Home»Opinión»OLIGARQUIA VS LA PLEBADA

OLIGARQUIA VS LA PLEBADA

0
Compartido
Pinterest Google+

Raza en Rojo del PRIPor CIRO.

El que más quiere ser el candidato a la gubernatura de Chihuahua por el Partido Revolucionario  Institucional, no la va ha ser, por el solo hecho de que representa los intereses de la oligarquía y la plebe ya ungió a un campesino para que el próximo sexenio sea quien lleve las riendas de nuestra entidad.

La operación política en Chihuahua para designar al candidato por el PRI tiene  su propio estilo, paciencia y ritmo  lo que hace que se distinga  del  incipiente político el verdadero político y aquí es en donde esta muy lejos Héctor Murguía Lardizábal de César  Duarte, este ultimo hasta ahora a sabido capear el temporal y hacer los amarres suficientes para lograr la distinción de gobernar a Chihuahua.

En esta entidad el Partido Revolucionario Institucional   tiene una ventaja de más de 20 puntos sobre su más cercano adversario político con lo cual cualesquiera de los seis aspirantes podría lograr el triunfo, sin embargo, la carta fuerte es la que sin duda debe llevarse a la contienda de ahí que se incline la balanza a favor el ex presidente de la Cámara de Diputados.

La espera de los tiempos y las formas por parte de César Duarte hasta ahora le han favorecido y todo lo contrario a Teto Murguía quien en una comida ofrecida por las cabezas de la oligarquía chihuahuense le perjudico haciéndole la tardea más difícil en el proceso de selección que a pesar de su vieja escuela no sabe perdonar.

Las pretensiones en la cabeza y los sentimientos están obstruyendo el camino hacia la candidatura,  el pasado ya se fue,  aunque revivirlo al lado de los caciques es  pagando caro una experiencias negativa de cara al futuro.

El Partido Revolucionario Institucional no es prisionero de su historia sino de los actos de sus dirigentes  los cuales con o sin razón han tenido incapacidad para un autentico  cambio, abuso del poder y corrupción,  prueba de quienes ahora apoyan al diputado federal  y ex presidente de Ciudad Juárez.

Si esta elección fuera una revolución volveríamos  al pasado cuando los caciques terratenientes en defensa de sus intereses  armaron a un general  y sus huestes  para combatir a los desposeídos los que hoy reclaman lo que por derecho les corresponde.

Los tiempos ya son otros y como prueba en la elección del candidato la decisión ya esta dada aunque aún falta  solo el  que sea ratificada lo cual podría suceder antes de  la Noche Buena.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

CAMPESINOS DESTAPAN A CESAR.

Nota siguiente

REPORTE DE SEDENA.