Home»Politikkón»LA INVASION USA.

LA INVASION USA.

0
Compartido
Pinterest Google+

010tropas-gabachas1APor Ciro RIVERA. /OPINION/

No cabe duda que los Estados Unidos de Norteamérica jamás dan un paso sin huarache y ahora Barack Obama presiona a Lipe Calderón con el fin de consolidar a presencia de los servicios de inteligencia de su país, para que en México, ahora sean ellos los principales coordinadores de la lucha contra el crimen organizado.

La Casa Blanca pretende implementar técnicas de inteligencia militar similares a las utilizadas en Irak y Afganistán, según ellos, para remplazar la fallida estrategia del gobierno federal y favorecer el repliegue del Ejercito Mexicano de las plazas mexicanas en donde existen los graves problemas a causa del narcotráfico y las causas que ello implica.

Según, los vecinos del norte, México necesita fusionar la inteligencia con operativos contra un objetivo específico con equipos altamente calificados que exploren la vulnerabilidad de los cárteles del narcotráfico, acciones que ya tienen más de medio año en que el Departamento de Defensa norteamericano entrena militares y agentes civiles en operaciones similares a las que se llevan en los países de medio oriente.

Los homicidios de Jorge Alberto Salcido y del matrimonio conformado por Arthur Redelf y Lesley Enríquez, vinculados al Consulado General de Estados Unidos en Ciudad Juárez, adelantaron las pretensiones del gobierno de Obama y han dado el pretexto para que funcionarios extranjeros violenten la soberanía de nuestro país, queriendo ser ellos quienes manden en esta guerra.

Pero con todo y su inteligencia, tecnología y gran despliegue bélico adoptado en Irak y Afganistán, han fracasado en su guerra y ahora pretenden sacar tajada del problema de narcotráfico que vive México causado principalmente por los millones de adictos que tienen y el grave comercio de las armas que ellos mismos proporcionan a través del trueque o venta a los narcotraficantes.

De aceptar Lipe Calderón los ofrecimientos de los norteamericanos solo demostrara que el eje de la campaña calderonista en contra del crimen organizado fue un error como lo planteo y lo que hasta ahora se ha logrado es una lucha estéril basada en una dinámica propagandista y una sobre exposición mediática de los hechos.

Mi querido lector, se preguntara por que le llamo Lipe al presidente, es muy sencillo, casi estoy seguro que ya perdió la FÉ, y ahora como buen cristiano pretende que San Washington con sus servicios de inteligencia controlen esta guerra contra el narco en México.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

BAJO RESERVA, viernes 26 de marzo.

Nota siguiente

A PROPOSITO DE ESCLAVITUD.