De

Opinión

Lo dicho por Videgaray, quien ayer insistió en que “no hay que confundirse y las decisiones políticas deben tomarse donde deben tomarse”, tiene importancia no por lo que dijo de Meade, que lo ha dicho mil veces, sino por el peso, también evidente, que tiene el canciller en Los Pinos,

El documento que presentó López Obrador al Congreso Nacional de Morena abraza la retórica, como cuando habla de la corrupción como “uno de los mayores flagelos” de la sociedad mexicana, o se introduce en el terreno de los lugares comunes, como cuando menciona “el robo directo de las arcas públicas o en los sobornos para favorecer a determinados agentes económicos” en la obra pública y en las licitaciones.

Era tal el misterio en torno al dedazo que rara vez la CIA le atinó al bizantino juego. En 1957, por ejemplo, la estación a cargo de Winston Scott, el súper espía que reclutó a tres presidentes mexicanos y a una decena de sus colaboradores, aseguró que el tapado era el director de Pemex, Antonio Bermúdez. Gran sorpresa se llevó cuando Adolfo Ruiz Cortines destapó a su tocayo Adolfo López Mateos. En un intento por entender el tapadismo, la Embajada de Estados Unidos en México inventó la “formula del tapado”. Un despacho confidencial dirigido al Departamento de Estado en 1957, identificaba cuatro ingredientes en la receta del tapado: ser propuesto por el presidente en turno, no ser vetado por los ex presidentes o por la alta jerarquía partidista, ser popularmente atractivo y no ser objetado por Washington…

En México los aumentos al mínimo se han acelerado en los últimos años. El 30 de noviembre de 2012, en vísperas del sexenio de Enrique Peña Nieto, el sueldo mínimo se encontraba en 60.75 pesos por día. Para el próximo 1ro de diciembre se ubicará en 88.36 pesos. Se trata de un aumento nominal de 45.4 por ciento, mucho mayor que el de los salarios reales.

Anaya y sus voceros han planteado en la mesa de negociación del Frente que así tiene que ser y que la candidatura sea para el partido que más posiciones políticas tiene en el país. El PAN gobierna a 41 millones de mexicanos en 10 estados, además de encabezar casi 25por ciento de las presidencias municipales.

Si esos rumores son ciertos, de los cuatro aspirantes priistas, a estas horas estarían en la carrera dos: José Antonio Meade y Miguel Ángel Osorio, aunque la participación tanto de ellos como de José Narro y Aurelio Nuño, entre otros invitados, el sábado en el bautizo de la hija del gobernador Manuel Velasco y Anahí y el domingo en una comida en Los Pinos con el presidente Peña ha dejado abiertas las especulaciones. En el ámbito empresarial y en muchos otros sectores, el favorito es el secretario de Hacienda, pero como no se ha cerrado aún el espacio del Banco de México, algunos creen que aún no se ha tomado una decisión en su favor…

En el Cuarto Congreso Nacional Extraordinario de Morena, López Obrador señaló que el Proyecto se someterá a una consulta ciudadana para su escrutinio y perfeccionamiento. 

Quienes iban a acabar con la violencia en los primeros 100 días de la administración de Enrique Peña Nieto, se encaminan a ser el gobierno donde mayor número de muertos por homicidios dolosos se haya registrado, a un ritmo actual de cuatro cada 60 minutos.

Mancera se la vive, como gallinita descabezada, dando vueltas sin rumbo, pretendiendo una candidatura presidencial sin pies ni cabeza…en tanto decenas de damnificados todavía duermen en la calle, ya cumplidos dos meses del terremoto. Mancera se la pasa viajando a los estados gastando y publicitando su imagen, gracias a los impuestos pagados por los capitalinos…pero pretende que los damnificados vuelvan a pagar – sí, otra vez-, el valor de sus inmuebles destruidos por el sismo, echándolos en los brazos de la usura bancaria o del Infonavit. ¡No sea cínico, señor Miguel Ángel Mancera!…

El Frente Ciudadano, sin embargo, difícilmente puede esconder sus orígenes. Es una organización que surge de la ambición por alcanzar el poder a como dé lugar. Como no puede constituirse en torno a una serie de ideas y propuestas concretas, se conforma en torno el rechazo de los otros. El Frente es la coalición de quienes están en contra del PRI, pero también de Andrés Manuel López Obrador.

La escritora Laura Esquivel, quien por alguna extraña razón alguien parece creer que es la persona idónea para establecer los nuevos programas educativos del país, anunció que echarán para atrás la Reforma Educativa y que no habrá exámenes de admisión en ningún nivel escolar (sic), pero también dijo que no aceptarán la utilización de semillas transgénicas en ningún lugar del país, lo que debería preocupar, por lo menos, a quien ha sido el principal introductor de esas semillas en México, Alfonso Romo, quien fue el que coordinó la elaboración del programa de Morena.

En las elegantes residencias de Lomas de Chapultepec se ha reunido a comer con algunas de las figuras cuyas acciones, al frente de sus empresas, pueden mover el Producto Interno Bruto. Ha hecho lo mismo con los capitanes de la industria en Monterrey, el otro polo de poder económico en México, pero no parece terminar de persuadirlos de que es la mejor opción que tiene el país. Después de todo, como admiten algunos de esos empresarios, están decepcionados de dos sexenios panistas y frustrados porque el regreso del PRI al poder está muy lejos de lo que pensaban sería. Ni sabían cómo gobernar el país y llevarlo a mejor destino ni habían visto la corrupción tan extendida como en la actual administración…

Nos enseñan que la Revolución vino a hacer justicia y los mexicanos empezamos a vivir un tiempo de prosperidad. Sin embargo, para 2016 el PIB per cápita de México alcanzaba ya una cifra de 8,555 dólares. En Estados Unidos, mientras tanto, se elevaba a 57,436 dólares (FMI). Casi un siglo después de la Revolución que nos liberó de la pobreza, el estadounidense promedio era ya 571 por ciento más rico que el mexicano.

El Frente se puede dar el lujo de existir sin una corriente del PRD, pero le resultará imposible existir o, por lo menos, tener la presencia que desea si en él no participan Mancera y Moreno Valle,