Home»Opinión»EL CJ QUIERE MATAR A GóMEZ MORIN

EL CJ QUIERE MATAR A GóMEZ MORIN

2
Compartido
Pinterest Google+

Por Manuel NARVáEZ./12 de Agosto.

Aun no salgo del azoro que me provocó la inexplicable reunión a la que convocó el titular del ejecutivo estatal de Chihuahua con algunos referentes expriístas como Porfirio Muñoz-Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas, Jorge Castañeda; los gerentes partidistas del PAN, Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, del PRD, así como el eterno burócrata panista, Santiago Creel Miranda.

Bautizado como “Encuentro Chihuahua”, problemas contemporáneos de México, fue auspiciado con recursos públicos y parido con un penetrante tufo electoral. Sobradamente se ha dicho que se usaron recursos del estado, horas laborales y que fue operado por personal del alto rango del gabinete.

No voy a escudriñar más en los eufemismos y clichés de los que echaron mano el secretario general de gobierno y el jefazo del gabinete chihuahuita, de ello ya dieron cuenta ampliamente reconocidos analistas locales; ni de la eutanasia que le aplicó don Porfirio, uno de los invitados estrellas a dicho encuentro, que sintetizó la intentona de un frente amplio para competir en las presidenciales del 2018, como un MAZACOTE, que se define como: cosa que, debiendo ser mullida, floja y ligera, se ha puesto apelotonada y apretada.

Lo que no quiero dejar pasar es la irritante alevosía, entiéndase por el abuso de los recursos públicos y el aparato burocrático para atraer reflectores nacionales, en función de posicionar la falaz historia de una supuesta alianza ciudadana exitosa que venció en las urnas en junio del año pasado en el estado más grande de la república.

En Chihuahua todo mundo sabe que del voto de castigo en contra del gobierno corrupto de César Duarte fue natural, aunado a la presunta negociación de Peña Nieto con Gustavo Madero para ceder el estado como pago por el apoyo de la dirigencia panista de éste último, al Pacto por México. No existen evidencias que el candidato vencedor o la escasa membresía de Unión Ciudadana hayan sido artífices de peso para conseguir el resultado, sino consecuencia de las  circunstancias y hechos.

Ahora bien, suponiendo sin conceder que la mentada alianza abrazó el sentir de los chihuahuenses y sería la alfombra de ruta para restablecer el orden constitucional, cómo diablos es que el estado ha retrocedido en 11 meses a los peligrosos índices de violencia que padecimos en la época de José Reyes Baeza. La obra pública prácticamente no existe, el nepotismo rampante se pavonea dentro del gabinete estatal, la sumisión de los poderes legislativo y judicial es una vergüenza nacional; la autocrítica y contrapesos del partido gobernante desaparecieron y la corrupción escala a niveles como en los tiempos del CÉSAR. Neta, ante una administración así o ser gobernados por gente como ésta, Nicolás Maduro parece un párvulo.

A pesar de lo absurdo e inverosímil del actuar del gobierno de Chihuahua, todavía aspiro que recapaciten y se reencuentren con la sensatez y la razón. En razón de este deseo sincero, hasta ingenuo si gustan, invoco algunas citas y palabras de hombres ilustres que enriquecieron el discurso y la doctrina de Acción Nacional.

Este consejo votó en contra de que el partido aceptara recursos económicos públicos para financiarse. La decisión es de alta temperatura moral y demuestra el talante ético de los panistas; Luis H. Álvarez.

Quizás la más aberrante deformación de  las instituciones republicanas sea ésta de la sumisión total del congreso al ejecutivo, hasta convertirse en un cuerpo decorativo, sin ningún aliento, que no ejerce función de saludable crítica o de necesaria fiscalización de las actuaciones políticas y administrativas de los funcionarios púbicos; Manuel González Hinojosa citando a Gómez Morin.

Los panistas, como personajes de estas escenas históricas, no estamos empecinados en ganar elecciones por nosotros y para nosotros. No aspiramos al poder por el mismo poder. Estamos empeñados, terca e irreductiblemente, en una victoria del pueblo de México. En un triunfo de la ciudadanía sobre el autoritarismo y el abuso del poder. Los panistas no queremos derrotar a ninguna persona, ni sobreponernos a ningún otro partido. Nos proponemos a acabar con la desesperanza, con la desilusión y la desconfianza en el futuro del país. Por eso estamos en campaña desde 1939; Manuel J. Clouthier.

Cuando los canales de televisión y las estaciones de radio se someten a los caprichos del grupo en el poder, se pavimenta el camino que lleva al autoritarismo; Pablo Emilio Madero.

Si nos faltan los motivos espirituales, tendrán que buscarse otros y así surgirán apetitos y motivaciones no propiamente valiosos, y la búsqueda de objetivos de proyección o provecho personal puede sustituir a la ética inexistente. O llenamos ese hueco y completamos y rehacemos la mística o volveremos a caer una y otra vez en la búsqueda de objetivos egoístas; Abel Vicencio Tovar.

El avance del partido implica nuevas y cada vez mayores responsabilidades que difícilmente pueden ser atendidas por políticos de medio tiempo, Ya, sin inhibiciones, demos el paso para hacernos ayudar de profesionales y políticos de tiempo completo, evitando, por supuesto, la creación de una burocracia que pueda corromperse. Necesitamos funcionarios que vivan para el partido, no que vivan del partido; Abel Vicencio Tovar.

No se puede entender la historia de México sin la figura y obra del maestro. Gómez Morin destacó en el medio académico, en el ámbito del derecho, en el de la economía, como funcionario público, técnico financiero, pensador y luchador social. Creador de instituciones y maestro de vocación, visionario político, sólido intelectual, escritor agudo y profundo. En su vida pública y privada, en su pensamiento y acción, siempre hubo congruencia y honestidad, siempre buena fe; amor y respeto por el prójimo y devoción inocultable por México. Su ejemplo sigue vivo y seguirá; José Ángel Conchelo.

Andamos en política porque un México a la medida de los seres humanos, y no a la medida de las ambiciones, ni a la medida de las inmoralidades y d elos abusos de quienes han desprestigiado a la política mexicana. Por eso andamos en política; Efraín González Morfín.

Antes de pretender arreglar el país es menester y obligación moral atender el oprobio de la administración actual y contener los agravios a los chihuahuenses. Es imperativo darle sustento a la historia del PAN porque de seguir por el sendero de la soberbia, Manuel Gómez Morin morirá para siempre.

P.D. A los corruptos y al populismo se les vence con congruencia, no con demagogia plagiada ni espejitos.

 

Commentarios

comentarios

Nota anterior

AMAÑADO EL COBRO EN PUENTES: FISCALíA GENERAL

Nota siguiente

FOGONAZOS DEL 2018...