de alta como oficinas administrativas, resulto que contaba con una empresa purificadora de agua.

Comentarios: elpolitikkon@gmail.com

Comparte!

    1. Ramon Parada dice:

      no es posible que naden sueltos, pido todo el peso de la ley a los sujetos como Nicolas (a)Trincolas Fernandez. la sociedad exige justicia.

    Deje un comentario

    Escuchanos

    Publicidad