Home»La Noticia»CARTA A LA PASTORAL.

CARTA A LA PASTORAL.

0
Compartido
Pinterest Google+

Señora Maria Eugenia Arriaga Salomon
Pastoral de la Comunicacion
Diócesis de Saltillo
Saltillo Coahuila, México.
 
Respetable señora ¿Porqué el señor sacerdote que vino de Saltillo a Chihuahua no acompañó  a la señora Marisela antes en su lucha cuando aún estaba viva?  No descalifico su proposito al cual me adhiero, de buscar la justicia y la proteccion al genero femenino en su totalidad, infantes, niñas, adolescentes, jovenes, edad madura, prevejez y vejez, todas ellas merecen de manera incondicional nuestro repeto y consideracion, pero con todo respeto le pregunto: ¿Porque el señor habla de respeto a la Ley y tantas otras cuestiones, cuando él mismo es irrespetuoso de la ley, la quebranta con pleno conocimiento de causa como mexicano, como una persona altamente instruida, como integrante de la jerarquia del Clero Romano, como necesario conocedor por su investidura  como obispo, del contenido de  la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Publico que les prohibe, como a todas las demas Iglesias la celebracion de culto religioso fuera de los templos salvo casos excepcionales previa autorizacion del poder publico cumpliendo con ciertas formalidades y requisitos regulados estos indefectiblemente por la propia ley? ¿Que no sabe el señor o se hace que no sabe que como sacerdote como en los tiempos de los cristeros en el fondo de su actuacion está implícito un acto de confrontacion con el Estado, de provocacion a las Instituciones Laicas, de manipulacion social? El señor  violó con su actuacion  el articulo  8 Fraccion I,  articulo 22 y articulo 24 entre otros de la federal  Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Publico.
El Clero Romano no se ha podido curar la herida de la separacion de la Iglesia y el Estado, ya no estamos en los tiempos de los Reyes en que juntos gobernaban, ya pasó la “Santa Inquisicion” que tantos mexicanos fueron asesinados por el Clero, ya pasó el tiempo de los Cristeros que en el nombre de Dios el Clero asesinó a tantos mexicanos.
Respetable Señora; Busquemos la Justicia con la Justicia, la legalidad con la legalidad y digale por favor al señor obispo con todo mi respeto que hay que dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios, que ya no estamos en los tiempos de Maximiliano, que vivimos tiempos Republicanos Juaristas y que en Querétaro aún está el Cerro de las Campanas.
 
Atentamente y con todo respeto:  Lic. Federico Solano Rivera   federicosolanorivera@hotmail.com

Commentarios

comentarios

Nota anterior

CRECE POBLACIÓN ESTUDIANTIL.

Nota siguiente

APARECE JÓVEN ESTRANGULADA.