Home»Opinión»“NO HABÍA ROBO, PANCHO…”

“NO HABÍA ROBO, PANCHO…”

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Francisco GARFIAS./18 octubre./

Javier Duarte dijo públicamente que dejaba el cargo para limpiar su nombre. EnDespierta con Loret, se comprometió públicamente a no escaparse y permanecer en Xalapa para enfrentar los cargos de corrupción que se le hacen. Fue un engaño, una estratagema, una mentira.

Nadie sabe dónde está.  Por lo menos hasta anoche. Hay múltiples versiones sobre su supuesta fuga después de que se hiciera público que le giraron orden de aprehensión por lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Una de las versiones es la del panista Miguel Ángel Yunes, gobernador electo de Veracruz: El gobierno del estado le facilitó un avión el sábado anterior para llevarlo a Puebla, después a Coatzacoalcos y de allí a Ciudad Juárez. Otras dicen que de la Angelópolis se habría trasladado a una casa en el Desierto de los Leones.

Nada confirmado.

Su desaparición deja a Enrique Peña mal parado. El Presidente dijo en agosto que los gobernadores que enfrentan procesos por malos manejos de recursos públicos deberán responder a los señalamientos que se les hacen. “No los solaparé”, aseguró en una entrevista con López Dóriga.

Ahora le llueve al inquilino de Los Pinos. No sólo parece que se les escapó el veracruzano. Otro exgobernador panista, Guillermo Padrés, de Sonora, otro corrupto, ni sus luces. Ya tiene “ficha roja” de la Interpol. Lo buscan en 190 países.

Uno se pregunta cómo ocurren esas cosas. Ambos estaban señalados hasta por sus propios correligionarios. Sus respectivos partidos les suspendieron sus derechos. Las palabras del Presidente, pronunciadas hace más de dos meses, parecían instrucciones para los órganos de inteligencia. Pero parece que están de adorno. No sirven. Se pelaron en sus narices, sin regresar la lana.

De Duarte hablamos con el gobernador interino, Flavino Ríos, luego de que jurara que él no facilitó la huida de su exjefe. ¿Dónde está? Preguntamos. “No sé”, repuso.

A Ríos no le entró con Duarte el “síndrome de San Pedro”, quien negó tres veces a Jesucristo. “Sí, es mi amigo”, admitió… Pero inmediatamente añadió: “no metería las manos por nadie”.

El interino pidió que las autoridades hagan su chamba. “Yo ando por acá tocando puertas. En Hacienda para los recursos. En Gobernación para seguridad”, nos dijo.

“Sé que me van a ayudar. Tengo el apoyo de Pepe Yunes, de Héctor Yunes”, añadió.

“¿Mi opinión sobre Miguel Ángel Yunes? Ninguna. No me voy a subir al ring. Soy gobernador de Veracruz y estoy trabajando  para el desarrollo, la seguridad y la paz en el estado. No me meto en broncas de actores políticos”, nos dijo.

Ya encarrerado, presumió que en Coatzacoalcos van 18 días sin un solo secuestro. Se sienten más seguros desde que el almirante Castañón Zamacona se hiciera cargo de la seguridad en la entidad. “Tienen confianza en la Marina”, nos dijo.

“No había ROBO, Pancho”, nos escribió tajante, y en mayúsculas, Miguel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, luego de que, el pasado domingo, después de leer el portal de Excélsior que acompañaba una fotografía, pusimos un tuit que decía: “Sigue la mata dando. Reportan asalto en Periférico a la altura de Observatorio. ¿Serán los mismos que allí me robaron con violencia en el 2013?”.

El doctor Mancera acompañó su mensaje de un reporte del sector Plateros que dice textual:

“En relación al Twitter en el que la Srita. Cynthia Valdivieso informa del robo a un automovilista, un BMW de color gris, se informa a la superioridad que a una distancia de aproximadamente 100 metros sobre Periférico, en la calle de Camino Real, se encuentra el C. Pol 902277 Juan José Velázquez Melo, del Sector Plateros, mismo al que no le fue solicitado apoyo por automovilista alguno.

“De igual forma, a una distancia de 100 metros atrás, en la Calle Garza, esquina Periférico, tenemos un puesto de mando para evitar el robo a automovilistas y transeúntes… mismos a los que, de igual manera, no les fue solicitado el apoyo por persona alguna.

“En la misma esquina se encuentra una Cámara del C2 que no cuenta con visión dirigida al punto de referencia, siendo éste punto ciego”,  señala.

A las 19:40 se hizo la revisión de dos sujetos con las características de las personas que aparecen en la fotografía, las cuales se introdujeron al número 65 de la calle Héroes de 1810, col. 8 de agosto, delegación Miguel Hidalgo.

“Al momento no se ha presentado persona alguna a iniciar carpeta de investigación por dicho delito”, concluye.

El domingo por la mañana, basado en el tuit de Valdivieso, Reforma publicó, en la parte superior de la primera plana, “Oootro atraco en Periférico”.

Nos contactó Rodrigo Serrano, de la CNDH. Quería informarnos del resultado del informe que le pidieron a la SSP capitalina luego de la golpiza  que sufrió mi hijoFrancisco, de 20 años, por parte de uniformados, afuera del bar Walther, en la colonia Roma. “Básicamente sigue el procedimiento y las declaraciones de las policías”, sintetizó.

Mi hijo fue salvajemente pateado en el piso por policías que llegaron como refuerzo a calmar una pelea callejera en la que mi hijo nada tuvo que ver. Se metió a rescatar a un amigo en medio de zipizape. Extrañamente, ninguna cámara —ni la del antro, ni de la Ciudad de México, ni de las patrullas— captó el momento de la agresión la madrugada del ¡10 de septiembre pasado!

Son siete u ocho patrullas las que acudieron. Saben los números, el sector y no dan con ellos. ¿Increíble, no? Una de dos: o verdaderamente son unos inútiles o encubren a los agresores.

Sin comentarios

Deja un comentario

Nota anterior

LOS ASESINOS DEL JUEZ BERMUDEZ

Nota siguiente

Supera Netflix valor comercial de Televisa y otras empresas