Home»Politikkón»NANABI, CATARSIS PARA LOS JUARENSES.

NANABI, CATARSIS PARA LOS JUARENSES.

0
Compartido
Pinterest Google+

Elefanta 1Cual si fuera un animal vivo, y no una obra artística de Andrés Botha, Nanabi llegó a la frontera, y se placeó en medio de la selva urbana, bajo el tráfico citadino y los miles de niños que en edad escolar, acompañaban a sus padres de los centros escolares a la casa, por las principales avenidas de la ciudad.

La enorme elefanta, de poco más de cuatro metros de altura, de más de una tonelada de peso y creada con materiales reciclables,  mayormente de llanta de desecho, es promovida por la Fundación Human Elephant, y sirvió de catarsis a los miles de ciudadanos que han tenido que vivir bajo presión y estrés por la violencia durante los últimos años, en una ciudad –literalmente- bajo guerra.

Desde su llegada, Nanabi cautivo a los juarenses que, sorprendidos por el desplazamiento de la Elefanta, detuvieron la acelerada marcha de sus vehículos, ante la mirada sorpresiva de niños y jóvenes, que sobre esa ruta sacaban sus cabezas de la ventana, como para asegurarse de que tan real era la figura de Nanabi y si ésta, era de verdad.

-¡Mira papa…ese elefante es enorme!-, dijo uno de los niños que sobre el asiento de atrás, alcanzó a gritar a pecho abierto, al ver la escultura de Nanabi, rodeada de plantas ornamentales que cubrían lo largo y ancho de la plataforma de un camión de quinta rueda.

La avenida Tecnológico, siempre saturada, donde regularmente los automovilistas aumentan la velocidad, se convirtió en una pasarela para Nanabi, que en lengua Mazahua significa “Madre Naturaleza, y obligó a todos los automovilistas a reducir los índices de velocidad.

Pero la elefanta no llegó sola. Llegó acompañada de un festival, donde los bailes y los cantos, también atrajeron las miradas de los juarenses, que sorprendidos, reían, en una autentica catarsis, en medio de una ciudad que ha sido sacudida por la violencia.

Muchos niños pidieron a sus papas detener el coche, para subir y tomarse la fotografía con Nanabi.

El desfile de la escultura,  tuvo inicio en las inmediaciones del Parque Central y concluyó en un centro comercial de la ciudad, donde la elefanta permanecerá por un tiempo.

La escultura creada por Andrés Botha, es además un símbolo del medio ambiente, que permanecerá en la frontera a partir de este miércoles y hasta el próximo 11 de marzo, dio a conocer La directora de Centros Comunitarios de la ciudad, Verónica Lozano.

Dijo que las autoridades municipales apoyadas por la iniciativa privada e instituciones culturales y educativas, han preparado una serie de actividades para involucrar a la comunidad fronteriza en la importancia de la recuperación de valores a favor de la conservación de los recursos naturales.

La escultura, para muchos una enorme mole de materiales reciclables, será trasladada a la explanada del Centro Cultural Paso del Norte, donde estará recibiendo a las familias juarenses del 1 al 11 de marzo.

Lozano dijo que durante su estancia se tienen programadas una serie de actividades como lo son conferencias, talleres, espectáculos y concursos dirigidos al público infantil, con el fin de hacer conciencia sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, refirió.

La elefanta Nanabi fue trasladada desde Sudáfrica y desde su llegada al continente hecho escala en distintos puntos de la República, entre estos las ciudades de Mérida, Cuernavaca y el Distrito Federal.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

SUPERDELEGADO DEL PRI.

Nota siguiente

BAJO RESERVA, jueves 25 de febrero.