Home»Politikkón»EL CHOQUE DE LAS IDEAS: SERGIO CONDE VARELA

EL CHOQUE DE LAS IDEAS: SERGIO CONDE VARELA

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Sergio CONDE VARELA./ 3 de Junio./

A medida que pasa el tiempo, los problemas se recrudecen. Juárez, el estado y el país, atraviesan por el choque de dos tendencias que no se ponen de acuerdo. Lo peligroso de esto es que no pocos, han pensado que prácticamente vivimos  como afirmaba en el final de 1800, Vicente de Santa María de Paredes, en una época de enfermedades políticas, que empezaron leves y terminaron en una revolución que produjo más de un millón de muertos; muchos para aquella época.

Los juarenses de hoy hemos padecido dolencias producidas por la corrupción en Chihuahua sobre el manejo de los dineros del pueblo, dilapidados o repartidos irresponsablemente con una miopía torpe y arrogante, que ha frenado a nuestra tierra a proyectarse por rumbos de triunfo. También cala en el cuerpo social chihuahuense la corrupción, el favoritismo, el abuso y desviación del poder; el nepotismo, la ausencia del pueblo en los cargos públicos y la demagogia, esta última que ha resurgido con sus gritos de resolver problemas y sus silencios de abandonar sus obligaciones sin un solo esfuerzo.

En nuestra tierra por nacimiento o por adopción, hay muchas personas que buscan participar en el gobierno, pero no para realizar los fines  de este, sino para recibir la protección de sus intereses con negocios hechos al  azar, teniendo la ilusión de ganar mucho dinero a como dé lugar y sin saber lo que es la prestación del servicio publico. Estas personas solo quieren sacarle raja a los presupuestos, disfrutar el sorbo de café sin trabajar y a dejar de lado las responsabilidades de los cargos que por ley deben cumplir.

Precisamente por lo dicho, el pueblo, la gente, tiene en muy baja estima a estos grupos, los cuales por su paranoia política, no se dan cuenta que son rechazados con decisión absoluta. Para mayor abundamiento invitan a sus familiares a la función pública, de la cual no conocen ni lo mínimo y avientan a los archivos la honradez y la buena fe.

Frente a estos hechos indudables, los juarenses, chihuahuenses y mexicanos, debemos inyectar en nuestro cuerpo social el suero de la democracia, para que se levante la cabeza de nuestra patria grande y nuestra patria chica, tan lastimadas por la corrupción, la demagogia y la irresponsabilidad.

Debemos tener la fortaleza de convertirnos en seres de trabajo, esfuerzo y decisión para que los irresponsables se vayan y se acurruquen en el rincón de la historia por haber traicionado a sus conciudadanos y haber perdido la oportunidad de hacer resurgir esta tierra generosa, amable y fértil en todo el sentido de la palabra.

La relatoría de la desesperanza que ha conocido Chihuahua por la muerte de periodistas, por los homicidios, por el miedo que ha pegado fuertemente a todas las clases sociales, el abuso en los dineros públicos, la ausencia de vigilancias protectoras de la sociedad, el tráfico de influencias, de programas incompletos y de tareas dejadas al “ahí se va”, sin seguimiento alguno, ponen en crisis a nuestra comunidad, la cual no ha abandonado el trabajo y la entrega para causas pequeñas, pero que con empeño y a pesar de la falta de medios sigue con la idea del triunfo.

Se tiene que impedir que las ideas choquen, porque eso resquebraja a la sociedad. Que no se equivoquen quienes entienden al gobierno como una empresa personal, no sujeta a revisión. A la brevedad cambien ese absurdo criterio y sepan que atrás de tantos errores que hemos padecido, a muchos nos sostiene la idea de que vamos a triunfar, como personas, como pueblo, como frontera y como chihuahuenses…al tiempo.

condevarela81@hotmail.com

Commentarios

comentarios

Nota anterior

AHORA GIRAN ORDEN DE APREHENSIóN VS EL EXGOBERNADOR ROBERTO BORGE

Nota siguiente

PEÑA VS LóPEZ OBRADOR: FRANCISCO GARFIAS