Home»Politikkón»ADIóS A LA ‘OREJONA’; MADRID MASACRA A LA JUVENTUS 4-1

ADIóS A LA ‘OREJONA’; MADRID MASACRA A LA JUVENTUS 4-1

0
Compartido
Pinterest Google+

MADRID.- En el Millennium Stadium de Cardiff, el Real Madrid y Juventus se citan con la historia. El club blanco intenta agigantar su leyenda con la conquista de su duodécima Copa de Europa, con el agregado de ser el primer equipo en reeditar el título de la Liga de Campeones. El elenco italiano, en cambio, busca ponerle fin a su racha negativa en finales y conseguir el ‘triplete’ para sellar una temporada fantástica.

Desde el inicio del partido, los dirigidos por Massimiliano Allegri salieron a presionar alto a los hombres de Zinedine Zidane. En menos de 10 minutos, la Vecchia Signora logró poner en peligro dos veces la portería madridista: primero con un remate lejano del argentino Gonzalo Higuaín y luego con otro tiro de media distancia de Pjanic. En ambas, hubo buenas respuestas del costarricense Keylor Navas, sobre todo en el disparo del croata que iba muy esquinado.


La espectacular atajada de Keylor Navas a Pjanic

El conjunto de Turín comenzó con el dominio territorial y futbolístico del partido, aunque poco a poco el Real Madrid comenzó a encontrar espacios y ser más exitoso en las conexiones, forzando a su rival a defenderse. Tal es así que, en la primera ocasión que el equipo español encontró mal parada a la defensa italiana, consiguió abrir el marcador. Cristiano Ronaldo, que jugaba libre por todo el frente de ataque, apareció por la derecha para combinar con Dani Carvajal y rematar cruzado abajo, un tiro inalcanzable para Gianluigi Buffon que decretó el 1-0 a los 19 minutos.

Cristiano Ronaldo celebra el primer gol de la final de la Champions League (Reuters)

Cristiano Ronaldo celebra el primer gol de la final de la Champions League (Reuters)

La desventaja obligó a la Juventus a ir por el empate, adelantar sus líneas y hostigar nuevamente al Real Madrid. Tras una maravillosa recuperación defensiva, llegó un espectacular gol de Mario Mandzukic. Recibió de Higuaín, dominó la pelota con el pecho y definió de chilena por encima de Navas. El partido se puso 1-1 en menos a los 26 minutos. Los equipos jugaban a la altura de uno de los partidos más importantes del mundo.

El primer tiempo se cerró con el Real Madrid como dueño del balón y la Juventus defendiéndose muy cerca de su área. El desarrollo de la etapa inicial fue muy parejo, cambiante. El trámite del complemento es incierto.

Mario Mandzukic fue el autor del empate en el final de la Champions League (Reuters)

Mario Mandzukic fue el autor del empate en el final de la Champions League (Reuters)

En el arranque del complemento, se mostró un poco más ambicioso el Real Madrid, que mostró mayor fluidez con Luka Modric y Toni Kroos más alejados de la posición de Casemiro. La Juventus cedió terreno y entregó la pelota, para intentar agarrar a su rival desprevenido, aunque corriendo el riesgo de sufrir más ataques.

Ese claro dominio del Real Madrid se capitalizó a los 15 minutos del segundo tiempo. El brasileño Casemiro, que acompañaba uno del ataque y estaba posicionado en tres cuartos de cancha, se animó a ejecutar un remate lejano. La pelota se desvió en Khedira y terminó dentro de la portería de Buffon.

Y el equipo de Zidane no perdona. Aprovechó que su rival estaba adormecido y fue por el tercero. Luka Modric presionó arriba y recuperó el balón la Juventus saliendo. Se combinó con Carvajal y tiró un centro al primer poste, donde Cristiano Ronaldo anticipó a los centrales italianos y marcó el 3-1. A la Juventus, que solamente había recibido tres goles en toda la competición, el Real Madrid le encajó la misma cantidad en un sólo partido.

Allegri mandó a la cancha al juvenil francés Mario Lemina en lugar del argentino Paulo Dybala, quien no tuvo una buen actuación. Además, ingresó Juan Guillermo Cuadrado, que tuvo un partido fatídico: se fue expulsado por doble tarjeta amarilla -injustamente- a seis minutos de haber ingresado.

El Real Madrid cerró una segunda etapa fenomenal convirtiendo el cuarto gol. Marco Ascensio, que entró en lugar de Toni Kroos, se encargó de marcar el 4-1 y decretar la aplastante victoria del Real Madrid, un equipo que logró superar un primer tiempo parejo y jugó un segundo tiempo excepcional.

El Real Madrid, que disputa su tercera final de las cuatro últimas ediciones del certamen, es el vigente campeón y máximo anotador de la presente edición, con 32 goles en 12 partidos. Su rival, la Juventus, que ya ganó la Liga y la Copa de Italia esta temporada, tiene el bloque defensivo más firme de Europa.

Es un choque de estilos en el que también la historia reciente es muy dispar, ya que el club merengue conquistó sus cinco últimas finales y el equipo italiano es el equipo que más finales perdió, la última de las seis fue en 2015 contra el Barcelona.

Hay igualdad absoluta en el historial. En 18 enfrentamientos, ganaron ocho cada uno y empataron en dos oportunidades. Será la reedición de la final de 1998 que se definió con el gol de Pedja Mijatovic en Amsterdam. Aunque en Cardiff se escribe otra historia. (INFOBAE)

Commentarios

comentarios

Nota anterior

WALMART DEBERá ENFRENTAR UN GRAN PROBLEMA, Y NO ES AMAZON: BLOOMBERG

Nota siguiente

GRUPOS DELICTIVOS ADVIRTIERON DE 'LIMPIA' EN CUAUHTéMOC