De

Opinión

Lo está asegurando el obispo en uno de los estados más violentos del país, donde esos cárteles, que dice que están encabezados por personas de “buena voluntad” y que no se reconocen como sicarios, han matado, sólo en lo que va de este año, a más de 400 personas, incluyendo dos sacerdotes de su propia diócesis.

La cuenta fue subiendo y llegó a la impagable cantidad de mil pesos. Cuando buscaron a la enviada de Mocken ya se había retirado, fue entonces que la camarera empezó a navegar por el salón con la comanda en la mano. Quienes la vieron, aseguran que era como una réplica de la visita a los ‘siete templos’ en Semana Santa. Con toda la pena del mundo se apersonó con el ex alcalde de Juárez que aún permanecía en una de las mesas y le hizo saber que “su enviada” se había ido sin pagar la cuenta del servicio. “¿Cuál representante?…

Esta decisión ha generado una inevitable discusión política, sobre todo porque el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien se encuentra en primer lugar en las encuestas, ha declarado que va a cancelar el proyecto.

Pero la campaña recién empieza y a partir del viernes, se cree, es un nuevo juego. El antes y después del inicio de campaña se ha convertido en uno de los grandes hitos de la contienda. Bajo esta racional, se considera convencionalmente que López Obrador, como ha sucedido en las dos elecciones previas, irá perdiendo competitividad porque va a cometer los mismos errores que en el pasado…

Prometer no empobrece pero en un país donde se ha abusado hasta el hastío de la buena fe de los mexicanos, sí resulta insultante. Para empezar no me sorprende la flaca o nula memoria de los contendientes que replican como demagogos las mismas promesas de hace 18 años. Por qué no fueron capaces o no quisieron hacerlo  desde las posiciones de influencia que han tenido a lo largo de su vida política; por qué habríamos de creerle ahora?,  se les hace fácil o chistoso  por el simple hecho de ser candidatos presidenciales?. Ninguna de las promesas vertidas en estos primeros días de campaña es nueva…

La razón por la cual Andrés Manuel López Obrador parte en esta campaña con una ventaja que aparenta ser mucho más real que en los comicios de 2006 y 2012, es esa ruptura, escenificada en el propio PAN con la salida de Margarita Zavala, y respecto al PRI, en la insistencia de Anaya en el castigo a sus predecesores priistas (de los que fue a su vez aliado en los primeros años de gobierno), que tendrá repercusión electoral porque aleja el potencial voto útil priista de Anaya.

En voz del candidato oficial, José Antonio Meade, se trata de ir para adelante o para atrás. En esta idea binaria, el aludido es Andrés Manuel López Obrador, quien no se ha dado por aludido.

Tiene una microempresa sin más empleados que él; consigue algo de clientes casi de puerta en puerta o entre viejos amigos; le da de comer… hasta el día en que tiene que pagar impuestos. Me dijo, desesperado: “Debo veinte mil pesos y ya no hallo qué hacer. Voy a ir a bañarme de gasolina y me voy a prender fuego delante del SAT. Ya no aguanto”. Me tranquilizó cuando lo vi desesperado por otro problema grande al que no le hallaba cuadratura; y me tranquilizó porque no porque no le hallara cuadratura sino porque la opción que me planteó fue ir a prenderse fuego. Vocación de bonzo, pensé. En las dos ocasiones nos animamos juntos y lo vi recuperar el buen ánimo.

En efecto, nada pudo cambiar. No obstante que la acusación y los acusadores le repugnaban, Poncio Pilatos consintió con ellos. En ese tiempo el poder político imperial en mucho se parecía al poder divino celestial. Era absoluto por ilimitado. Nada tendría que explicar, justificar, razonar, convencer o disculpar para salvar o para matar a este o a cualquier otro hombre. Pero, de la manera más inexplicable, esa mañana, por única vez en la historia, Roma fue miedosa y se volvió impotente. Cedió su poder por unos cuantos minutos y eso la ha cuestionado por toda la eternidad.

El Peje es blanco principal de una inclemente guerra sucia cuyas armas son videos adulterados, fotos alteradas, noticias falsas y calumnias. PejeLeaks.org, cuyo diseño parece obra de profesionales, acusa sin pruebas a López Obrador, su familia y colaboradores de corrupción, nepotismo y conflictos de interés. Su misión, dice el sitio anónimo, es mostrar al mundo la “faceta más oscura y desconocida” del fundador de Morena. Otros sitios tratan de ligarlo con los carteles.

El tema central de las campañas será absorbido por los candidatos presidenciables, lo veremos en las pautas que el INE ha establecido con estricto apego a la norma electoral. Los candidatos a senadores y diputados tendrán poco espacio para contender por un minuto en radio y televisión, serán relegados pero no olvidados en ese contexto. En cuanto a la elección local, para elegir presidente municipal, diputados del congreso del estado y síndicos, pasarán desapercibidos en la madre de todas las batallas político electorales de México. En este tenor, la elección presidencial tendrá como discurso principal el de la corrupción. Andrés Manuel López Obrador, con un fondo verde de vegetación, hace el compromiso de quitar el fuero para…

Los políticos saben, sin embargo, que las promesas electorales no tienen que ser cumplibles: lo importante es lograr el voto. Los electores conservadores de la Ciudad de México se sienten huérfanos tras la deserción del PAN y están buscando quién les prometa prohibir no solo las adopciones sino los matrimonios entre homosexuales, la prostitución y el aborto.  

Andrés Manuel López Obrador es como este último, ante sus cada vez mayores inconsistencias e incongruencias. Siguiendo con la sátira, podríamos decir que “es un chivo en cristalería”. Ya lo he dicho, no se puede ser juarista y cardenista, pues las ideologías de estos presidentes fueron totalmente contrarias.

Llegamos a la elección con un profundo hartazgo ciudadano por un país mal gobernado, metido en una botella y lanzado a su suerte en los mares de la tempestad sin saber rumbo y destino ni en qué puerto va a encallar. Los mexicanos buscan un líder en quién confiar y del cual no avergonzarse ante el mundo, como ocurre en la actualidad. Llegamos a una elección con alrededor de 22 millones de electores indecisos, que necesitan información, datos duros, propuestas, escenarios, episodios y reflexiones…