Home»La Noticia»Estados Unidos golpea a narcos mexicanos

Estados Unidos golpea a narcos mexicanos

0
Compartido
Pinterest Google+

Operativo vs narcosWASHINGTON – La administradora en funciones de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) Michele M. Leonhart anunció junto al Procurador General Eric Holder y otros funcionarios federales los resultados del “Proyecto Coronado”, una investigación de 44 meses con la colaboración de diversas agencias de procuración de justicia en contra del cártel narcotraficante la Familia Michoacana. El director del Buró Federal de Investigación (FBI) Robert S. Mueller III y el director en funciones del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) Kenneth E. Melson, también participaron en el anuncio.
En los últimos dos días fueron arrestados 303 individuos en 19 estados en una serie de redadas llevadas a cabo coordinadamente por las fuerzas de procuración de justicia federal, estatal y local. Más de 3 mil agentes y oficiales participaron a lo largo de Estados Unidos para realizar los arrestos durante el operativo. También se decomisaron 62 kilos de cocaína, 330 kilos de metanfetaminas, 439 kilos de marihuana, 144 armas, 109 vehículos, dos narcolaboratorios clandestinos y una granada casera.
“El Proyecto Coronado, nuestro ataque masivo al cártel de la Familia, es parte de nuestra lucha continua contra todos los cárteles de la droga que operan desde México”, sostuvo Michele M. Leonhart, administradora en funciones de la DEA. “Esta organización, el más nuevo de los cárteles, es responsable directamente de la vasta mayoría de las metanfetaminas que entran a nuestro país por nuestra frontera suroeste, y ha tenido influencia en el ciclo de violencia que aflige a México hoy en día. En la DEA, junto con nuestros socios de Estados Unidos y México, estamos comprometidos a atacar estratégicamente el comercio de drogas internacional y doméstico con todas las herramientas que tengamos a la mano, y a derrotar a quienes lucran con el sufrimiento de otros”.
La Familia es un violento cártel de drogas que basa sus operaciones en el estado de Michoacán, en el suroeste de México. De acuerdo con documentos judiciales, la Familia controla la manufactura y distribución de drogas en y alrededor de Michoacán, incluyendo la exportación de grandes cantidades de cocaína y metanfetaminas de México a los Estados Unidos. La Familia se opone filosóficamente a la venta de metanfetaminas a los mexicanos, y en cambio, apoya su exportación a los Estados Unidos para su consumo entre estadounidenses. La Familia es un cártel bien armado que ha usado la violencia para apoyar su negocio de narcotráfico, incluyendo asesinatos, secuestros y agresiones. De acuerdo con una orden judicial abierta en Nueva York, los asociados de la Familia en los Estados Unidos han, presuntamente, adquirido armas de grado militar, incluyendo armas y municiones de asalto, y las han  contrabandeado a México para ser utilizadas por la Familia. Los individuos indiciados en estos casos están acusados de diversos crímenes, incluyendo: conspiración y distribución de metanfetaminas, cocaína y marihuana; conspiración para importar narcóticos a los Estados Unidos; lavado de dinero, y otras violaciones a leyes federales. Muchos acusados también enfrentan cargos de responsabilidad por confiscación.
“Este operativo coordinado y sin precedentes – el más grande emprendido hasta la fecha contra un cártel mexicano – representa un importante golpe contra la cadena de oferta de drogas ilícitas, armas y dinero de la Familia entre México y los Estados Unidos”, declaró el Procurador General Holder. “No permitiremos a estos cárteles operar libremente en nuestro país, y con la mayor cooperación entre las autoridades mexicanas y estadounidenses en años recientes, estamos llevando la lucha a nuestros adversarios. Continuaremos hombro con hombro con nuestros socios en México al trabajar para detener y desmantelar las operaciones de los cárteles en ambos lados de la frontera”.
Hasta la fecha, el Proyecto Coronado ha logrado el arresto de 1,181 individuos y el decomiso de aproximadamente 33 millones de dólares en efectivo, 1,999 kilos de cocaína, 1,239 kilos de metanfetaminas, 13 kilos de heroína, 7,441 kilos de marihuana, 389 armas, 269 vehículos, y dos narcolaboratorios clandestinos.
“Investigaciones basadas en inteligencia, como el Proyecto Coronado, son clave para frenar las operaciones de organizaciones criminales complejas como la Familia. Juntos – con la sólida colaboración de nuestros socios internacionales, federales, estatales y locales – hemos dado un importante golpe a un grupo que ha contaminado nuestros vecindarios con drogas ilícitas y ha aterrorizado a México con violencia inimaginable”, comentó el director del FBI Mueller.
“El arresto de acusados por parte de ATF en el Proyecto Coronado subraya el vínculo casi inseparable entre el tráfico ilegal de armas de fuego y narcóticos entre México y Estados Unidos,” declaró el director en funciones del ATF Kenneth Melson. “El ATF está en la vanguardia de la lucha contra el crimen violento y enfoca sus herramientas investigativas en grupos como la Familia que utilizan las armas de fuego para promover su comercio ilegal, y arruinar y poner en peligro un sinnúmero de vidas. Se presume que la Familia utiliza sus ganancias por la venta de drogas para comprar u obtener cientos de armas de fuego que son llevadas ilícitamente a México”.
Se realizaron arrestos y se publicaron acusaciones dentro del Proyecto Coronado en los siguientes distritos: Distrito Central de California, Distrito del Sur de California, Distrito de Colorado, Distrito del Norte de Georgia, Distrito de Massachusetts, Distrito de Minnesota, Distrito del Sur de Mississippi, Distrito del Este de Missouri, Distrito Medio de Carolina del Norte, Distrito del Carolina del Sur, Distrito Medio de Tennessee, Distrito del Este de Texas, Distrito del Norte de Texas, y Distrito del Oeste de Washington. También hubo arrestos realizados por autoridades estatales en California, Nevada, Carolina del Norte y Georgia. El Proyecto Coronado recibió apoyo de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal, y la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia. Además, se procederá legalmente a nivel local en todo Estados Unidos.
Los esfuerzos investigativos en el Proyecto Coronado fueron coordinados por  la División de Operativos Especiales que incluye a agentes y analistas de la DEA, FBI, Migración y Aduanas (ICE), el Servicio de Rentas Internas (IRS), Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), los Alguaciles Federales, y ATF, así como fiscales de la Sección de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal. Más de 300 agencias de procuración de justicia federales, estatales y locales, además de extranjeras, contribuyeron con recursos investigativos y legales para el Proyecto Coronado a través del Grupo de Trabajo en Crimen Organizado y Tráfico de Drogas.
Una acusación formal es un alegato y no es evidencia de culpa. El acusado tiene derecho a un juicio justo en el que es responsabilidad del gobierno probar la culpabilidad más allá de la duda razonable. (Redaccion)

Commentarios

comentarios

Nota anterior

La Columna

Nota siguiente

Eventos de la Jornada