De

Opinión

Las primeras activistas de los derechos de la mujer “no eran socialistas, es decir intervencionistas, sino libertarias”. Defendían los derechos iguales de la mujer y la idea que “el sexo era un asunto sobre el que el Estado no tenía nada que decir”. La reivindicación de los derechos de propiedad, independencia económica e igualdad ante la ley del liberalismo británico puso “la primera piedra para la eliminación de todos (los) privilegios machistas”.

Andrés Manuel López Obrador suma a su alianza al conservador PES e incorpora como candidata de Morena al Senado a la periodista Lilly Téllez, quien en 2014 fuera burdamente buleada por sus elogios al presidente Enrique Peña en una entrevista con varios colegas. (“¿Cómo fue usted tan, pero tan valiente para lograr esto?”, preguntó la conductora).

El viernes 19 de enero fue un día de locuras. Los alzados con expediente en mano, pedía e incluso exigían su registro como precandidatos. Muchos tiradores y una sola posición. Algunos muy conocidos (quizá demás) y otros demasiado desconocidos no solo entre la elite partidista del tricolor, sino de la misma sociedad. El expediente en mano, cambiaba de caratula, en lugar de diputado o diputada ahora era la sindicatura, los nombres para las regidurías aún no se sueltan, pero será (eso suponemos) el premio de consolación…

Pero ha habido una diferencia sustancial. Mientras que en el PAN, para la candidatura presidencial, se eliminó a todos los contendientes de Anaya, incluso llevando a Margarita Zavala a renunciar al partido y buscar una opción independiente, y sin permitir que compitieran figuras perredistas del calibre del jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, en la Ciudad de México, por decisión del propio Mancera, se realizó un proceso relativamente abierto entre tres aspirantes reconocidos, donde se comprobó que se podía competir internamente sin insultos, ni agravios y con capacidad constructiva.

Pero en Acapulco, lo que habrá es un anarquismo distinto. No es el inspirado por la izquierda radical, sino por la nueva derecha global. La ideología es la misma, y se deriva de un término griego que significa “sin autoridad ni poder”, pero ya no es, como históricamente sucedió, una de las corrientes del socialismo, donde el marxismo ocupaba a la izquierda en las sociedades más industrializadas, mientras que en países con menos desarrollo económico, lo que predominaba era el anarcosindicalismo.

El viernes pasado, Frida Ghitis, columnista de The Washington Post, usó las palabras del General para relacionar al aspirante presidencial Andrés Manuel López Obrador con Rusia vía John Ackerman, viejo partidario de AMLO. Para demostrar el tutelaje ruso sobre AMLO, Ghitis, cuyas opiniones no necesariamente representan la línea editorial del emblemático diario, se refirió a la colaboración de Ackerman con Russia Today, la cadena televisiva de Vladimir Putin. Ackerman, profesor de la UNAM quien además colabora con Proceso y La Jornada, niega ser agente ruso o de la CIA, epíteto que algunos también le endilgan…

Las empresas privadas han pagado desde hace años costos enormes por las indemnizaciones. Una de las paradójicas consecuencias ha sido obstaculizar la contratación de nuevos trabajadores, lo cual ha favorecido la informalidad laboral.

¿En qué cambió el escenario del narcotráfico con la extradición de El Chapo? Durante los años que estuvo detenido en México, El Chapo no sólo mantuvo la comunicación, en ocasiones muy fluida, con otros capos de su organización, sino que sostuvo, también, el liderazgo del grupo, aunque por obvias razones estuviera alejado de cuestiones operativas. Con los años y luego de su fuga de Puente Grande, cuando permaneció años en la sierra del Triángulo Dorado, su capacidad operativa había ido disminuyendo y quedando en manos de otros liderazgos, desde su socio histórico, Ismael El Mayo Zambada, hasta Dámaso López, El Licenciado, el hombre que lo ayudó a escapar en enero del 2001.

En ninguno de los retenes ha tenido problemas y en sólo uno lo han reconocido. López Obrador ha corrido con suerte, y en los momentos en los que ha pasado por esos tapones criminales carreteros, no hay situaciones de violencia. También ha sido afortunado que los mandos criminales que dieron instrucciones a los retenes, no tuvieran un pensamiento político donde López Obrador pudiera ser un activo para otros fines. ¿Qué pasaría si un jefe narco quisiera generar desestabilización y privar de la libertad a López Obrador? ¿O si quisiera infligir daño mayor y atentar físicamente contra él? Vistas las preguntas en pasado, son retóricas. Vistas hacia delante, obligan a la reflexión, sobre todo, por parte de López Obrador…

Todos estos factores se combinaron para que Mancera – un hombre sin partido ni ideología propia ni identidad política-, alcanzara un pacto con Peña Nieto para ser considerado, llegado el momento, viable candidato externo presidencial del PRI.

Cuando asumió Peña Nieto la presidencia, el PRI gobernaba arriba de 51 por ciento de los mexicanos; en la actualidad gobierna a 43 por ciento. Esta pérdida de poder territorial, a juicio de Anton, es otro factor a tomar en cuenta para entender la baja probabilidad de ganar las elecciones presidenciales. El consultor lo explica a partir de la disminución de aprobación que tiene el PRI, más allá de sus candidatos a puestos de elección popular…

Ahora bien ¿es verdad que la campaña de Meade “no levanta”?. Es demasiado temprano para saberlo, en un sentido u el otro. Es claro que la campaña de la coalición PRI-Verde-Panal, no arrasa con el entusiasmo popular, pero tampoco veo que exista demasiado por la de López Obrador o Anaya. En realidad, será, en el caso de Anaya y Meade, hasta fines de febrero o marzo, cuando ya estén registrados, cuando esas campañas podrán estar en mejores condiciones de despuntar. López Obrador lleva la delantera porque en su candidatura no hay debate alguno, hay disciplina o subordinación total al jefe del partido. Todas las candidaturas son palomeadas por el propio Andrés Manuel. Ahí está la fuerza y la debilidad de Morena…

Qué bueno que la Corte revise la constitucionalidad de la ley. Le debe quedar claro a todo el mundo que la ley se enmarca en los términos de la Constitución. Pero también debe quedar claro cuáles son los principales problemas de seguridad que tenemos y las medidas que son necesario adoptar.

Peña Nieto habló con Videgaray sobre la campaña durante el largo viaje que realizaron a principios de noviembre a Vietnam, donde participó en el Foro de Cooperación Económica de la Cuenca del Pacífico, y le pidió que se metiera en la reorganización de la campaña. De acuerdo con funcionarios consultados, la intervención de Videgaray se está intensificando y existe la posibilidad de que presente su renuncia en la cartera de Exteriores y comience a dirigir la campaña de una manera plena, desde una oficina fuera del PRI.