Home»Ciencia y Tecnología»Jóvenes mexicanos reemplazan férulas de yeso por impresión 3D

Jóvenes mexicanos reemplazan férulas de yeso por impresión 3D

1
Compartido
Pinterest Google+

Ciudad de México.- Un grupo de jóvenes egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) creó Mediprint, una startup mexicana que fabrica dispositivos médicos a la medida con impresión 3D.

Este proyecto se lleva a cabo con la finalidad de evitar problemas como infecciones, úlceras e incluso amputaciones, por el uso del yeso, ya que éste evita la adecuada inspección médica, además de que acumula sudor y genera poca ventilación.

“El material con el que están hechas las férulas convencionales es de yeso que es altamente higroscópico, esto significa que absorbe el sudor y provoca que las bacterias proliferen porque no hay buena ventilación”, comentó Zaid Musa Badwan Peralta, egresado de la carrera de ingeniería en mecatrónica de la Facultad de Ingeniería de la UNAM y fundador de Mediprint.

El producto fue llamado NovaCast, un artefacto hecho con impresión 3D que sutituye el yeso e inmoviliza la extremidad, además es 10 veces más ligero, removible, estético y personalizado, incluso es posible bañarse con él.

Zaid Badwan explicó que la idea nació luego de un accidente laboral que sufrió su mamá y tuvo que usar un yeso, el cual fue mal posicionado y la tuvieron que fracturar nuevamente de forma quirúrgica para que quedara bien, pero una vez más, la férula se colocó mal, entonces fue diagnosticada con 50 por ciento de discapacidad en la mano.

Agregó que existen casos de personas que terminan amputadas por el mal uso del yeso por la formación de bacterias, además de que el hueso no solda bien y afecta la movilidad permanentemente.

El ingeniero diseña también un software que permita definir las medidas precisas del dispositivo médico, sin la necesidad de hacer un escaneo 3D, “tan solo se requiere que el médico ingrese los datos y automáticamente se genera la geometría ideal para realizar la impresión” y de esta forma el especialista puede atender a otros pacientes mientras se imprime el dispositivo.

El NovaCast se obtiene en un promedio de tres horas, dependiendo del tamaño de la persona. “Estamos haciendo investigación y desarrollo con la cual esperamos reducir ese tiempo a una hora. El siguiente paso es llevar la tecnología a hospitales e incrementar el número de impresoras 3D para que los centros obtengan herramienta quirúrgica, plantillas personalizadas o modelos anatómicos de enseñanza que pueden reemplazar el uso de cadáveres”.

En MediPrint también participa Andrés Souza, Carlos Hansen, Ulises Martínez y Nahme Pineda. La startup ha sido reconocida con el primer lugar en los concursos Emprendedores (SEFI-UNAM) y StartUP Expo EmprendeTown (GDF y Cámara Empresarial Mexicano Libanesa), ganador del Premio Unitec y finalista en la categoría de Biotecnología y Salud de Premio Fundación Everis Madrid, concurso internacional de emprendedores.

 

(Rasainforma.com)

ov

Commentarios

comentarios

Nota anterior

Obrero mexicano coloca bandera en la Torre Trump

Nota siguiente

Homero "dejará" a Marge en la nueva temporada de los Simpson