De

Opinión

Calderon

Yo no sé si Calderón tiene razón y las protestas de Morena en el Estado de México son una mentira, pero las del PAN y otros partidos en Coahuila son una expresión legitima de agravio ante un fraude electoral. Pero creo que hay razones para mostrarse escéptico.
Miguel Angel Osorio Chong

Precandidatos hay muchos, pero en ningún lado han aparecido tantos como en el PRI. Asumiendo que en el tricolor nadie podría lanzarse a esa aventura sin, por lo menos, un guiño del presidente Peña, sobre todo, después de los resultados mexiquenses, todo parece indicar que el mandatario, como se decía en otras épocas priistas, engañará con la verdad. En agosto, la asamblea del PRI dará luz verde en forma oficial al proceso de designación del candidato. Será, según Enrique Ochoa, un proceso abierto..
Toluca, Mex.- Aspectos de la jornada electoral en el Estado de Mexico donde mas de 10 millones de habitantes elegiran al gobernador del estado; la imagen de la casilla ubicada en la plaza Gonzalez Arratia, en el centro de la ciudad. Agencia MVT / Mario Vazquez de la Torre.

Los casos que han presentado los partidos de oposición al PRI son contundentes y, en algunos casos, inexplicables, como las juntas distritales en el Estado de México, donde al hacer la compulsa en la que había ganado el priista Alfredo del Mazo, terminó con una clara victoria de Delfina Gómez, de Morena; o la forma como, en la frontera norte de Coahuila, grupos de choque apoyados por la Policía Estatal se robaron paquetes electorales que estaban resguardados por… policías estatales. El PAN reclama el triunfo en la elección para gobernador en Coahuila, y Morena hace lo propio en el Estado de México…
AMLO

Pero detrás de esa frase – tan cínica como preocupante-, se encierra lo que realmente fue la elección del domingo pasado en el Estado de México: una vulgar, abierta e impune elección comprada por parte del gobierno federal, con los secretarios de Estado – Miranda, Meade, Osorio Chong, Narro, Nuño, etc-, convertidos en agentes compra-votos que ofrecían dinero y obras a cambio del apoyo a Alfredo del Mazo. (En particular, qué pena por José Antonio Meade, hasta hace algunos meses un funcionario respetado, y hoy convertido en matraquero de Los Pinos para fines político-electorales).
ricardo anaya y josefina

En el Estado de México, en febrero, cuando los índices de popularidad de Josefina Vázquez Mota estaban en lo más alto, bastante por encima de cualquier aspirante priista, la candidatura se retrasó durante semanas por distintos conflictos internos, incluyendo una larguísima y costosa impugnación de la corriente de Ulises Ramírez, que detuvo durante más de un mes el inicio de la campaña, dividió internamente al partido y, una vez iniciada, esa corriente (una de las dos principales en el panismo estatal), simplemente quitó las manos, no participó. Ricardo Anaya, presidente nacional, fue muy insistente en la designación de Josefina y el que fue la convenció de que participara…
Sucesion Presidencial

La preocupación del Presidente, expresada por varios líderes del PRI, es la existencia de candados para la nominación del candidato a sucederlo, donde se mantiene la obligación a todos quienes aspiren a la candidatura, a tener un mínimo de 10 años de militancia probada en el partido, que es un requisito que se arrastra desde la XVIII Asamblea Nacional de noviembre de 2001. A este control contra neopriistas se le ha añadido una presión de varios grupos internos del partido, encabezados por Democracia Interna, que quieren que los delegados aprueben el requerimiento de que quien aspire necesita haber ganado un cargo de elección popular –de mayoría–, con lo cual los únicos miembros del primer equipo de Peña Nieto que podrían aspirar son los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y Agricultura, José Calzada, o el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.
Jorge FERNANDEZ MENENDEZ

Morena, en una demostración más de soberbia política, decidió que no iría coaligado con nadie, rechazó una y otra vez las alianzas con el PRD y cuando descubrió que la necesitaba, en lugar de un proponer un acuerdo, demandó una “declinación sin condiciones”, una rendición pues.
Sergio Sarmiento

No sorprende que los procesos electorales tengan tan poca credibilidad en nuestro país. La sociedad está convencida de que tenemos un sistema electoral con enormes vicios y poca transparencia. Las encuestas revelan que los mexicanos no creen que México sea democrático.
ALFREDO DEL MAZO Y EPN

La cita fue a las ocho de la noche, donde los convocados se fueron sumando a quienes habían estado todo el día en Los Pinos, el staff del Presidente. Llegó todo el gabinete, menos el secretario de Agricultura, José Calzada, por razones que no están claras. También asistieron, fuera del priismo, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, junto con el líder de facto del Partido Verde, Jorge Emilio González, el niño verde, cuyo partido participó en la operación territorial del domingo en el Estado de México, donde desplazaron a 800 operadores de campo para mover el voto. Peña Nieto llegó cerca de las 11 de la noche, cuando se alistaba el…
Jorge FERNANDEZ MENENDEZ

El PRI salvó la jornada con el triunfo en el Estado de México y, muy probablemente, en Coahuila. Ése era su objetivo y lo alcanzó. Pero nadie en el tricolor puede decirse satisfecho cuando en el Estado de México el PRI perdió la mitad de los votos en apenas seis años y cuando no ganó ninguno de los municipios conurbados de la entidad.
Raymundo RIVA PALACIO

El PRI y Morena borraron al PAN y al PRD, cuya presencia se mantuvo en uno de tres distritos de Naucalpan y en Neza, respectivamente. El electorado no aceptó grises. La candidatura de Delfina Gómez, de Morena, apostó a los pobres. Su campaña estuvo diseñada estratégicamente a partir de una rama de la estadística aplicada en la medicina, conocida como la bioestadística, que estudia las moléculas y su entorno. De esta manera, lo que la estrategia fue acelerando a través de las redes sociales, fueron los reactivos a las heridas sociales, como la inseguridad en las populosas ciudades dormitorio en la zona conurbada de la Ciudad de México –en el microcosmos de su pesadilla, la movilidad y el transporte público–. La dificultad para la candidatura de Del Mazo, fue que el malestar contra el régimen y sus gobernantes cruzó barreras socioeconómicas y socioculturales.
Delfina y AMLO

–Sí. Sí hubo dinero de Edomex para Juan Zepeda. Insisto en que es una fuente bastante bien documentada y no hace esquina con mi otra fuente. Son muy distantes, aunque corren en paralelo. –¿Cómo, dónde? –insistí muchas veces. –Al principio. Montones de espectaculares e impresos. Y con la prensa local; Edomex tiene a la prensa bien controlada. –Pero Delfina puede ganar. Está arriba en casi todas las encuestas, y eso que no confío en las encuestas –argumenté, como para decirle que si convenía a Zepeda estar con el lado perdedor. –Delfina no va a ganar…
Sergio Sarmiento

Ricardo Anaya dio el primer madruguete y unos minutos después de las seis de la tarde dio una conferencia de prensa para anunciar que el PAN había ganado tres de los cuatro estados en contienda. Poco después el candidato del PRI Miguel Riquelme y el del PAN-PRD Guillermo Anaya se declararon ganadores en Coahuila. Más tarde Alfredo del Mazo, candidato del PRI, dio una conferencia de prensa en la que se declaró triunfador en el estado de México, pero minutos después Horacio Duarte, presidente de Morena en la entidad, flanqueado por Yeidckol Polevnsky y Miguel Barbosa, dijo que la ganadora era Delfina Gómez. Alejandra Barrales, del PRD, no se quedó atrás y también declaró que su partido estaba adelante en Veracruz y en Nayarit, a pesar de que las casillas en este último estado apenas se acababan de cerrar.
Jorge FERNANDEZ MENENDEZ

Haya ganado el PRI o Morena las elecciones mexiquenses (al escribir estas líneas no hay resultado definitivo y quizás tampoco lo haya para cuando usted lea esta columna), lo cierto es que tendremos un ganador o ganadora que apenas alcanzará los 30 puntos, con una abstención que rondará el 50 por ciento de las listas nominales. En otras palabras, quien gane lo hará, en términos absolutos, representando al 15 o 20 por ciento del electorado. Es la mejor fórmula para ser, siempre, un gobierno de minoría, sin poder sacar una agenda legislativa y con una oposición que sabe que es mucho mejor negocio oponerse a todo desde la calle o los medios, que cogobernar desde el Congreso o el gabinete.