Home»La Columna»COLUMNA, MARTES 1 DE MARZO.

COLUMNA, MARTES 1 DE MARZO.

0
Compartido
Pinterest Google+

Por Mario Héctor Silva./

EL CODIGO DEL SILENCIO.

El hallazgo de los cuerpos de los tres integrantes de la familia Reyes en el Valle de Juárez, abrió la caja de pandora, que ha desatado una estela de odios y pasiones, fuera y dentro de aquella comunidad, la misma que durante muchas décadas de bonanza -porque alguna vez la hubo-, tejió una larga historia de complicidades en un sitio que siempre fue preponderante para el trasiego de drogas a los Estados Unidos.

Hoy, el asesinato de cuatro de los miembros de la familia Reyes, a manos, presuntamente de la delincuencia organizada, puso en evidencia las reyertas entre la gente de El Valle, y puso en tela de juicio el comportamiento social de algunos de los integrantes de esa familia, que para muchos juarenses, gozaba de prestigio, valentía y honorabilidad. Hasta allí, se reconoció el trabajo y la lucha de Josefina Reyes, la mujer que fue asesinada a principios de 2010, figura emblemática de lucha entre los Reyes.

Sin embargo, basto que la periodista Carmen Aristegui cuestionara a la matriarca de la familia, Dona Sara Salazar, en torno al pasado de Miguel Ángel Reyes Salazar, señalado por la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA) como activo de la organización de la banda de los Escajeda, para que viniera la desolación y un profundo silencio, que dijo más que mil palabras.

Evidentemente llego el silencio. La mujer, abatida por la reciente muerte de sus dos hijos y de su nuera, decidió no responder.

Es muy posible que algunos de los Reyes no tengan culpa alguna, ni tampoco sean responsables de la carga de algunos otros de los Reyes (familiares) lo que es entendible, empero lo increíble es que, sin dar ningún tipo de concesión, Dona Sara y sus hijos mantengan una dolorosa lucha, en medio de un azaroso escándalo que mantiene minado el territorio vallejuarense. El mismo que permitió durante décadas el control de la droga, la bajada de aeronaves que era apoyada por pajareros, el imperio que permitió la venta de tierras al mejor postor y los camaleónicos cambios que sufrieron familias enteras que pudieron cruzar la línea fronteriza a los Estados Unidos.

De ello, seguramente pueden dar cuenta, los allegados a los Escajeda, los Gándara y los Reyes, solo para hablar de algunas de las muchas familias. Amén de los fuertes intereses económicos que también se tejen y disputan para limpiar de familias el Valle de Juárez, tras la sospecha de que pronto vendrá una transformación total de aquella zona en aras del desarrollo comercial transfronterizo de la región entre Texas y Chihuahua.

LA CONTRAOFENSIVA.

En la cara de la justicia que tiene una historia ciega y sorda, los amigos y compañeros de vida, del Fiscal General Adjunto Jorge González Nicolás, están dispuestos a apoyar abierta y públicamente, al profesionista, que en medio del vendaval también ha sufrido los escarnios de una exigente sociedad que clama justicia.

El periodista Ismael Alvidrez Mejía, posiblemente uno de los amigos mas allegados a Gonzales Nicolás, decidió que era tiempo de instrumentar una defensa y, -no porque la necesitara-, sino para poner en perspectiva la solidaridad a favor del Fiscal General Adjunto, que dentro y fuera de las estructuras gubernamentales ha cumplido a cabalidad y profesionalismo por sus tareas.

Por lo pronto el próximo sábado, varios amigos universitarios, integrantes de organizaciones sociales diversas, de abogados,  periodistas, políticos y hasta legisladores, formarán un bloque de apoyo a favor del abogado y fiscal general adjunto, Jorge González Nicolás. La cita se ha programado en el Parque Central el proximo sabado a las 11 horas.

UN GOLPE BAJO.

Quien ya no pudo soportar que su hermano sea ahora objeto de la crítica destructiva es el hermano del Fiscal, el también abogado Humberto González Nicolás, que de plano se fue contra algunos medios de comunicación que, a su decir, no han cumplido con la objetividad en el manejo informativo en el caso de la familia Reyes.

Humberto González Nicolás, acusó al conductor de Televisión de Canal 44, Armando Cabada, de tergiversar el manejo informativo, tras considerar que las noticias que se difunden en ese medio, no han cumplido con la objetividad en el caso Reyes, donde el Fiscal Adjunto ha sido una y otra vez maltratado, sin tener siquiera alguna oportunidad de defensa y del derecho de réplica.

Lo más terrible, que amenaza con tensionar las relaciones, es que Humberto González Nicolás, asegura que existen “oscuros intereses” por parte del comunicador, pues a su ver, no existe otra razón por la cual no le conceda una oportunidad de hablar a su hermano.

Comentarios: elpolitikon@gmail.com

Commentarios

comentarios

Nota anterior

TERROR EN FUNERARIAS!!, 3 SINIESTRADAS.

Nota siguiente

POLITIKKÓN: EL CÓDIGO DEL SILENCIO.