Home»Opinión»OBJETIVO: DESASTABILIZAR LA CDMX…Y LA UNAM

OBJETIVO: DESASTABILIZAR LA CDMX…Y LA UNAM

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Jorge FERNáNDEZ MENéENDEZ./15 de Junio

Uno de los principales enfrentamientos políticos que ya tenemos hoy, pero que se agudizará en los próximos meses, es el de Morena y el PRD por el control de la Ciudad de México. En esa lucha se inscribe el intento de suspensión de las obras de la Línea 7 del Metrobús.

Desde las elecciones del 2015, Morena y sus grupos cercanos han impulsado una y otra vez el bloqueo de prácticamente todas las obras proyectadas por el gobierno de Miguel Ángel Mancera. En algunos casos han tenido éxito, como en el corredor cultural y comercial de avenida Chapultepec y en otros no, como en los túneles de avenida Mixcoac. Pero en todos los casos lo han intentado, en muchas ocasiones buscando ONG’s a modo o con grupos de vecinos que casi nunca son de la zona afectada por esas obras. El intento es obvio: maniatar y desestabilizar al gobierno capitalino.

La decisión de bloquear los trabajos de la Línea 7 se inscriben plenamente en ese contexto. Considerar a todo el Paseo de la Reforma como un monumento histórico en sí mismo es un poco ridículo, tomando en cuenta, además, que se han realizado innumerables modificaciones de la propia avenida, una de las más radicales fue el extraño camellón con picos construido durante la administración de López Obrador (sin olvidar el agravio que significó para toda la zona el plantón realizado por el propio Andrés Manuel en esa avenida semanas después de las elecciones del 2006). La obra tenía permisos del INBA y del Instituto Nacional de Antropología e Historia, se cuidó que no tuviera afectaciones a las áreas verdes y constituye un impulso a algo que tendría que ser, no siempre lo es, una prioridad: el transporte público en la ciudad. No sé, no es mi tema, si en términos de movilidad y urbanismo, el Metrobús es la mejor solución, pero esa es otra discusión.

En los hechos estamos ante una obra ya muy avanzada, que tenía sus permisos y apoyos en orden, que se considera que mejorará la vialidad y el transporte en una zona clave en términos empresariales, laborales y turísticos de la Ciudad de México que termina siendo bloqueada por un juez federal, Fernando Silva García, quien ya se ha caracterizado por una serie de resoluciones por lo menos extrañas, y casi siempre simpatizando con causas de Morena. Fue el juez del caso Ficrea; el que declaró inconstitucional la ley de movilidad que especificaba que cuando se dieran marchas o bloqueos se debía avisar a las autoridad con 48 horas de anticipación; el que otorgó un amparo contra MVS en el tema del despido de Carmen Aristegui; el mismo juez que declaró inconstitucionales las fotomultas en la CDMX. En fin, tiene razón Mancera cuando dice que hay intereses políticos en la polémica sentencia y que las obras continuarán con los respaldos legales que se requieran.

Lo que llama la atención es esa forma de hacer política y el daño que se termina haciendo a la ciudadanía en una de las ciudades más grandes del mundo y que requiere, por su misma condición, de grandes obras para hacerla más habitable para todos. Cuando se pone por encima de eso el interés político de corto plazo, es una mala noticia para todos.

CALENTAR LA UNAM

Otra de las tentaciones favoritas de algunos operadores políticos ha sido la de provocar conflictos al interior de las grandes universidades del país, en especial la UNAM, para aprovecharse de ellos en su favor o para dañar a sus adversarios. Viene ocurriendo en cada proceso electoral desde los años 60. Ahora se quiere explotar “la noticia” de que en el último mes y medio “han sido asesinados tres jóvenes” dentro de Ciudad Universitaria, lo que, además de falso (son esas noticias que se construyen a partir de medias verdades), es un evidente intento de desestabilizar a la Universidad Nacional.

Ocurre precisamente cuando exrector José Narro es uno de los más viables aspirantes a una candidatura presidencial y cuando su sucesor, Enrique Graue, ha decidido combatir el narcomenudeo y fortalecer la seguridad de la comunidad universitaria. Calentar la UNAM es una forma de mover a la base universitaria de Morena en la universidad. Es demasiado obvio.

LA REFORMA DE SINALOA

El gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz envió al Congreso estatal una propuesta de reforma en la que propone la reducción de los tiempos de las campañas electorales, en el caso de la gubernatura las reduce de 60 a 45 días, y las campañas para diputados locales, presidentes municipales, síndicos y regidores se reduce de 60 días a 35.

Con ello los recursos entregados a los partidos disminuirían significativamente. Propuso, además, que las prerrogativas a los partidos se reduzcan un 35 por ciento los años en que no haya elecciones. En lo relativo a la propaganda, propuso hasta la anulación de la elección en caso de que la misma se caracterice por expresiones que calumnien a los adversarios, así como la prohibición de espectaculares en transporte público.

Hace unas semanas mandó una iniciativa para reducir el número de diputados locales de los actuales 40 a 27 y rebajar a la mitad los regidores municipales. Habrá que ver qué hace el congreso sinaloense.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

ANDRéS MANUEL EL PURO

Nota siguiente

ESTADOS 'OPACAN' INFORMACIóN FISCAL Y FINANCIERA; CHIHUAHUA ES EL NúMERO 9