Home»Opinión»NI REPRESALIAS, NI DESTIERRO PARA LA ‘MAFIA DEL PODER’: AMLO

NI REPRESALIAS, NI DESTIERRO PARA LA ‘MAFIA DEL PODER’: AMLO

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Francisco GARFIAS:

Termino de leer el libro de Andrés Manuel López Obrador, 2018: la salida, decadencia y renacimiento de México (Editorial Planeta).

Me llamó poderosamente la atención la parte en la que habla sobre cuál será el trato que recibirán los integrantes de lo que llama “La mafia en el poder” si gana la próxima elección presidencial (página 100).

El Peje deja claro que no comulga con la tesis “ni perdón ni olvido” que pregonan algunos de sus seguidores. Más bien, hace un guiño tranquilizador a los que incluye en la mafia.

No quiere otra campaña como la de “Un peligro para México”, que tanto daño le causó en 2006.

“En 2018 no habrá represalias, persecución o destierro para nadie. Simplemente, les pondremos un hasta aquí a quienes persistan en abusar de los débiles. Declaramos enfáticamente que lo que se necesita es justicia, no venganza”, escribe el líder de Morena.

  • ¿Quiénes son los integrantes de “La mafia en el poder”? AMLO les puso nombre y apellido en su libro La mafia que se adueñó de México… y el 2012, que publicó  hace menos de un lustro. El mero mero de la mafia, según el tabasqueño, es el expresidente Carlos Salinas de Gortari, a quien bautizó como “el innombrable”. Menciona también a políticos como Elba Esther Gordillo, Vicente Fox, Enrique Peña y Manlio Fabio Beltrones. Completan la lista empresarios como los Zambrano, los Peralta, Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego, Pablo Aramburuzabala y, por supuesto, Carlos Slim.

Paradoja: algunos de los representantes de estos poderosos caminan ya junto a El Peje: hablamos del empresario regio Alfonso Romo; de Esteban Moctezuma, exsecretario de Gobernación y presidente de Fundación Azteca; de Marcos Fastlicht, suegro de Emilio Azcárraga, y de Miguel Torruco, consuegro de Carlos Slim, entre otros.

  • Hay malas noticias para Roberto Borge. Detuvieron a uno de sus excolaboradores. Se trata de Mauricio Rodríguez Marrufo, secretario general del ayuntamiento. Fue titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda en tiempos del voraz exgobernador del estado. El funcionario está implicado en la venta ilegal de terrenos públicos a familiares. “Lo curioso es que (en el momento de la detención) estaba presente en un evento del gobernador Carlos Joaquín”, nos dice la periodista local Myriam Gómez César.

Borge anda desaparecido. La última vez que se supo de él fue por unas fotografías que le tomaron mientras observaba un juego de basquet profesional en Miami. Un integrante del gabinete de seguridad nos dijo apenas que el exgóber de Quintana Roo está en Canadá. Otra fuente, generalmente bien informada, lo ubica en Costa Rica. A Beto Borge se le acusa de la venta ilegal del patrimonio del Estado, despojos a particulares y violaciones a los derechos humanos.

  • El robo de combustible es un gravísimo problema que no se atendió en tiempo y forma. Se dejó crecer y crecer. Se hizo incontrolable cuando el crimen organizado se metió en el “negocio”. Hoy vemos las graves consecuencias de esa negligencia. El tema no es nuevo. Lleva casi una década. Aún recuerdo a Emilio Lozoya, entonces director de Pemex, cuando nos compartió, hace tres o cuatro años, su preocupación por el robo de combustibles.

Nos dio una cifra del costo del fenómeno para la entonces empresa paraestatal. No la traigo en la cabeza, pero ascendía a miles de millones de pesos. Suficiente para aliviar las escuelas con piso firme, hospitales, medicinas, albergues, comedores en varios estados del país.

El tema se hizo muy visible con el enfrentamiento entre militares y huachicoleros en el municipio de Quecholac, Puebla, ubicado en el llamado “Triángulo rojo” de esa entidad. Por allí pasa el poliducto Minatitlán-Valle de México que abastece de combustibles al centro del país.

En el ataque murieron cuatro soldados y seis delincuentes. Diez en total. Hubo once heridos y 14 detenidos. Y algo muy triste: quedó al descubierto la complicidad de la población con los malosos.

El presidente Peña Nieto prometió ayer aplicar todo el peso de la ley a los responsables del ataque. “El robo de combustible, subrayó, es un delito. Quienes lo practican exponen a sus familias y dañan a sus comunidades”. No eludió el tema de la complicidad de los pobladores de Palmarito. “La delincuencia organizada engaña y utiliza a la población para cometer el ilícito”, destacó y recordó que la mejor acción para combatir el robo de combustible es la denuncia ciudadana.

“He dado indicaciones a las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Hacienda, a la Procuraduría General de la República y a la dirección de Pemex para instrumentar una estrategia integral para combatir este ilícito en toda la geografía nacional”, señaló el jefe del Ejecutivo. Ojalá no sea flor de un día.

  • Si usted es panista ¡agárrese! Este lunes, a primera hora, el senador Juan Carlos Romero Hicks anunciará, en redes sociales, su intención de contender como cuarto aspirante del azul a la Presidencia de la República “de no haber algún cambio”, dice el mensaje que recibimos en WhatsApp.

“Esto es producto de la gran insistencia de panistas para enriquecer la oferta blanquiazul, sobre todo por la trayectoria”, agrega. Romero Hicks ha sido rector, gobernador de Guanajuato, director de Conacyt y senador de la República.

Los otros tres aspirantes son Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

NEPOTISMO: PUNTO CIEGO ESTATAL

Nota siguiente

PIDE ALCALDE A DIPUTADOS, DEJAR DE LADO LOS INTERESES POLITICOS