Home»Politikkón»CANTAN SU REPUDIO A VIOLENCIA

CANTAN SU REPUDIO A VIOLENCIA

0
Compartido
Pinterest Google+

jovenes1

CIUDAD JUÁREZ.- Cientos de jóvenes católicos salieron a las calles este domingo al celebrarse la Jornada Mundial de la Juventud, y con sus cánticos protestaron contra la inseguridad.

Con este propósito realizaron una procesión del Parque Borunda a la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, para culminar con una misa oficiada por el obispo Renato Ascencio.

jovenes3

Al coincidir con el Domingo de Ramos, la procesión fue acompañada de palmas, cánticos y una representación de la entrada de Jesucristo a Jerusalén montado en un asno,  con jóvenes vestidos con ropajes bíblicos. Una cruz de madera, era llevada en hombros por otros seis.

La marcha fue acompañada por cánticos y danza durante todo el trayecto, lo que retrasó unos 15 minutos el arribo de la procesión a Catedral. Cientos de feligreses que esperaban en el atrio toda vez que los accesos a Catedral estaban cerrados, tuvieron que ser dirigidos a la pequeña Misión de Guadalupe, a una misa oficiada por el párroco Ignacio Villanueva.

-No es fiesta, es reflexión…., los había exhortado el obispo al bendecir las palmas de los participantes en la procesión momentos antes de iniciar en el Parque Borunda.

jovenes2

Durante el trayecto, un grupo musical instalado en una plataforma de tráiler entonó a manera de estrno, entre otros,  el Canto de Pascua 2010 ¨Dignificar es evangelizar¨, que acompañado de un ritmo muy pegajoso, dice así:

El pan del día en nuestra ciudad,

secuestros, asaltos a gran velocidad,

la corrupción que invada al sistema aquí.


Tú y yo sin saberlo, somos parte del cuento,

la misma rutina pa llevar un sustnto,

y los monopolios que viven su vida feliz.


Y hay que trabajar para poder pagar impuestos,

la gente quiere paz, vivir con dignidad.

¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.

¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.


Pero no es tan malo, hay el

solución:

hemos olvidado nuestra gran tradición

de llevar al hermano el mensaje de paz y

de amor.

Pues Dios ha dejado en nuestro gran corazón

el apostolado, presbiterio de amor.

Somos constructores en busca de nuestra

misión.


Si Dios le dio a Moisés poder para salvar el

pueblo

y Jesús nos dejó su gran Resurección


¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.

¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.


En nuestras parroquias o sección decanal

la Iglesia unida así debe caminar

sacerdotes y laicos juntos a evangalizar.

Porque todos juntos somos una nación

no importa cultura, la región o el color,

si la vida regimos en la fe, esperanza y el amor.

¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.

¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.


Canto Pascua 2010
Dignificar es evangelizar
El pan del día en nuestra ciudad,
secuestros, asaltos a gran velocidad,
la corrupción que invada al sistema aquí.
Tú y yo sin saberlo, somos parte del cuento,
la misma rutina pa llevar un sustnto,
y los monopolios que viven su vida feliz.
Y hay que trabajar para poder pagar impuestos,
la gente quiere paz, vivir con dignidad.
¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.
¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.
Pero no es tan malo, hay el
solución:
hemos olvidado nuestra gran tradición
de llevar al hermano el mensaje de paz y
de amor.
Pues Dios ha dejado en nuestro gran corazón
el apostolado, presbiterio de amor.
Somos constructores en busca de nuestra
misión.
Si Dios le dio a Moisé poder para salvar el
pueblo
y Jesús nos dejó su gran Resurección
¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.
¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.
En nuestras parroquias o sección decanal
la Iglesia unida así debe caminar
sacerdotes y laicos juntos a evangalizar.
Porque todos juntos somos una nación
no importa cultura, la región o el color,
si la vida regimos en la fe, esperanza y el amor.
¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.
¡Cristo vive! Con Él los derechos me dignifican.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

SE HACE VISIBLE NUEVA FISCALÍA

Nota siguiente

EL VALLE ES UN POLVORÍN