Home»La Noticia»LA RESPUESTA.

LA RESPUESTA.

0
Compartido
Pinterest Google+

Por CIRO/13 de Junio./

El pasado viernes por la noche la Caravana de la Paz concluyó sus actividades en la Plaza Benito Juárez de esta ciudad fronteriza en donde fue signado el pacto correspondiente y donde el reclamo fundamental fue acabar con la guerra promovida por Lipe Calderón.

Los acuerdos fueron el cese inmediato de la estrategia de guerra, desmilitarización de la policía, el regreso del ejército a los cuarteles y lo más primordial juicio político a Calderón y los actores que lo secundan en violar la ley y utilizar el poder en su propio beneficio.

La respuesta que a dado hasta ahora el gobierno federal que encabeza el panista Calderón Hinojosa pretende todo menos acabar con el baño de sangre que abate la nación y donde el costo es de más de cuarenta mil victimas, más las que se acumulen, por las pretensiones de un gobierno que quiere todo menos hacer caso a los mexicanos.

Mientras que los promotores de la paz signaron la reconsideración de la estrategia en la guerra contra el crimen organizado, que desde el inicio de su administración  calderonista emprende el presidente del “empleo”  este vaquero montado en su macho  sigue adquiriendo armamento para “operaciones de orden interior y seguridad nacional contingentes o urgentes”.

La respuesta que a millones de mexicanos a dado el presidente de la República al mandato supremo de las fuerzas vivas por la paz es la adquisición de implementos de  guerra por la suma inicial de 4 mil millones de pesos en una primera partida económica y en breve se invertirán otros 4 mil 690 millones más.

Las adquisiciones millonarias están destinadas a la adquisición de armamento de países como Estados Unidos, Bélgica, Israel y Alemania, proveedores principales de México quien hasta hace seis años se consideraba una “nación pacifista”.

Las compras de la Secretaría de la Defensa Nacional en la administración de Calderón han adquirido armas por el millonario monto, comercialización que tal parece se ha hece en los “obscurito” ya que no se han licitado  y las cuales dieron principio desde el primer trimestre del 2007 y el primer trimestre del 2011 por medio del Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar.

La Sedena ha comprado equipo militar, terrestre, aéreo, refacciones y contratado obra pública y servicios de mantenimiento relacionados con este equipo habiéndose erogado por este concepto tan solo de enero a marzo de este año la suma de 171 millones 229 mil 745 pesos lo cual establece el Anexo XVI de los informes sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública en el que se marca la compra de equipo bélico.

La guerra contra las drogas de Calderón tal parece representa el “negocio de unos cuantos” en donde mayormente se ven  beneficiadas empresas e instituciones trasnacionales.

El Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada adopta la figura de fiduciario en donde se resguardan 4 mil 690 millones  en el fideicomiso, los cuales ya están disponibles para la “contingencia” de la milicia en el contexto de la “guerra contra el narcotráfico” y cuyos montos implicados no son licitados justificándose como de seguridad nacional con carácter “contingente o urgente”.

Chihuahua, considerada la entidad más conflictiva del país invirtió como anticipo más de 25 millones de pesos en armamento y la Defensa Nacional reporta que entre el 2007 y el 2009 sus elementos perdieron por extravío o robo 7 mil 929 armas de fuego.

Los 31 estados y el Distrito Federal han invertido durante la gestión de Calderón y a causa de su fallida guerra la suma de 715 millones 232 mil 662 pesos. ¿Acaso no es una inversión muy alta para los pobres resultados en seguridad nacional que hemos obtenido?

En síntesis esta ha sido y será la respuesta de Lipe Calderón Hinojosa al reclamo de paz de los mexicanos en donde nos deja dos vertientes como la mala y la buena. La primera es que nos llevo a los mexicanos a un baño de sangre al ser “elegido” presidente de México. La segunda le queda poco tiempo de su mandato.

Que la historia no se repita.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

POLITICA DE LA BUENA.

Nota siguiente

IMPUTAN SECUESTRO A POLICIAS.