subscribirse: Textos | Comentarios

ALTO PODER.

0 comentarios

Por Manuel MEJIDO./19 de Junio./

El verdadero triunfador del proceso electoral es, indudablemente, el presidente Felipe Calderón porque, no obstante que interviene cada vez que le viene en gana, no ha sido tocado ni con el pétalo de una rosa, mientras los candidatos y los partidos se han hecho pedazos, especialmente la patética Josefina Vázquez, que en el último debate evidenció su calidad de rijosa, por conocer argumentos que exponer.

Durante el debate del domingo, Felipe Calderón, imprudentemente, se metió en ese ejercicio supuestamente democrático, porque corrigió, a través de Twitter, a Andrés Manuel López Obrador sobre el dinero que se ahorraría evitando los dispendios del Gobierno.

Aún más directamente se entrometió en el proceso el pasado lunes al declarar públicamente que la contienda entre los candidatos del PRI, PAN y del PRD estaba muy cerrada, lo cual contradice todas las encuestas que sitúan a la panista Vázquez Mota en el tercer lugar, pero que le dio pie a López Obrador para seguir esgrimiendo el argumento que se prepara un fraude, como en el 2006.

Hace seis años el consejero presidente del IFE era Luis Carlos Ugalde, un protegido de Elba Esther Gordillo cuya candidatura presentó la maestra ante los diputados, fue acusado de parcial en la elección en la elección presidencial, para ayudar a Vicente Fox que, en un principio, trataba de imponer a Santiago Creel como su sucesor y, después, se vio obligado a apoyar a Felipe Calderón, retrasó el conteo de voto e impidió el “casilla por casilla”.

También se impuso, en esa elección presidencial, para el conteo de los votos a la empresa Hildebrando S.A., propiedad de Hildebrando Zavala Gómez del Campo, cuñado de Felipe Calderón.

Para los comicios del próximo 1 de julio, la misma empresa de filiación inequívocamente panista, iba a ser contratada con el mismo objeto, como si no hubiera en el país otras compañías que se dedicaran a lo mismo y para que el fantasma de la sospecha, que cubrió al proceso de 2006, no siga cubriéndolo ahora, en el 2012.

Por fortuna, el panismo no pudo concretar esa maniobra. Inclusive, AMLO, el miércoles pasado, denunció que había elementos para pensar en un posible fraude. Pero, un día después, Cuauhtémoc Cárdenas rechazó la posibilidad de escenarios violentos en las elecciones de julio próximo.

Los fraudes no se cometen en las casillas: Ugalde

No debe olvidarse que el pasado 7 de junio en una entrevista radiofónica, el exconsejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, declaró que el día de la elección en las casillas “no ocurre nada que no sea la rutina de votar, de contar los votos”. Es decir, que los fraudes no se cometen en las urnas, sino en el interior de las instituciones.

Donde aseguró con tanto énfasis Ugalde que el fraude electoral en los tiempos modernos es cibernético, es que lo sabe de cierto y la mejor posición para que pueda ocurrir algo semejante es en la oficina donde la empresa Hildebrando realizó, y realizará ahora, el conteo de los votos.

Desde que se inició la carrera presidencial, los argumentos políticos de Josefina Vázquez, panista de muy corta carrera que nunca ha tenido ningún cargo de elección popular (como Peña Nieto y López Obrador), han sido atacar a tontas y a locas a los punteros y darle algunos revolcones, también, al empleado de Elba Esther, el abanderado de Nueva Alianza, Gabriel Quadri.

Se han golpeado entre partidos y candidatos, pero los golpes fuertes han provenido desde Los Pinos y del torvo catalán, Antonio Solá, especialista en guerra sucia y en arrojar lodo contra los ventiladores para que se reparta indiscriminadamente entre los adversarios del panismo que quiere permanecer a toda costa en la Presidencia.

Nada se ha dicho, durante el proceso, sobre la llamada telefónica realizada el 10 de octubre de 2010 entre un empleado del IMSS y el director de asuntos corporativos del laboratorio Novartis, Rafael Castro, que puso al descubierto un caso de corrupción que denunciaba la compra de 80 millones de pesos en medicamentos. Todo quedó en el silencio, se despidieron a los empleados menores y siguieron en sus puestos los grandes tiburones. Calderón salió sin mácula de este fraude.

La Secretaría de la Función Pública detectó un quebranto patrimonial en la Secretaría de Educación de 67.3 millones de pesos en perjuicio del ISSSTE cuando lo dirigía Miguel Ángel Yunes.

Fue entonces cuando se confirmó que, para ser Presidente, Felipe Calderón entregó a Elba Esther Gordillo una parte de su gobierno y del país, porque el arreglo que hicieron esos dos personajes a espaldas del pueblo incluía que Roberto Campa Cifrían sería secretario ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública; Miguel Ángel Yunes, director general del ISSSTE; Benjamín González Roaro, director de la Lotería Nacional; y Fernando González, yerno de la maestra, como subsecretario de Educación Básica de la SEP, donde se maneja el más alto presupuesto de la secretaría.

En ningún momento se ventiló este asunto para dañar a Josefina Vázquez que, en su desesperación de verse relegada al tercer puesto de las preferencias electorales, se ha convertido en una rehilete de descalificaciones en contra de Peña Nieto y López Obrador, porque ocupan el primero y segundo lugar de las preferencias electorales, y de Quadri, por ser el candidato de su “querida amiga” como le llama la candidata panista en un video a Elba Esther.

Desaprovechan candidatos abusos del panismo

El 26 de mayo de 2009, en un acto de verdadera violación a la soberanía del estado de Michoacán, desde Los Pinos se ordenó la detención de 11 presidentes municipales (dos del PRD, ocho del PRI y uno del PAN), 16 altos funcionarios y un juez, por elementos de la Policía Federal Preventiva y del Ejército, cuando era gobernador el perredista Leonel Godoy.

A ese acto desafortunado e ilegal en que incurrió la Presidencia de la República, se le llamó “el Michoacanazo”, porque todos los presuntos involucrados salieron libres después de que se les investigó exhaustivamente con el pretexto de exhibirlos como corruptos y ligados con el narcotráfico, para desprestigiar tanto al PRI como al PRD.

Quien salió verdaderamente en malas condiciones de ese operativo ilegal fue, precisamente, la Presidencia de la República pero nada de esto se ventiló entre los candidatos.

El incendio de la Guardería ABC, ocurrido el 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora, provocó la muerte de 49 niños, además, de 79 que resultaron heridos. Las edades de esas criaturas fluctuaban entre los cinco meses y los cinco años.

El director del Seguro Social, que otorgó subrogación (concesión), de la guardería era Juan Francisco Molinar Horcasitas. La beneficiaria de esa “gracia” fue Marcia Matilde Gómez del Campo, casualmente prima de la esposa del presidente Calderón.

Nunca se atacó al inquilino de Los Pinos por ese crimen, que quedó en la impunidad porque el 11 de enero de 2012, la PGR exoneró a Marcia Matilde Gómez del Campo de alguna responsabilidad en el siniestro y de la muerte de los menores.

Molinar Horcasitas símbolo de impunidad

Molinar Horcasitas volvió a ser protagonista de otro escándalo, cuando era secretario de Comunicaciones y Transporte, porque el 10 de enero de 2010 licitó un par de hilos de fibra óptica de la CFE a Televisa y Megacable por un monto de 833 millones de pesos, cuando su valor real era cuatro veces mayor y esas empresas fueron las únicas aceptadas para competir contra nadie.

Ya como despedida, el presidente Felipe Calderón anunció, el 30 de mayo pasado, un proyecto público privado para licitar tramos de fibra óptica con participación del Gobierno federal y el operador que gane la licitación, misma que se otorgará a aquel que cobre menos por el desarrollo de la infraestructura, la cual se instalará en poblaciones donde no la tienen. Viene bajo la sombra de la sospecha.

Sobre los 60 mil muertos que ha ocasionado la guerra mal planeada y caprichosa emprendida por Los Pinos contra el crimen organizado que ha resultado en un todos contra todos, tampoco hubo críticas al Presidente en los debates, no obstante que él tiene abierta filiación panista y trabaja tanto como presidente de la República como presidente del PAN en este proceso electoral.

El más reciente fraude descubierto al gobierno calderonista fue la compra amañada de tres turbinas para operar la central de ciclo combinado Agua Prieta II, en Sonora, por un monto de 121 millones de dólares que, hasta el momento, siguen en la danza de los siete velos sin que haya responsables en la cárcel.

Qué gran suerte tiene el presidente Calderón que no le haya tocado ningún golpe, aunque los tenga bien merecidos, sobre su actuación al frente de la República.

El PAN advierte el riesgo de perder Jalisco

Por el descuido de Emilio González Márquez de sus funciones como gobernador de Jalisco en su intención de lograr la candidatura presidencial (que sabía perfectamente nunca lograría), el Partido de Acción Nacional podría perder ese importante bastión en las elecciones del próximo 1 de julio.

De acuerdo con las encuestas de intención del voto, es Jorge Aristóteles Sandoval, candidato por el PRI y el Partido Verde a la gubernatura jalisciense, quien lleva la delantera con el 45 por ciento; seguido por el abanderado del Movimiento Ciudadano (antes Convergencia), Enrique Alfaro con el 30 por ciento.

En tercer lugar, está Fernando Guzmán, del PAN, con 16 puntos y, en cuarto sitio se ubica el candidato del PRD, Fernando Garza, con seis por ciento.

El trabajo político realizado por el perredista no ha sido fácil, considerando su postura de izquierda que se contrapone con el conservadurismo recalcitrante de Jalisco. Sin embargo, en los últimos días ha reportado un significativo avance en la intención del voto.

Su trabajo en diversos cargos estatales le ubican como una persona cercana a la gente y los recorridos que realiza, de cara a la ciudadanía, le ha valido ser reconocido y aceptado por un gran número de jaliscienses. La tarea de repuntar menos de 40 puntos no es fácil, pero va por buen camino.

* Nuevo presidente de gasolineros

En días pasado, fue elegido por unanimidad Cirilo Tapia León como nuevo presidente de ONEXPO, organización que agrupa a los empresarios gasolineros del país.

Tapia León, que fungió como tesorero de la organización durante cinco años, tiene ahora dentro de sus prioridades el ordenamiento en las instalaciones de estaciones de servicio, en donde más se requieran.

Asimismo, Cirilo Tapia pretende bajar las comisiones bancarias, que actualmente les cuestan al 1.5 por ciento, equivalente al 20 por ciento de la rentabilidad de los centros de servicio.

La experiencia de Cirilo Tapia como empresario gasolinero, indudablemente, lo respalda para dirigir esta importante organización y evitar abusos.

Y hasta la próxima semana, en este mismo espacio.

Comparte!

    Deje un comentario

    Publicidad