Home»Politikkón»Politikkon

Politikkon

0
Compartido
Pinterest Google+

Foto Carlos BorruelEl caso de Oscar Villalobos y la cargada –los destapes tempraneros de apoyo de algunos sectores a favor del güero- hicieron recordar lo que le sucedió en su momento al ex secretario general del gobierno de Patricio Martínez García, el también ex coordinador de la bancada priista en el Congreso del Estado, Víctor Emilio Anchondo Paredes, con el que se fueron en la cargada miles de priistas.

Sin embargo al momento de la decisión del gobernador García, esta no recayó en su amigo Víctor, sino en quien entonces mas convenía a Chihuahua. Su nombre: José Reyes Baeza Terrazas.

El anuncio de la renuncia de Oscar Villalobos Chávez al gabinete del gobernador José Reyes Baeza tiene múltiples interpretaciones, aunque para la mayoría de los amigos y cercanos al gobernador de la entidad en la capital, el lanzamiento de Villalobos tiene la confirmación final del mandatario en la búsqueda de la silla por la sucesión gubernamental.

Para el resto, o sea, quienes están detrás de la barrera, la renuncia de Oscar sólo viene a matizar la reconfiguración del cuadro de los aspirantes que buscan contender y a obligar a quienes ahora tienen un puesto de elección popular a renunciar y a entrarle al juego de la sucesión.

En pocas palabras, Villalobos habría sido lanzado por el gobernador José Reyes Baeza, como una señal inequívoca de prueba y forzar a los suspirantes, especialmente al ahora diputado federal y ex presidente municipal de Juárez, Héctor Murguía Lardizábal, a despojarse de la investidura de legislador.

Al margen, existen dos hipótesis que podrían dar claridad al caso del Güero Villalobos. La primera y mas lógica estriba en que, aprovechando su viaje por la capital, Villalobos habría recibido instrucciones del gobernador para anunciar su retiro del gabinete y lanzarse de manera abierta y directa a la búsqueda de la candidatura, no por que la tenga amarrada, sino simplemente porque así conviene al juego de la democracia.

La segunda, tiene relación directa con una proyección de autonomía de Oscar Villalobos, que podría ser explotada mediáticamente como un aparente rompimiento y desacato a la instrucción de su amigo el gobernador, a fin de generarle simpatías a Villalobos y hacer crecer en la estatura político. Vaya el estirón, que consideran algunos, jamás nunca pudo lograr el ex presidente del PRI estatal y ex diputado federal.

Seria una copia fiel al carbón de la salida y solicitud de licencia que en su momento presentó en el gabinete el actual secretario de Desarrollo Urbano, Carlos Carrera, cuando buscó hacer mella en la aspiración del fallido candidato a la presidencia municipal de la capital y ahora diputado federal, Alejandro Cano Ricaud.

Sólo habría que agregarle que a diferencia de aquella salida, esta seria bajo un acuerdo y con conocimiento de causa entre el principal inquilino de Palacio y su amigo.

DE LEALTADES Y EQUIPOS.

Así las cosas, empezó a calentarse el panorama político, e incluso el anuncio de la salida de Oscar Villalobos, empezó a generar diversos comentarios entre los principales amigos en el circulo primario del equipo de Teto, que aseguran que los coordinadores de Villalobos en los municipios le darán todo su apoyo a Teto para que logre la candidatura al gobierno de la entidad.

Mas allá, también generó que algunos ‘divos’ de la política como la ex diputada federal, Lilia Merodio, hayan reconsiderado su amistad y relación con Murguía, después de que hace apenas unas semanas, prácticamente le lloraba y le rogaba al entonces diputado federal, Cesar Duarte para que le diera cobijo, luego de despotricar en contra de quien la ayudo a convertirse diputada. Así está el asunto de las lealtades.

La Merodio, bautizada en los círculos políticos y periodísticos como la ‘princesa huarache’, reconfirmo su repliegue con el equipo de Teto y ello fue confirmado durante las exequias del ex tinto secretario de Acción Electoral del PRI, Miguel Etzel Maldonado.

La salida de OVCH, eso sí,  ha condimentado la política, lo que anuncia la cercana decisión por la sucesión del estado de Chihuahua.

REGISTRO DE DELEGADOS EN EL PAN.

Uff!, sudó pero en serio el presidente delegado del comité municipal del PAN, Héctor Arreola, pero finalmente hasta al cierre del plazo, se logro el registro de alrededor de 919 delegados que podrán participar en la contienda por la presidencia de ese partido el próximo domingo 8 de noviembre.

No había mucho que hacer para hacer crecer el padrón de los delegados panistas, pero reconfirmó la falta de trabajo político, porque finalmente ese número es el mismo de los delegados participantes registrados en la última convocatoria donde surgió precisamente Arreola.

Pero a diferencia de aquella votación, originada más por las circunstancias de ese momento, que motivaron a los delegados a optar p

Commentarios

comentarios

Nota anterior

PAN A CUENTA REGRESIVA

Nota siguiente

AMENAZADO POR EL NARCO