Home»La Columna»LA COLUMNA, MARTES 29 DE MARZO.

LA COLUMNA, MARTES 29 DE MARZO.

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Mario Héctor Silva./

Rebelión de periodistas./

En la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez (APCJ) hay una terrible preocupación por sacar, sin que haya bajas y raspones, la sucesión del próximo líder de los agremiados a esa vieja agrupación. Pero eso ya no será posible.

Tres valientes mujeres periodistas terminaron por rebelarse en contra de los intereses de quienes han ostentado el poder de la asociación durante los últimos años.

La noticia de la renuncia a la APCJ que presentaron Gabriela Minjáres; Lucy Sosa y Rocío Gallegos, las tres, en contra de una posible suerte de continuidad a futuro, decidieron cortar por lo sano y dejar la agrupación, cuando se enteraron que desde el gobierno municipal, ya se tenía candidatos en la planilla propuesta por el jefe de comunicación social, Manuel del Castillo.

Y es que quizás, Del Castillo, acostumbrado a manejar las relaciones públicas, desde el poder y fuera del poder, jamás imaginó que las periodistas iban a rechazar la fórmula de sus candidatos a la presidencia de la APCJ;

Uno de ellos, su medio hermano, Roberto Delgado y el otro, su amigo de muchas décadas: Enrique Torres Valadez, que aunque de filiación panista, hermano casi de sangre y de lealtad, y el mismo a quien propuso como jefe de prensa del Operativo Conjunto Chihuahua (OCCH).

En su visión natural de poder, Manuel del Castillo todo lo había planeado, pero en El Diario, las cosas fueron totalmente diferentes, a pesar y aún en contra de la línea –si a caso la hubo-, que les pudo marcar en su momento a las tres periodistas su propio jefe: Pedro Torres Estrada.

Otro personaje que participa en las decisiones trascendentes de la APCJ es el comunicador, Jesús Meza Vega, que por su incuestionable calidad moral, ha servido de apoyo a intereses que son cada vez más manifiestos al interior de esa agrupación.

Pero la gota que derramó el vaso, no sólo fue la imposición de una planilla que garantizara lealtad a la cúpula de poder al interior de la agrupación, sino la pretensión -nos dicen que desaseada-, de ejecutar una elección con apenas los votos de unos cuantos periodistas que sí han pagado y están al corriente de las cuotas (las buenas).

Esto significa que si la elección hubiera sido ayer, solamente hubieran votado y decidido unos diez periodistas. La realidad que plantean los detractores del G-3 (grupo de poder) es que no existe quórum, como tampoco las condiciones para que a la brevedad haya elecciones.

El contrapoder.

En esa coyuntura ya aparecieron otros que quieren formar sus propias planillas: Uno de ellos es el comunicador y periodista, Manuel Gómez Martínez, a quienes algunos ven con escepticismo, considerando que Gómez, dicen, pudiera ser la otra carta con la que juega Manuel del Castillo.

En ese contexto, los periodistas irían a favor de Manuel Gómez para evitar la continuidad del poder, pero otro grupo intenta convencer a la periodista y jefa de información de El Diario, Rocío Gallegos de que retire su renuncia –que aún no llega a la Asamblea-, y se aviente para la presidencia de la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez.

Por lo pronto el presidente interino de la APCJ, Pedro Torres, tendrá que echarle todos los kilos para sacar adelante la encrucijada que le ha planteado ya su propio equipo de colaboradoras del periódico que de manera digna, decidieron renunciar a la célebre agrupación .

Pero aún hay otros puntos que tendrán que ser puestos en perspectiva, como por ejemplo entender la política que ejerce el mismísimo jefe de la comuna, Héctor Murguía, que no hace mucho tiempo, se encargó de echar abajo la posibilidad de que Enrique Torres asumiera como vocero de la fracción edilicia del Partido Acción Nacional. Mientras tanto, increíble  creerlo, pero su propio jefe de comunicación, lo impulsa.

Hay que recordar que Quique Torres es el suplente del regidor Sergio Madero, mientras que con el alcalde Murguía, ha llevado las  cosas mucho mejor con los azules, Héctor Hernández y Abelardo Valenzuela.

Las cosas pues, a distancia parecen complicadas para los intereses de un grupo de periodistas, que buscarían en el mejor de los escenarios darle mayor tiempo al proceso de sucesión en  la APCJ.

Los malosos creen que si Teto Murguía logró imponer a su gallo en la presidencia de la Cámara de Comercio, también lo podrá hacer en la APCJ, que importa que haya que jugar al lado de un panista como ya lo hizo gente del gobierno estatal, cuando decidió tejer alianzas con el panista Javier Martínez, el mero mero de las refaccionarias Auto Zone.

El cielo, dicen, es para los arrepentidos y el mundo está lleno de ellos.

En el lado opuesto del gobierno municipal, todos esperan un movimiento inteligente del gobernador de Chihuahua, César Duarte en el tablero del Ajedrez. La disputa de la APCJ es más que intensa y los intereses que se tejen tampoco son menores.

Comentarios: elpolitikon@gmail.com

Commentarios

comentarios

Nota anterior

CÓNCLAVE DE PROPIETARIOS DE PARQUES.

Nota siguiente

POLITIKKÓN: REBELIÓN DE PERIODISTAS.