Home»Finanzas»CUESTIONAN POPULISMO EPN Y LOS BANQUEROS…

CUESTIONAN POPULISMO EPN Y LOS BANQUEROS…

0
Compartido
Pinterest Google+

CIUDAD DE MÉXICO.- Ayer, tanto el presidente Enrique Peña Nieto, como los banqueros coincidieron en que los logros del modelo liberal, democrático, de libre mercado e igualdad siempre son cuestionados por movimientos “populistas” que hoy resurgen.

El presidente dijo que el populismo que da soluciones “fáciles” cierra espacios a la participación y a la libertad.

Por su parte, Luis Robles, presidente saliente de la ABM, dijo que la estabilidad económica de un país tarda años en construirse y muy pocos en destruirse, por lo que se tienen que evitar decisiones basadas sólo en enfoques políticos y no económicos.

En el mundo actualmente se vive uno de los dilemas más importantes ante el avance del populismo, que pone en riesgo los valores que defiende el liberalismo, afirmó Peña Nieto.

También coincidieron en que los países de mayor desarrollo durante el siglo XX alcanzaron condiciones de mayor prosperidad y bienestar para sus sociedades, fue porque finalmente encontraron que en el liberalismo estaban las estructuras, condiciones y pilares que han dado sustento al desarrollo y prosperidad de varias naciones.

“México fue entonces quien decidió asumir y adoptar varias de estas prácticas y este modelo para impulsar el desarrollo nacional”.

Mencionó que a lo largo de los años se ha venido consolidando el liberalismo económico en el país, ya que es algo que no se puede realizar de un día para otro, al demandar esfuerzos y cambios estructurales y decisiones complejas.

“Aquí me refiero cuando hablo de populismo a posiciones dogmáticas que postulan soluciones aparentemente fáciles, pero que en realidad cierran espacios de libertad y participación a la ciudadanía. Esto en contraposición a la sociedad de ciudadanos libres que hemos logrado como país, en la que el papel del Estado es ser garante de esta libertad abriendo oportunidades para su desarrollo”.


ANTECEDENTES

Recordó que en los años ochenta el gobierno federal dictaba las condiciones de crédito a la banca, indicando a qué sectores prestar y el nivel de la tasa de interés, donde prácticamente era el único oferente de bienes que iban desde el papel con el que proveía a la elaboración de los periódicos, o bien era fabricante de bicicletas, pasando por una serie de empresas en las que eventualmente incursionaba, y cerrando espacios a la participación de la iniciativa privada.

El mandatario reconoció que la desigualdad social ha crecido en algunas regiones pero que es algo que ocurre a nivel global que provoca cuestionamientos al liberalismo incluyendo el libre mercado y generando un descontento ciudadano hacia las instituciones.

Bajo este panorama mundial, advirtió que “el riesgo de que las sociedades opten por salidas ilusoriamente rápidas, va en aumento. Este escenario no es del todo desconocido, en la historia del mundo existen ejemplos de cómo la llegada de doctrinas extremas termina lastimando las condiciones de vida de la población, profundizando aún más el descontento ciudadano”.

Por ello, consideró que la lección que han dejado estos episodios es que “no hay salidas fáciles ni soluciones mágicas, por el contrario, la mejor ruta para superar los retos de un país es asegurando las condiciones para que cada persona pueda desarrollar todas sus capacidades”. (El Financiero)

Commentarios

comentarios

Nota anterior

EL 2018 Y LAS PROFECÍAS CUMPLIDAS

Nota siguiente

EJECUTAN A LA PERIODISTA MIROSLAVA BREACH EN CHIHUAHUA