Home»La Noticia»Narcotrafico: 48 millones de pobres una “amenaza para la seguridad”

Narcotrafico: 48 millones de pobres una “amenaza para la seguridad”

0
Compartido
Pinterest Google+

 

Mata de mariguanaCIUDAD JUAREZ, 23 de octubre.-  Pese a que el gobierno mexicano ha reportado avances y trabajo en ciudades como Monterrey, Tijuana y Ciudad Juárez, con la implementación de los controles de confianza en las corporaciones policiacas para enfrentar la delincuencia, Estados Unidos destacó la importancia en aumentar la capacidad de las instituciones civiles para lograr mantener el estado de derecho en este país.
El principal desafío en México es: ¿Cómo ganar la confianza de las comunidades?, ¿Cómo lograr que la gente sienta mas confianza; que va poder trabajar, enviar a sus hijos a la escuela, en un  país donde otro punto vulnerable son 48 millones de pobres que serían también una “amenaza para la seguridad”.
-Y si no se gana la confianza, no habrá inteligencia para desmembrar a la delincuencia organizada-, dijo en su reciente visita a la frontera el embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual.
 Expresó que la cooperación conjunta entre los dos países (México y Estados Unidos), es la única vía para tener éxito y resolver el dilema que plantea la lucha contra el crimen organizado.
-No existe un país que puede resolverlo solo, y no se pueden aislar-, precisó al abundar sobre la necesidad cada vez mas imperante de reunir a las naciones –como sucede con G-20-, para dar respuesta a los problemas mundiales.
El gobierno estadounidense ha pedido al mexicano, acceso a datos y el registro de armas que son decomisadas –que son vendidas en Estados Unidos-, para conocer a los vendedores de las armas  y cooperar con  investigación.
Mientras tanto, los narcos, que han estado involucrados en el sistema legal y de justicia en México, han creado un “fuerza de seguridad” que distorsiona la capacidad del gobierno, a lo que hubo que reaccionar para terminar con la impunidad y establecer programas de inteligencia, comentó el embajador.
De acuerdo al reporte de Pascual, 445 mil soldados mexicanos participan en tareas de seguridad en diez entidades del país, “en lugares donde no existía confianza para trabajar…pero ése no es el fin de la historia”.
Aclaró que México, no es un estado fallido: “No, no, no es un estado fallido… México es un país democrático”, respondió a la pregunta directa de un académico.
Dijo que a diferencia de otras naciones, México tiene un Ejército y una fuerza aérea con capacidad para proteger a los ciudadanos. Los países fallidos no tienen esa capacidad, expresó.
El gobierno de los Estados Unidos ha cumplido con 1,200  de los 1,400 millones de dólares, como parte de la cooperación dentro del Plan Mérida para equipamiento, a escasas semanas de hacer la entrega de nuevos helicópteros que serán enviados en los meses de diciembre de 2009  y febrero de 2010.
Pascual dijo que su pais, mantiene su preocupación  en torno a los productos,  mecanización del narcotráfico, rutas y transportación en el trasiego de las drogas
“Si Estados Unidos trae recursos (a México), debe tener capacidad para atacar el narcotráfico y destruir las bases de la delincuencia”, dijo el Embajador que posteriormente, al ser cuestionado para que precisara y aportara mas información, negó al periodista, haber hecho esta expresión,  disculpándose por su “mal español”.
-No estamos envueltos en la operación-, dijo categórico.
Sin embargo aceptó que su gobierno tiene responsabilidades, del otro lado de la frontera, en torno  a la demanda de narcotráfico, contrabando de armas y envío de dinero para los carteles.
“Si no sabemos c0mo controlar y gobernar las fuerzas en el orden internacional, éstas pueden ser base de las amenazas que hoy encontramos en día”, dijo el diplomático, al referirse también a los problemas  generados por la dependencia del petróleo y los energéticos y la insurgencia de problemas como la influenza AH1 N1
  
 Más allá de la frontera.

El embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, dijo que en ciudades donde existe una mayor  demanda de droga (narcóticos), el tratamiento de adictos, el problema va mas allá de la frontera y esta “afectando a nuestros niños y afectando donde están nuestros intereses”.
Expresó que el problema en México radica en la falta de controles de confianza en las corporaciones;
En Monterrey –dijo-, se han tenido algunos avances, pero no se tiene confianza en la mitad de los policías; en Tijuana ha empezado a aumentar la confianza y se ha incrementado, ha mejorado en los últimos 20 meses, y en Ciudad Juárez,  “cosas pequeñas pueden hacer una gran diferencia”, -ustedes mejor que yo, saben lo que aquí sucede/, dijo el embajador.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

Eventos de la Jornada

Nota siguiente

Juarez en el ranking mundial