Home»Politikkón»!FUERA LA POLITICA!

!FUERA LA POLITICA!

0
Compartido
Pinterest Google+

Reyes FerrizLa clase política de Ciudad Juárez y de Chihuahua, quedará cuando menos hoy, fuera de los clásicos escenarios fúnebres que suelen convertirse en actos parafernálicos de la grilla, debido a que las honras fúnebres al fallecimiento de la señora, Doña Irma Catalina Ferriz de Reyes Estrada, madre del presidente municipal, José Reyes Ferriz tendrán carácter privado.

Fuera totalmente de los VIP’S y de las condolencias hipócritas y oportunistas de muchos políticos que suelen hacer presencia en el momento menos oportuno. 

La decisión del alcalde Reyes Ferriz es que incluso, los funcionarios de primero, segundo y tercer nivel, y de todas las áreas se pongan a trabajar. Un día normal en el ámbito civil y gubernamental, aunque un día de memoria, de respeto y de solemnidad en el núcleo familiar del alcalde.

De acuerdo a la información del gobierno municipal, “la tarde de ayer falleció en Ciudad Juárez, por problemas de salud la señora doña Irma Catalina Ferríz de Reyes Estrada, madre del señor presidente municipal de Juárez, licenciado José Reyes Ferríz”.

Doña Irma trabajó por Ciudad Juárez durante la gestión de su esposo ya finado don José Reyes Estrada, quien fuera alcalde de esta ciudad durante el trienio 1980-1983 y apoyó en cada momento a su hijo José Reyes Ferriz, cuando fue presidente del Consejo Municipal en el 2001, así como en la gestión que encabeza actualmente al frente del Municipio de Juárez.

“Por decisión de sus familiares las honras fúnebres tendrán el carácter de privado, y únicamente se dará acceso a sus más cercanos seres queridos”.
Las condolencias podrán recibirse posteriormente en el despacho del C. Presidente Municipal.

Irma Catalina Ferriz de Reyes Estrada dejó de existir a los 72 años de edad. Le sobreviven sus hijos José, Sergio e Irma, sus hermanos María Elena, Roberto y Mario así como nietos y sobrinos.

!Descanse en paz!
 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

Politikkon

Nota siguiente

IMPUNIDAD QUE MATA