Home»Opinión»CAMPAñA SUCIA Y TORPE.

CAMPAñA SUCIA Y TORPE.

2
Compartido
Pinterest Google+

Por Manuel NARVAEZ./

Estoy comenzado a redactar mi colaboración de esta semana, y la neta me estoy riendo a carcajadas del burdo y torpe show para madrear al peje.

Es tan fácil predecir los pasos de la partidocracia mexicana, que a veces me da pereza contar el final. Pero lo acontecido con el video de la excandidata de Morena a la alcaldía de Las Choapas, Veracruz, recibiendo 500 mil varos para que se los entregara al sempiterno candidato presidencial, la verdad es una joya de lo grotesco digno de comentar.

Ampliamente difundido en los noticiarios de siempre, el mentado material videográfico fue elaborado de una manera tan burda y torpe que apenas si es superado por los escándalos del rancho El Encino, urdido desde las cloacas del despacho panista más influyente de México y, por el autoatentado del exgobernador de Oaxaca, José Murat (padre del actual).

Sin menoscabo del material que ocasionalmente llega a manos de medios informáticos, que contienen imágenes y conversaciones, inéditas y genuinas de hechos ilícitos entre encumbrados personajes de la política mexicana y el empresariado apátrida, éste en particular, el de Eva Cadena, sobresale por el contexto electoral en 4 entidades, entre ellas la de Edomex, y previo a la presidencial del próximo año.

“Las contundentes” imágenes donde una mano, porque el resto del cuerpo no aparece, fue editado, hace entrega de fajos de billetes a la ahora excandidata; con un script muy claro sobre el monto y haciendo énfasis para ser entregado a Andrés Manuel López Obrador, expone el verdadero objetivo del “videoescándalo”: pegarle al tabasqueño.

Estoy convencido de que el exjefe de gobierno de la ciudad de México y dos veces candidato presidencial no es una perita en dulce. Creo que él y la partidocracia azteca representan lo mismo y le han hecho terrible daño al país; sin embargo, no me trago los montajes, ni desestimo la perversidad de la que son capaces coloridos y destintados con tal de allegarse del poder.

Hace un par de meses comenté en otra de mis colaboraciones (Ya estamos en campaña presidencial) de lo que se vendría con motivo de la sucesión presidencial. No es que sea yo NARVAEDAMUS, simplemente basta un poco de memoria y sentido común para diseccionar la política mexicana.

Era muy obvio que ante el crecimiento exponencial de la candidatura de López Obrador, el PRI y el PAN de dejarían ir con todo para frenarlo. Es tan alto el porcentaje de enfado de la población en general con los gobiernos tricolores y albiazules, que el PEJE representa una alternativa natural por deducción.

El mejor ejemplo de esta guerra encarnizada por impedir que AMLO gane la presidencia, es que el PRI y Peña Nieto (con la venia de Josefina) conserven el estado de México, a cualquier precio. Esto explica la desesperación de este par, por cierto aliados por conveniencias, pero separados por estrategias; para confeccionar lo que sea que merme las posibilidades de triunfo del dirigente de Morena.

Como era de esperarse, después de ser desproporcionadamente difundido el video, los dirigentes nacionales Enrique Ochoa (PRI), Ricardo Anaya (PAN) y, hasta el expresidente Calderón, arremetieron duro y macizo en contra de López. Como lo sugerí en mi colaboración anterior Cacería de charales, quisiera ver esa misma fiereza para meter a la cárcel al presidente y a su flota maquiavélica y a los orquestadores del moche legislativo.

Todavía el martes 25 le dieron vuelo al refriteado petate del muerto. Frases como: ´puede alcanzar de 5 a 15 años de prisión´, y otras que la neta, me da pereza reproducir por ser pirotecnia política.

Para colmo de males de los promotores de la DIRTY WAR, la encuesta publicada por Reforma de seguro los puso en la histeria total por que la candidata de Morena, Delfina Gómez, aventaja con el 29% de la intención de voto en edomex; seguida del primer primo de la nación, Alfredo del Mazo (PRI) con 28%; en tercer lugar Josefina Vázquez (PAN) con 22% y, con un raquítico 11% el candidato del PRD, Juan Zepeda.

Habida cuenta de la praxis de la que la oligarquía mexicana echa mano para mantener el poder, no debe sorprendernos que las campañas se mantengan dentro de una letrina.

Si quieren detener al PEJE, hagan exactamente lo contrario de lo que se hizo en la presidencial que llevó a Trump a la victoria. Hasta parecen nuevos, o de plano ya cambien de estrategas, porque son los mismo de hace 20 años.

P.D. Mi abrazo fraterno para la familia Águilar Gil, en estos difíciles momentos.

P.D.2 Se quisieron pasar de roscas. A ver si pegaba lo del ejecutado que supuestamente asesinó a la periodista Miroslava Braech. Dejaron correr los rumores, hasta que les pusieron un alto. De ese tamaño y con ese nivel de perversidad se procura la justicia en Chihuahua.

Commentarios

comentarios

Nota anterior

CHAMAQUEADOS O NO, ES UN DELITO

Nota siguiente

PESO Y DóLAR CANADIENSE CAEN POR TEMOR AL TRATADO DE LIBRE COMERCIO