Home»La Noticia»LAS PUNTADAS DE GALINDO

LAS PUNTADAS DE GALINDO

0
Compartido
Pinterest Google+

Ramon_GalindoREELECCION: LAS PUNTADAS DE GALINDO
Y ESAS RUINAS VEIS.<>

Por Isaías Brito

Todavía sufrimos los efectos de la metida de pata de la creación de esa figura llamada DIPUTADO PLURINOMINAL, según la cual es posible que alguien ocupe un puesto de elección popular sin haber sido electo por la ciudadania, cuando ya Ramón Galindo Noriega, senador por el Partido Acción Nacional, nos regala la puntada de que :” Después de por lo menos una veintena de intentos todos fallidos, la reeleción es hoy uno de los asuntos prioritarios de la agenda legislativa, tanto en el senado como en la cámara baja, pro lo que no dudo que este será uno de los temas que acaparará la atención en el Legislativo en el próximo periodo de sesiones. ( boletin informativo del 18 de Noviembre de 2009).

El hecho de que al exalcalde de Juárez metido ahora a senador por esos pecados que la democracia tiene, haya hecho por lo menos una veintena de intentos de algo ( no especifíca el propósito de sus intentos ni ante quien los hizo) a favor de la reeleción, según se infiere de su comunicado, da a muchos para pensar en que, después de todo algo haya de porfiriato en el imaginario panista, pero sobre todo, habla del gran amor que por vivir en el presupuesto  tiene el excontador de maquila.

No vamos a referirnos a los logros de la revolución para descalificar las ganas que otros tienen de que se prolongue su estancia en  las mieles del poder porque los tales logros fueron la base sobre la que se sustentó una dictadura de partido por mas de setenta años…pero si es bueno recordar que seguramente el discurso de continuidad en los programas haya servido a Don Porfirio para disimular lo que realmente quería: estar en la silla presidencial hasta que el cuerpo aguantara.

Don Ramón habla a favor de la reelección en los huesos, cualqueira que sea su naturaleza y aduce dos motivos: uno porfiriano y otro neopanista. El primero se refiere a la necesidad de la continuidad de la obra y el segundo a la posibilidad que asi tendría el ciudadano de obligar al funcionario público al rendimiento de cuentas.

Lo que no entiende don Ramón es que una y otra cosa se pueden hacer sin volver los tiempos atrás, tan solo si la ciudadanía lo quisiera. El votante podría exigir al nuevo funcionario público la continuidad de aquellos programas que el anterior hubiera emprendido y cuya utilidad estuviera probada… y podría, condicionando su voto, obligar al suspirante a incluir en sus programas de trabajo este renglón. Por lo que hace al rendimiento de cuentas, es evidente que ahora no se da, pero a lo que menos se puede culpar de esto es a la falta de tiempo.

Por otra parte, tampoco se trata de negar por negar… desechar lo viejo por viejo o elevar el concepto de no-reelección a la categoría de mito intocable, pero dígame usted si personajes de la vida pública como López Obrador, el Teto Murgia, por citar tan solo algunos, querrían dejar el poder, una vez que lo han probado..

Porque bien vistas las cosas a la fecha nada sostiene a Manuel López Obrador que su empecinamiento…. y al Teto Murgia nada lo hace ver la ralidad triste de su pobre desempeño como alcalde sino las ganas de ser gobernador…  Para continuar en el candelero, el Peje se hace llamar “presidente legítimo”…y el Teto se nutre de la lectura parcial de encuestas. Nos encontramos frente a unas ganas de continuidad que es dificil encntrarlas mayores.

Para entender que las reelecciones en realidad son sinónimos de perpetuación en el poder en las cuales el interes ciudadano es lo que menos cuenta, no hay que remontarse al porfiriato…bástenos con referirnos  a los líderes sindicales que son, que han sido y que siguen siendo… Y ahí se pued hablar de continuidad de la obra?….o de rndimiento de cuentas?…caramba.

En abono de don Ramón hay que decir que la palabra CONTINUIDAD no es del todo desechable…podríamos hablar de continuidad de aquellos programas que hayan funcionado…y hasta podríamos lograr que el funcionario que los implementa se quede al frente de los mismos, porque en realidad es el operador del programa de quien depende el éxito o el fracaso del mismo. Y podríamos hablar de continuidad en la responsabilidad de la obra mal hecha…muy intersante sería que, por ejemplo el Teto Murgia siguiera dando la cara ahora que la obra cumbre de su pasada gestión se cae a pedazos: el camino real

Por último es triste pensar que un senador haya hecho mas de una veintena de intentos fallidos porque le tomen en cuenta su ocurrencia pro-reelección y ni uno solo, que se sepa, para proponer algo que pudiera servir como paliativo en la tremenda situaciónq ue vive nuestro Estado.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

TIEMPO, ESCRITURA y VIOLENCIA.

Nota siguiente

PIDE PAN PARTICIPAR