Home»Politikkón»LA PORCINA COMEDIA

LA PORCINA COMEDIA

0
Compartido
Pinterest Google+

CerdosLOS MOTIVOS DE “EL GORDO”/ Opinión

Por Joaquín Hernández.<>

 “Cuando alguien señala algo, los tontos ven el dedo”, suele decirse para enfatizar la importancia de una denuncia, independientemente de quien la haga.

Pero como todo aforismo tiene su contrario, la sabiduría popular llama a tener cuidado cuando alguien afirma algo en contra de un tercero y advierte: las palabras se toman según sea la persona de quien vienen.

Las anteriores consideraciones nos sirven para enmarcar el hecho de que el director de un periódico local de circulación limitada y gratuita, según propia confesión, ha llenado sus páginas  por espacio de casi dos semanas, con información que intenta descalificar la obra del presidente municipal en tantos renglones como le sea posible, llevando su crítica al extremo de insistir en que radicar en la vecina ciudad de El Paso, riñe con su función de gobernar.

Las críticas se han enderezado en forma muy especial y reiterativa en el tema de la Seguridad Pública que es hoy por hoy de capital importancia para los juarenses. El tema de la violencia ha impactado de tal manera al director de referencia, que se ha convertido en un violento más, y con este tipo de inspiraciones, ha transformado lo que debiera ser una tarea informativa en una expresa convocatoria a la rebelión.

 Ante la insistencia con la que el director de ese medio hace de la descalificación a destajo de la obra del gobierno municipal su principal y casi único contenido editorial, importa ya no solamente analizar que es lo que está señalando el dedo, sino quien es el dueño de ese dedo, pues solamente si sabemos de quien vienen, podremos saber como hemos tomar las palabras lanzadas al aire con tanta vehemencia y en abundancia tal.

Prescindimos aquí de la descripción de las acusaciones por dos razones importantes: Son muchas y la retórica violenta en las que han sido expresadas las sacan de un  contexto manejable… enfrentar la razón al despropósito nunca ha sido tarea que valga la pena emprender, si se valora el tiempo en algo. La segunda razón es que la realidad de la obra de gobierno se ha expresado en su momento en público y ventilado en los medios de comunicación a los que la comunidad juarense realmente accede.

 Pero saber de quien vienen las palabras no solamente nos da el perfil de la persona que las expresa, sino que nos dirá mucho de los motivos que animan su postura.

Y uno se pregunta:  puesto que no es informar la tarea que se ha impuesto el periódico al  llevar a cabo la campaña de descrédito de la obra pública del presidente, entonces ¿qué es lo que realmente quiere el personaje en cuestión?… cuando ataca, por ejemplo a la tesorería, ¿pretenderá ventilar asuntos familiares no suficientemente ventilados en su momento y en su lugar?…cuando ordena  a su personal a redactar las descalificaciones que publica,  ¿lo hará como presión para que renuncie al reclamo, tal vez, de algún derecho laboral violentado?… o cuando acusa al alcalde de manejar los dineros públicos sin el debido cuidado, ¿estará buscando ser favorecido con ese supuesto “despilfarro” y lograr así lo que no ha podido lograr debido a una raquítica circulación de su periódico  y a un contenido editorial que no ha logrado convencer al lector fronterizo?.. Cuando convoca a la lapidación tumultuaria pretendiendo captar inconformidades ciudadanas, querrá hacerse gestor y cobrar por la gestoría?…

Entender los motivos del personaje a que nos referimos viene a constituirse en una tarea ingrata, pues el abanico de posibilidades que puede esconder esta campaña de descalificación total, a rajatabla, cubre un amplio  universo, en donde lo mismo puede hablarse de una  inofensiva sinrazón, que de una peligrosa  ubicación al lado de intereses criminales.

El manejo que se ha dado a la información publicada, lo mismo puede servir al narcotráfico que a grupos políticos tempraneros ante las contiendas electorales que tendrán verificativo el año  entrante. Si se trata del primer caso, la comunidad ya sabe a qué atenerse cuando este dedo señala…y si se trata del segundo caso, ya sabe qué puede esperar de un grupo político encabezado por el eterno aspirante, que se cobijara en vehículos informativos de manejo tan torpe.

Y de toda esta comedia de equivocaciones seguramente ya hay víctimas: aquellas personas que se estén asomando a la realidad a través de esta única ventana. Afortunadamente para la comunidad, no son muchas.

Estaremos pendientes de cualquier indicio que pudiera decirnos cuales son, en realidad, los motivos de “El Gordo”.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

PEDAGOGIA MAFIOSA

Nota siguiente

LA VIOLENCIA SEXUAL